LO ÚLTIMO

La historia de LOS CHINOS que le dieron nombre al famoso agromercado holguinero

4 de marzo de 2017

Nuevas investigaciones en El Chorro de Maíta. Reconocimiento del sitio arqueológico y sus materiales (2206-2009)



Además de algunas otras conclusiones “apresuradas” de los arqueólogos que hicieron el descubrimiento y primeras evaluaciones del material encontrado, a los nuevos investigadores les parecía que el material europeo encontrado en El Chorro de Maíta y los objetos indígenas copiando formas hispanas habían recibido poca atención. Tampoco estaban de acuerdo con los primeros estudiosos del lugar, que consideraron poco significativo o importante la convivencia  de los indígenas con los europeos. Esos primeros investigadores, incluso, concluyeron que se trataba de “sitio de contacto”, y por tanto un espacio de vínculo limitado, poco intenso. Para ese criterio se basaron en la poca cantidad de objetos europeos encontrados, o por lo menos menor que las encontradas en otros sitios cercanos, como El Yayal o Alcalá.
Esos criterios antes dichos llevaron a los arqueólogos y expertos descubridores del sitio a considerar El Chorro de Maíta y su cementerio como producto eminentemente indígena, sin hacer (porque no estaban a su alcance), fechados que le certificaran la cronología del sitio.
Después Cuba cayó en la que se considera una de sus más grandes crisis económicas, por lo que no era posible financiar los estudios que merecía el gran descubrimiento. Los arqueólogos descubridores dedicaron sus principales esfuerzos a la construcción del museo de sitio.
 
 
 
Y llega 2006 que fue cuando comenzaron nuevos estudios en El Chorro de Maíta, con el principalísimo fin de valorar la interacción o convivencia entre aborígenes y europeos fuera del cementerio y también las posiciones en que fueron descubiertos los esqueletos y la formación del Área de entierros, (esto último en relación a los otros espacios del área), por lo que ahora se trataba de una investigación general del lugar, y no solo del cementerio.
Se estudiaron los objetos europeos o asociados a estos que se habían conseguido en las excavaciones realizadas anteriormente. También se investigó todo el material no analizado antes, incluyendo las piezas indígenas. 

 
 
 
Los siguientes textos resumen esas investigaciones y sus resultados y ayudan a entender el impacto que esos dichos estudios tuvieron en la comprensión del sitio y la nueva visión sobre el proceso de interacción o convivencia de aborígenes y europeos en El Chorro de Maíta.