LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

15 de marzo de 2017

Calixto García. Biografía. 94


1898, Marzo 27
Raimundo Eguaraz, el hijo del general, muere de tifus cerca de Cacocum. Había llegado a ser Comandante con solo 19 años de edad. (la muerte se produjo casi en el mismo lugar de la manigua donde al general le había nacido su hijo Justo).
1898, Abril (a principios)
Desde que se prevé la posible intervención de los Estados Unidos en la guerra entre Cuba y España, el general García dejó a un lado las acusaciones que hacía al Consejo de Gobierno sobre la injerencia en los asuntos militares y se centró en opinar sobre la necesidad de tener un gobierno formalmente bien organizado, considerando que el desconocimiento, (no reconocimiento), de los Estados Unidos hacia el Gobierno de Cuba en Armas era por la imperfección de la institucionalidad revolucionaria (y no por algún interés particular de los norteamericanos en Cuba). Para tener ese Gobierno que pensaba el General que los Estados Unidos reconocerían de inmediato, Calixto exige que se convoque a una Asamblea: “una gran convención a la que acudan hombres de todas las ideas, de todas las tendencias, para que de ella nazca el gobierno definitivo de Cuba, que reúna las condiciones que exige el gabinete de Washington”.
1898, Abril 23
EE.UU declara la guerra a España
Finalmente Estados Unidos declara la guerra a España.
Calixto dicta la siguiente circular a sus subordinados:
“General, los momentos son supremos. El enemigo se prepara a abandonar los pueblos del interior y retirarse a los puertos, para defenderse del ataque de nuestros defensores y amigos, los americanos. Ordeno a usted acerque sus fuerzas a los puntos ocupados por el enemigo, haciéndolos tirotear de día y de noche, sin admitir otra transacción que el abandono inmediato del punto ocupado. Cualquiera comisión del Partido Autonomista que se le presente será reducida a prisión y remitida a este Cuartel General con escolta, sea cualquiera la comisión que traiga; pero si se atreviesen a iniciar transacción de cualquier clase con España, aplicará usted la ley que contra los traidores ha dado nuestro Gobierno”.
1898, Abril 24
El general recibe una noticia halagadora: el enemigo ha evacuado las plazas de Jiguaní y Santa Rita. Con celeridad extrema Calixto entra en Jiguaní y visita la casa solariega donde pasó su juventud: se trata del “Tejar Viejo”, ubicado entre Jiguaní y Santa Rita[1].
1898, Abril 26
Calixto: “Favoreceré a los americanos”
En carta a Estrada Palma, el general hace una declaración sorprendente, que pugna con el ideario político que diariamente promulgaba, de acatamiento a las instituciones civiles. Dice: “Favoreceré a los americanos; verdad es que no se han entendido con nuestro gobierno, pero han reconocido nuestro derecho a ser libres e independientes y eso me basta”.



Anterior     Siguiente







[1] En su diario de campaña escribió el general: “El enemigo abandona Jiguaní, pero antes quemó los fuertes y echó al río más de 70 mil raciones de harina, arroz, tocino”.