ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

4 de marzo de 2017

Investigación (2008) Campo Riverón



 

En esa zona (la más cercana al Cementerio) se abrieron unidades: La No. 16 (2 x 2 m) se sitúa 26 m al sureste de la Unidad 3, y la No. 18 (1 x 2 m), a 23 m en igual dirección.
La Unidad 16 se inicia con una capa de suelo arcilloso pardo, algo compacto, con un grueso que oscila entre 0.20 y 0.30 m; removida por el uso del arado. El área muestra intrusiones de material actual, principalmente vidrio y metal, así como gran cantidad de cerámica indígena, restos de fauna marina y terrestre, varios fragmentos de cerámica europea y artefactos indígenas utilitarios y ornamentales.
Objetos rituales u ornamentales de piedra. Ídolo en proceso de elaboración, 46 mm de largo. Unidad 16. El Chorro de Maíta.
Objetos rituales u ornamentales de piedra. Objeto con incisiones, 22 mm de largo. Unidad 16. El Chorro de Maíta.
Objetos de origen europeo encontrados en la Unidad 16, Campo Riverón. Izquierda, objeto de vidrio de 12 mm de largo. Derecha, parte de un cascabel de metal de 24 mm de diámetro. Excavaciones 2007 – 2009. El Chorro de Maíta.
En esa Unidad se colectó un ídolo en elaboración (no terminado), y  otras varias piezas ornamentales; también se encontró un fragmento o parte de un cascabel europeo.
A unos 0.20 m de profundidad del área se inicia un estrato (capa 2) de suelo pardo rojizo, oscuro, algo compacto y con piedras de material calizo; con elementos intrusivos en sus primeros 0.10 m.
La capa 3 comienza a unos 0.50 m y se hace estéril entre 0.60 y 0.70 m. Parece ser el suelo base en esta área y en él se localiza la huella de un poste, de 9 cm de ancho y 14 cm de largo, que alcanza una profundidad de 0.37 m. (Siguiente imagen)
 
La Unidad 18 repite la misma estructura estratigráfica pero con un reporte muy bajo de materiales.
Según Reinel Riverón (comunicación personal 2008), la actual superficie de terreno de todo el Campo Riverón no es original pues se ha perdido parte del sedimento inicial por el arrastre de las lluvias y el trabajo agrícola. Aún así en la Unidad 16 es evidente la gran cantidad de depósitos de materiales indígenas y europeos. Los objetos ornamentales y rituales en fabricación, indican la existencia en ese lugar de un espacio o taller de labor artesanal. La huella de poste pudiera ser parte de una estructura constructiva pero el reducido tamaño de la excavación impidió valorar esto. No hay indicios de manejos mortuorios. Reinel Riverón informó, además, el hallazgo de dos individuos enterrados a menos de dos metros al norte de la Unidad 16, y otros dos al norte de Unidad 6.