LO ÚLTIMO

Historia de Holguín

La aldea a la mano (Holguín, Cuba)

16 de mayo de 2012

José H. Beola, el último de los capitalistas afortunados de Gibara.

Por: Enrique Doimeadios


En el enlace se puede oír al  historiador de Gibara Enrique Doimeadios narrando la historia de don Pepe Beola

Don ­José Homobono­  Beola­ y­ Valenzuela ­fue ­un ­personaje­ al que se habrá de tener en cuenta  cada vez que se narre la historia ­de­ la­ Villa­ Blanca­ durante­ el­ último cuarto ­del ­siglo XIX ­y­ los ­siete­ primeros ­lustros­ del ­siglo ­XX.

Nacido ­en­ Gibara,­ según ­su­ propia ­confesión ­el­ 13­ de ­noviembre­ de 1850;­ fue  bautizado ­en ­la ­Iglesia­ Parroquial de­ San­ Fulgencio­ de ­esta­ villa. Era­ hijo­ natural­ de ­Don ­José  Ignacio­ de­ Beola­ y­ Ustoa,­ nacido en­ Coro, ­Venezuela,­ de­ padres­ españoles­ establecidos en ­aquel­ lugar. Y de la gibareña Doña Cecilia Valenzuela de Banegas y Díaz. (Esta mujer nunca supo quiénes fueron sus padres; recién nacida dejaron la niña en el portón de entrada de la ­casa­ de­ la­ familia Valenzuela ­en­ Gibara. Estas personas la acogieron, ­criaron ­y­ dieron­ apellido ­pero consignando­ siempre­ que ­había­ sido­ una ­niña­  expósita).

Pocos­ meses­ después ­del­ nacimiento de­ José ­ Homobono­ sus­ padres contrajeron ­formal­ matrimonio­ eclesiástico­ y­  legitimaron­ al hijo  ­que ­ya ­tenían.

El­ padre de Beola se ­dedicó durante­­ mucho ­tiempo ­al comercio,­ y­ al­ morir ­­de cistitis catarral­ crónica cuando había cumplido 60 años de su edad, el­ 16­ de­ febrero ­de­ 1876,­ sólo dejó­ como ­bienes­ una ­casa­ gravada­ en ­hipoteca­ que fue­ valorada­ en 6000­ pesos. ­De­ acuerdo­ con­ sus ­hermanos­ Don­ José Homobono ­se­ encargo  ­de ­redimir ­la­ hipoteca ­y­ conservar ­la­ casa­  familiar.

El­ 19­ de Febrero ­de­ 1883­ José Homobono­ Beola contrajo ­matrimonio­ eclesiástico­ en ­la parroquia ­de­ San­ Fulgencio ­con­ Doña­ Cecilia­ Tauler y­ Benítez, ­vecina­ de  Gibara. Él­ aportó ­bienes­ al­ matrimonio­ por valor­ de­ 15 ­000­ pesos;­ mientras­ que­ su­ cónyuge no ­hizo ­aporte­ alguno.­ Para­ esta­ época ­Beola era­ condueño ­de ­la­ casa­ comercial­ denominada Beola­ y Compañía.  

Leer además: Restauran Museo de Arte colonial de Gibara. (Esta bella casona gibareña fue la vivienda principal de José H. Beola)

Hombre ­muy­ bien ­relacionado;­ trataba­ con­ casas­ comerciales­ de­ Alemania ­y­ de­ los Estados ­Unidos,­ además­ de­  realizar­ negocios­ con firmas españolas y miembro prominente­ del­ Casino­ Español ­de ­la Villa. 

Fue en­ el­ local­ social­ de­ su ­negocio donde ­tuvo­ lugar­ la­ reunión preparatoria­ para­ el ­inicio ­de ­las ­gestiones­ de­ construcción­  del Ferrocarril ­de ­Gibara ­y­ Holguín,­ proyecto­ que­ fue Beola uno de los que soñó y que viabilizó después ­con­ su­ enorme ­sentido­ práctico­ para­ ejecutar­ empresas­ y­, asimismo, Beola llegó a monopolizar el ferrocarril hasta tener en sus propiedades el ­80,9­% ­de ­las­ acciones. Y como si no fuera suficiente, Beola copó totalmente­ la Junta ­Directiva­ ferrocarriles hasta que esta quedó­ en­­ manos­ de­ sus­ familiares.

Locomotora de Vapor del ferrocarril de Gibara y Holguín

Gibareño­ de ­pura­ cepa,­ en ­los­ distintos ­testamentos­ que­ dictó­ dejó­ aclarado­ que todos­ y ­cada­ uno ­de­ sus ­hijos­ nacieron ­en ­la­ Villa­ y­ fueron bautizados ­en ­la­ Iglesia de ­San­ Fulgencio­ de­ Gibara. A todos los envió a escuelas de Alemania­ y­ de­ los Estados­ Unidos.


Preocupado­ siempre­ por­ el ­brillo­ social ­de ­la­ Villa, es­ posible seguir­ su­ trayectoria a ­través­ de ­las­­ actividades ­del ­Casino ­Español ­y­ sus­ esfuerzos­ para­ lograr ­que  Gibara­ contara ­con ­un­ teatro­ digno­ de­ una ­pequeña­ ciudad. ­Por otra parte en la hermosisima casa­ particular­ de Beola se hicieron las reuniones­  que ­hicieron­  época ­en ­la­ sociedad gibareña­ de­ aquel tiempo,­ (sociedad­ de­ corte ­hispano,­ con­ rasgos de ­cosmopolitismo ­gracias­ a­ su entonces­ favorecido puerto). Beola llegó a ser nombrado cónsul de los Estados Unidos en Gibara. Por tal motivo cuando en 1898 Estados Unidos interviene en la Guerra por la independencia de Cuba y declara la guerra a España,­ Beola ­se­ vio ­en ­una­ situación ­embarazosa,­ pues­ era­ él, también­, uno­ de ­los jefes­ del­ cuerpo­ de ­voluntarios ­de­ la­ Villa.­ 

Su primera reacción fue ponerse al lado de España,  ­y­ cuando pasa ­una ­tropa­ de voluntarios ­marchando­ frente­ al ­edificio ­del consulado,­ arrió la bandera­ norteamericana­  y ­la­ lanzó­ al­ suelo ­para­ que ­los­ voluntarios la pisotearan.­ Unos pocos años después, cuando ya Gibara había sido ocupada por las tropas y estando ­el ­buque­ de ­guerra­ norteamericano Nashville anclado­ en ­la ­bahía, ­Beola­ volvió ­a ­izar ­la­ misma­ bandera­ norteamericana­ en­ el consulado. ­El­ comandante­ Maynard,­ capitán ­del­ buque, ­enterado de­ lo­ ocurrido ­le­ ordenó­ que­ arriara­ inmediatamente­ la­ bandera­ referida y Beola lo hizo,  pero ­tan ­pronto ­el­ Nashville­ abandonó ­las­ aguas ­de ­la­ bahía­ Beola izó la bandera una vez más y siguió desempeñándose como cónsul de los ­Estados ­Unidos.

Asimismo Beola supo ­aprovechar ­al­ máximo ­las ­oportunidades ­que­ brindaba ­la­ guerra­ por la independencia de Cuba en­ un ­lugar como ­Gibara, y más para lo que en verdad era él, un­ capitalista ­emprendedor: Gracias a una serie ­de ­préstamos hipotecarios­ que­ concedió­ sobre­ propiedades inmuebles logró convertirse en el dueño ­de­ las­ mejores fincas­ del­ territorio, tanto que tras­  complicados ­manejos­ obtuvo­ el ingenio "La­ Victoria"­ de los herederos­ de­  Atanasio Calderón ­y­  los ingenios "Santa ­María"­  y ­"El­ Vapor"­ de ­la­ Sucesión Chapman.


Tan­ pronto ­se ­restableció ­la­ paz­ Beola también aprovechó­ al­ máximo las posibilidades que ­la nueva calma le brindaba. Otra vez estuvo en la lista de vecinos importantes, tanto que fue un  telegrama­  suyo­ desde los Estados Unidos el que confirmó­  al alcalde­ de­ Gibara ­la ­llegada al país por ese puerto del primer presidente de la República recién electo, don Tomás Estrada ­Palma. (este suceso ocurrió ­­en­ abril­ de­ 1902). Y como mismo Estrada Palma, otros presidentes ­y­ muchas­ personalidades­ influyentes­ fueron­ sus ­huéspedes­ en­ la­ Villa durante ­la republica.

Los ­protocolos ­de ­la ­notaría­ pública­ de Gibara­ durante ­el­ primer lustro­ del siglo  XX ­están ­llenos­ de ­compras ­hechas ­por ­él ­de­ los derechos de­ pensión  de ­los veteranos­ de­ la­ independencia.­ Este turbio ­negocio­ le ­permitió­ sin­ duda­ alguna aumentar ­considerablemente ­su­ capital

Amigo ­de­ los­ dueños ­del ­Ingenio­ Santa ­Lucía,­ Beola fue­ durante­ muchos años­ su representante­ en­ Gibara. También ­estrechamente ­relacionado ­con ­la familia­ Dumois, adquirió ­junto ­a­ ellos ­propiedades­ territoriales en ­Banes­ e­ hizo ­inversiones ­en ­el central­ Tacajó. ­Sus­ relaciones con ­la ­empresa­ norteamericana­ United ­Fruit Company ­también­ le ­resultaron ­provechosas ­para­ el ­aumento ­de­ su­ fortuna personal.

Por otra parte adquirió muchas ­acciones ­en ­la ­hacienda­ comunera­ de­ San Felipe­ de­ Uñas,­ de ­ahí  su ­interés ­en ­el­ deslinde­ de­ la­ misma, pero esta operación­ que ­no llegó­ a­ ejecutarse­ entonces por ­la­ férrea y valiente ­ ­oposición ­de­ los­ campesinos ­que vivían en­ el ­lugar.

En ­la década ­de­ los­ años treinta ­del ­siglo ­XX ­Beola vivía ­prácticamente­ casi todo ­el ­tiempo ­en ­La­ Habana, ­lugar ­donde ­le alcanzó ­la ­muerte­ el 3 ­de ­diciembre ­de ­1934, ­en ­su ­casa ­de ­la­ calle­  San­ Lázaro­ entre Genios­ y ­Cárcel.­ Sus ­restos­ descansan ­hoy ­lejos ­de ­la ­villa ­en ­la­ que ­hizo ­su­ fortuna;­ lejos­ del terruño ­­que ­a ­pesar ­de ­todo, ­siempre ­amó.

No queda dudas que fue Beola un hombre­ extremadamente­ pragmático y afortunado ­en ­los­ negocios,­ sin embargo no­ tuvo­­ igual suerte ­en ­la ­vida ­familiar: ­Seis ­de ­sus ­nueve­ hijos fallecieron antes­ que  él ­y sus ­hijos ­varones­ no­ dejaron­­ descendencia que ­le ­permitiera­ la­ continuidad ­del apellido.

FUENTES:
ARCHIVO ­DEL ­MUSEO   ­MUNICIPAL ­DE ­GIBARA:
Protocolos ­de­ la­ Notaría ­Pública ­de ­la­ Villa.
Libros ­de­ Actas ­del ­Casino ­Español.
ARCHIVO ­ PROVINCIAL­DE­HOLGUIN
Libro­ de ­Registro­ de­ Ferrocarriles.
ARCHIVO ­DE­ LA ­IGLESIA ­DE ­SAN ­FULGENCIO ­DE ­GIBARA:
Libros ­de ­Bautismos.
Libros ­de­ Matrimonios.
LEMUS­ NICOLAU,­ ANTONIO:­ "Crónicas­ Gibareñas:­ El­ Teatro­ Colonial"
LEYVA ­AGUILERA, ­HERMINIO;­ "Gibara­ y­ su­ Jurisdicción"

LO MAS POPULAR DE LA ALDEA