ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

6 de marzo de 2017

Calixto García. Biografía. 71


1895, Noviembre 18
Entre las ruidosas aclamaciones de sus compatriotas, que le esperan en los muelles de Nueva York, llega Calixto a bordo del trasatlántico francés “Champagne” y lleva consigo un selecto grupo de jóvenes, Carlos García Vélez, Alfredo Arango, Bernardo Soto, Dr. Mariano Alberich.
El general, enfermo y achacoso, está más animado que nunca.
Calixto en Nueva York
Desde fines de 1895 hasta marzo de 1896 el general está en Nueva York. Su casa es lugar obligado para los jóvenes que aspiran a incorporarse a las fuerzas mambisas.
1895, Noviembre 19
En un restaurante de Nueva York lo festejan, preside la mesa el Delegado del Partido Revolucionario Cubano, Tomás Estrada Palma. Calixto, dice en respuesta a los brindis que “quiere preparar una expedición para dar a la guerra en Oriente el mismo empuje que tiene en el Centro y Occidente, donde pelean los granes generales Maceo y Gómez”.
1895, Diciembre 28
El General sale para Tampa, autorizado por la delegación cubana, a disponer de los expedicionarios procedentes de la fracasada expedición de Collazo; lleva cartas del Delegado del Partido para Fernando Figueredo y Teodoro Pérez, pidiendo a ambos que ayuden al General: “No tengo necesidad de recomendárselo, él está recomendado por sí propio a todos los que sostenemos la causa de Cuba”, les dice Estrada Palma.
Compran el vapor “J.H. Hawkins”
Autorizado por Estrada Palma para disponer de cuanto dinero había en caja, el General se entiende en cuanto al número y clase de armamentos, cantidad de municiones, uniforme para los expedicionarios. Lo ordena todo conforme a sus deseos. Pero aún así demora la expedición por falta de barco. Colérico como es su temperamento dice Estrada Palma que dijo Calixto “injusta y violentamente que no marchaba a Cuba porque la Delegación no quería que él fuese”.
De ahí que se decida la compra del “J.H.Hawkins” en 12 mil pesos. Pero el técnico que inspeccionó el barco no informó oportunamente de su pésimo estado.



Anterior  Siguiente