LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

15 de marzo de 2017

Calixto García. Biografía. 99


1898, Junio 1ro
Llega expedición conducida por Joaquín Castillo Duany
Habiendo recibido aviso, el general García parte para Banes, donde había desembarcado la expedición conducida por Joaquín Castillo Duany. Antes había mandado a que fueran a aquel lugar a marcha forzada, a armarse y municionarse, los reclutas que en número de cuatro mil se estaban concentrando para la proyectada invasión a los territorios occidentales.
1898, Junio 6
Causa de la aversión de Lacret Morlot a Calixto




Cuando el general llega a Banes se entera que el prefecto Lacret Morlot había repartido los recursos de boca que trajo la expedición conseguida por la embajada de Calixto a los Estados Unidos. El general solicitó a Gómez que castigara esta indisciplina, lo que desencadenó una profunda aversión del general Lacret contra él, convirtiéndolo en uno de sus mayores detractores en la Asamblea de Santa Cruz (Antes el general García imputó cargos contra Lacret porque a su regreso del departamento Occidental aquel le informó al Jefe de Oriente que esperaba órdenes del General en Jefe para incorporarse a la actividad bélica pero en franco desacato de la jerarquía militar, Lacret marchó a la sede del gobierno. Fue evidente la indiferencia del Gobierno ante esta indisciplina).
En Bijarú, Calixto recibe a uno de sus embajadores a los EE.UU. Carta del General norteamericano Miles pidiéndole una concentración sobre Santiago
Calixto ordena la concentración en Santiago
Ese mismo día el general está acampado en Bijarú y recibe al coronel Charles Hernández, uno de sus embajadores a los Estados Unidos. Este le trae una carta del general Miles, jefe del ejército americano, en la que se le anunciaba el propósito de atacar la plaza fuerte de Santiago de Cuba y le pedía una concentración sobre la misma: “Será un gran auxilio si usted pudiera situar la mayor cantidad de fuerzas en la vecindad de Santiago, para dar a conocer toda clase de información, por señales, ya a la marina o a nuestro ejército. También nos será conveniente si usted empuja y acosa a las tropas españolas, amenazándolas o atacándolas en todos sus puntos, a fin de evitar por todos los medios que le lleguen refuerzos a Santiago. Será ventajoso y excesivamente grato a nosotros que usted tome y sostenga una posición culminante de mando, hacía el este o el oeste de Santiago o en ambos sitios”.
Responde el general García al general Milles y le dice: “Como para mí sus deseos son órdenes que obedezco gustosísimo, tomo las medidas para reunir un número apreciable de fuerzas sobre el punto que Vd., me indica… mis subalternos tienen órdenes de ponerse incondicionalmente a disposición de Vd.”
Inmediatamente el general García ordena la solicitada concentración hacia el territorio de Santiago, a la vez que contramarcha él sobre Aserradero.
1898, Junio 7
Calixto: “Cumplo instrucciones del general Miles que contradicen las de Máximo Gómez. Consulto la conducta a seguir, lo que hago saber al Generalísimo”
Dice el General: “Cumplo instrucciones del general Milles que contradicen las de Máximo Gómez. Consulto la conducta a seguir, lo que hago saber al Generalísimo”. Era la orden de Gómez que los jefes de división de Oriente entregaran el mayor contingente posible de hombres al general Mariano Torres, quien se encargaría de llevarlos a Occidente, pero Calixto optó por utilizar las tropas disponibles para cumplir la solicitud del jefe del ejército de los Estados Unidos de impedir el paso de las tropas españolas desde Holguín hasta Santiago de Cuba.



Anterior                                                          Siguiente