ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

6 de marzo de 2017

Calixto García. Biografía. 73



“(…) desdichadamente Calixto García no se ahogó”.
El embajador español en los Estados Unidos informó del desastre de la expedición de Calixto al Capitán General de Cuba. Al final le dice: “desdichadamente Calixto García no se ahogó”.
Tomás Estrada Palma: “me siento abrumado por el desastre, medio millón de tiros y mil rifles, cañón, etc., todo perdido”.
En el naufragio murieron cinco tripulantes norteamericanos y cinco expedicionarios. Se llamaban estos últimos: Mariano Alberich, Emilio Jallais, (químico francés), Gaetán, (colombiano), Benech y el cabo Gómez, joven bonachón que ni en los momentos de mayor peligro perdió la constante broma.
El acontecimiento produjo una peligrosa escisión en la colonia cubana.





El acontecimiento produjo una peligrosa escisión en la colonia cubana. Se culpaba a Tomás Estrada Palma y al general Calixto García. Gerardo Castellanos dijo que ambos fueron culpables: El Delegado por no ordenar un minucioso examen del barco por técnicos de confianza, el General por salir con tan riquísima expedición en aquel barco viejo y lleno de agujeros, y que para colmo de males, tenía la máquina deficiente.
“Reconociendo los méritos de Tomasito, le devolvieron la confianza”
En una sesión borrascosa, reunido lo más selecto de la emigración, Manuel Sanguily defiende a Estrada Palma y logra acallar las voces que pedían su destitución. En Cuba dijo el Marqués de Santa Lucía, Presidente de la República en Armas: “Reconociendo los méritos de Tomasito, le devolvieron la confianza”.
1896, Febrero 3
“Yo voy a Cuba any how o muero en el camino”
Carta de Calixto a Dolores Poyo:
“(…) nada le digo del naufragio, para qué, hay que volver a empezar y ya he vuelto a hacerlo. Hasta el fin nadie es dichoso. Yo voy a Cuba any how o muero en el camino”



Anterior   Siguiente