ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

17 de abril de 2017

El Papa Francisco en Holguín, Cuba


 

El 21 de septiembre de de 2015 arribó a Holguín el Papa Francisco. Los vecinos de la cidad saludaron al  Sumo Pontífice durante su recorrido hacia la plaza Calixto García. 



Antes del comienzo de la Santa Misa, una imagen de la Patrona de Cuba fue llevada a la plaza por cuatro hombres de Barajagua, el punto que se cree sirvió de entrada a tierra cubana de la imagen de la Virgen de la Caridad que, tras peregrinar por una ruta aun no precisada, terminó custodiada, y custodiando al pueblo cubano, en el Santuario Nacional de El Cobre, edificado en 1927.

 


Para la misa, la Plaza de la Revolución holguinera fue engalanada con un frontis hecho por la arquitecta Ivet Planas que simula las olas de la Bahía de Nipe, donde apareció en 1612 la imagen de laVirgen de la Caridad del Cobre y las costas de Cayo Bariay, por donde llegó a la Isla en 1492 la cruz de la evangelización.

Santa Misa de Francisco en Holguín (Completa): 



En la eucaristía en la Plaza de la Revolución Calixto García, que contó con la asistencia del presidente Raúl Castro y de las principales autoridades católicas del país. Francisco instó a compartir la ternura y misericordia de Dios con los enfermos, los presos, los ancianos y las familias en dificultades.
«Sé que con qué esfuerzo trabaja la Iglesia en Cuba para llevar a todos la Palabra y la presencia de Cristo. Deseo dirigir ahora la mirada a la Virgen María, Virgen de la Caridad del Cobre a quien Cuba acogió en sus brazos y le abrió sus puertas para siempre», dijo en un momento el Vicario de Cristo antes de pedir que ella mantenga su mirada maternal y sus ojos misericordiosos atentos a cada uno de los cubanos, a sus hogares y familias, a las personas que pueden estar sintiendo que para ellas no hay lugar. «Que nos enseñe a mirar a los demás como Jesús nos miró a cada uno de nosotros», sostuvo.
Al hacer el rezo dominical del Padre Nuestro, Francisco pidió que Él conceda la paz y protección contra toda perturbación a los hijos de la Isla. «Concédele la paz y la unidad», afirmó antes de dar paso a la comunión, momento en cual los presentes se dieron las manos.
Al final de la Santa Misa, antes de pedir al jefe de la Iglesia Católica que bendijera a los asistentes, monseñor Emilio Aranguren Echeverría, obispo de Holguín, afirmó que las iglesias de esa diócesis han fortalecido su propia espiritualidad en cuatro pilares: el valor de lo poco, de lo pequeño, de lo anónimo y de lo gradual. Luego de exponer elementos de la identidad de la provincia y la región, Aranguren le dijo a Francisco que ya él marca también la historia de ese pueblo como Misionero de la Misericordia.
Habitantes de Holguín expresan su agradecimiento por la visita de Francisco:




Como lo hizo otro franciacano, Fray Antonio de Alegría hace 230 años, que ascendió la elevación holguinera con una cruz a cuestas, con lo que le dio nombre al lugar, el Papa Francisco llegó a la emblemática Loma de la Cruz para bendecir a la ciudad de Holguín, en lo que constituyó la última actividad oficial de su visita episcopal antes de partir hacia Santiago de Cuba.
Desde la cima del cerro guardián desde donde se divisa esta urbe, de más de 300 mil habitantes, el Santo Padre envió su mensaje de consuelo y compañía a todos los que sufren.
Concluida su bendición y visiblemente emocionado y sonriente, Francisco felicitó al coro infantil  que entonó hermosas melodías en esta  elevación,  aseguró que  cantan muy bien y les pidió a los niños  que no se olvidaran de rezar por él.


El Santo Padre:
En el nombre del Padre, y del Hijo,
y del Espíritu Santo.
Respuesta:
Amén.
El Santo Padre:
La paz esté con todos ustedes.
Respuesta:
Y con tu espíritu.
El Santo Padre:
Oremos.
Padre todopoderoso,
ante quien se dobla toda rodilla
en el cielo y en la tierra
humildemente te pedimos
que mires con bondad
a los hijos de estas tierras
que imploran tu bendición.
Que al mirar la Santa Cruz,
elevada en la cima de esta montaña,
y que ilumina la vida de las familias,
de los niños y jóvenes,
de los enfermos
y de todos los que sufren reciban
tu consuelo y tu compañía,
y se sientan invitados al seguimiento de
Tu Hijo, único camino para llegar a ti.
Que tu amor traiga a todos
tus auxilios divinos
y aumente tus dones espirituales.
Te lo pedimos a ti Padre,
por tu Hijo Jesucristo,
que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo
y es Dios por los siglos de los siglos.
Respuesta: Amén.
El Santo Padre:
El Señor esté con ustedes.
Respuesta:
Y con tu espíritu.
El Santo Padre:
Bendito sea el nombre del Señor.
Respuesta:
Ahora y por todos los siglos.
El Santo Padre:
Nuestro auxilio es el nombre del Señor.
Respuesta:
Que hizo el cielo y la tierra.
El Santo Padre:
La bendición de Dios todopoderoso,
Padre,  Hijo, y Espíritu Santo,
descienda sobre ustedes.
Respuesta:
 Amén


 

A los pies de la loma los holguineros se congregaron para recibir la bendición del Santo Padre:
 
 


Un coro de niños cantó para el Papa durante la ceremonia de bendición: “Por la paz cántalo, por la paz un mundo nuevo lleno de felicidad, por la paz te lo pedimos los niños”.
El Papa los felicitó y les dijo: “no se olviden de rezar por mí”.

El santo padre se despide de Holguín:
 



Al culminar la ceremonia el Papa Francisco emprendió vuelo hacia Santiago de Cuba, donde visitará en la noche la Basílica Menor del Santuario Nacional.
El Jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano fue despedido en el Aeropuerto Internacional “Frank País” por Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros y Julio Cesar Estupiñán, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la provincia.