LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

1 de febrero de 2018

La colección y museo García-Feria de Holguín, Cuba


Por Isaíris Rojas París
      Margarita París Johnson     
      (Esta monografía obtuvo el premio José Manuel Guarch Delmonte)



Eduardo García Feria muestra parte de su colección

Durante los primeros años del siglo XX en el territorio que hoy pertenece a la provincia de Holguín varias personas coleccionaron y exhibieron piezas (arqueológicas, naturales y otras). La mayoría de estos lo hacían con el propósito evidente de divulgar la información que de aquellas poseían o con eldeseo de que los demás vecinos supieran que eran poseedoresde esos objetos, generalmente únicos. Lo útil es que fueran cualquiera de sus intenciones, los coleccionistas tenían fines públicos.

Entre ellos destacan los García Feria, que consiguió conformar una significativa colección y la fundación de un museo conocido con los apellidos del iniciador y padre de la familia, Eduardo García Feria y notablemente enriquecida por dos de sus hijos, José Agustín y Rolando García Castañeda. 

Eduardo es reconocido como el primer y más importantecoleccionista holguinero.  El inicio de su interés por esa labor ha sido fijado hacia 1902. Su colección fue completándose de dos formas, esencialmente: lasdonaciones de piezas encontradas casualmente por personas ahora desconocidas y las excavaciones.

Pepito García Castañeda con unos amigos en su casa museo, 1945. Nótese los al fondo los estantes para la exposición de las piezas del Museo García Feria. (Foto tomada de la colección del Museo Provincial de Historia Natural, Holguín, Cuba


Una característica que diferenció la colección de otras muchas es que el poseedor anotaba todos los pormenores relacionados con las piezas recibidas, siendo la suya una práctica poco común entre los coleccionistas. Sus anotaciones o Catalogación es lo que ha llevado a que a García Feria se le considera un precursor de la Museología cubana. 

De la alta estima que se tenía a la obra de los GarcíaFeria-Castañeda de Holguín dan fe varias de las cartas remitidas por importantes nombres del coleccionismo y las ciencias,que se conservan en el Museo Provincial de Historia de Holguín “La Periquera”. Lo mismo dirigidas al padre que a los hijos aparecen escritos en los que constantemente relucen términos evaluativos de la Colección como valiosa[1], magnífica[2] e invaluable[3]. 

Así le dice Cornelius Osgood a Pepito: “Estoy muy complacido por haber conocido lacolección que Ud. y su padre han organizado, y la considero como uno de los más extraordinarios logros de la arqueología en Cuba”[4].

Y Modesto Roca a Rolando:

“Le imagino trabajando intensamente en la ordenación de sus vastas y magníficas colecciones, haciendo cada día más conocido el nombre de su familiaque tan acertadamente ha sabido reunirlas y presentarlas. En esas regiones han tenido la agradable ocasión de trabajar en un campo poco menos queinexplorado, en el que a cada rato se reciben impresiones muy satisfactorias. Tendría mucho gusto enconocer su museo antropológico, digo arqueológico y el malacológico”[5].

Después que hubieron incrementado la colección, al padre de los García Castañeda le nace la idea de exponer permanentemente sus piezas en la sala de su casa. Entonces sus conocimientos en el campo de la Museología eran totalmente empíricos, por lo que puso a la vista lo que él consideraba más importante. Para que todo el que quisiera pudiera mirar, las puertas permanecían abiertas desde las primeras horas dela mañana y hasta el anochecer.

Para satisfacción de las motivaciones pedagógicas que Eduardo le daba a su exposición, muy pronto los alumnos de las escuelas de Holguín y de otras regiones cercanas comenzaron a asistir. Generalmente los maestros avisaban con anterioridad la intención de visitar el museo. Eduardo los esperaba y les ofrecía lo que hoy se denomina visita dirigida, explicándoles detalladamente todo lo que conocía sobre las piezas de la colección.

Posteriormente y sin abandonar jamás la atención a los niños de las escuelas, el museo superó esos marcos y se convirtió en un centro de obligada visita para muchas personas.

Las cartas conservadas dan fe de la opinión favorable: “[Es] uno de los museos privados de nuestro país, el mejor y más extenso”[6].

Antonio Ponce de León le dice a Pepito:

 “Tenemos siempre la esperanza de visitar su interesante museo en cualquier oportunidad, pues estimamos que instituciones como la sostenidapor usted contribuyen grandemente a levantar el prestigiocientífico de nuestro país”[7].

Eduardo García Feria falleció en 1941. La prensa dela época se hizo eco del reconocimiento popular al fundador del Museo García Feria y personalidades destacadasen el ámbito científico lamentaron su deceso y exaltaron su extraordinaria labor de legar a la cultura cubana y especialmente a la sociedad holguineras una colección colosal.


[1]Carta a José A. García Castañeda de Julián Vivanco, San Antonio de losBaños, noviembre de 1940, en Museo Provincial La Periquera,Colección García Castañeda, Fondo Correspondencia,Documento Número 091.1. Julián Vivanco es el autor de: “El lenguaje delos indios de Cuba”(1946), “Los indios palafíticos de Cuba y los dujos ometates” (1950), “Indología cubana” (1952), “Las raíces de la lingüística indígena de Cuba” (1953) y “Diccionario americanista. Deantropo, fito, zooy toponimias indígenas” (1956). Miembro correspondiente de la Academia de Historia de Cuba en 1951.

[2]Carta a José A. García Castañeda de Antonio González Muñoz,Cienfuegos, 24 de agosto de 1943, en Museo Provincial La Periquera, Colección García Castañeda, Fondo Correspondencia,Documento Número 024.4. GonzálezMuñoz: coleccionista. Delegado de la Junta Nacional de Arqueología y Etnología por la provincia de SantaClara; Delegado del Grupo Guamá en la provincia de Santa Clara. Autor del texto “Asiento Cantabria”.

[3]Carta a José A. García Castañeda de Joaquín García, Nicaro, 19 demayo de 1945, Colección García Castañeda, Fondo Correspondencia,Documento Número 040. García: aficionado a la Arqueología.

[4]Cornelius Osgood, New Heaven,Connecticut, 1 de julio de 1941, Colección García Castañeda, Fondo Correspondencia,Documento Número 036. Osgood: Arqueólogo, obtuvo su doctorado en Chicago en 1930. Fue Conservador de Antropología del Museo Peabody de Historia Natural de la Universidad de Yale entre 1934 y 1973. Con sus expediciones al Ártico, China y Corea proveyó de importantes colecciones al Museo Peabody. Publicó destacados trabajos de los pueblos de lengua atabascana en Alaska, participó activamente en la arqueología venezolana y del Caribe.

[5]Carta a Rolando García Castañeda de Modesto Roca: Guanabacoa, 20de mayo de 1939, Colección García Castañeda, Fondo Correspondencia,Documento Número. 116.2. Modesto Roca: reverendo padre, padre Escolapio; naturalista y profesor de las Escuelas Pías deGuanabacoa. Fue rector de dicho centro entre 1928 y 1930. Miembro de la Sociedad Cubana de Historia Natural Felipe Poey.

[6]Carta a José A. García Castañeda de Augusto Fornagueras. Colección García Castañeda, Fondo Correspondencia,Documento Número. 022.2. Fornagueras: Agrimensor, residente en Pinar del Río; miembro de la Comisión  Nacional  de Arqueología y laJunta Nacional de Arqueología y Etnología. Propietario de una valiosa colección arqueológica privada formada con objetos encontrados en dicha provincia.


[7]Carta a José A. García Castañeda de Antonio Ponce de León y Aymeé, La Habana, 17 de abril de 1945. Colección García Castañeda, Fondo Correspondencia, Documento Número 094.2. Ponce de León: Botánico, director del Jardín Botánico de La Habana entre 1936 y 1961. Ocupó la presidencia de la Sociedad Cubana de Botánica desde su fundación el 14 de juliode 1944 y hasta su muerte. Fue editor de la revista de dicha asociación. Publicó valiosos artículos sobre la Sistemática, en especial de las Gimnospermas. Miembro de la Sociedad Cubana de Historia Natural Felipe Poey.

Breve síntesis biográfica de José Agustín García Castañeda, (Pepito)



Por Isaíris Rojas París
      Margarita París Johnson     
      (Esta monografía obtuvo el premio José Manuel Guarch Delmonte)


En la ciudad cubana de Holguín nació José Agustín García Castañeda, Pepito (1902-1982). Fue uno de los siete hijos del profesor de matemáticas  Eduardo García Feria, y de la ama de casa Mercedes Castañeda Mayasén. El padre influyó en el interés del niño por las ciencias y la madre, según dijo él mimo, contribuyó deforma directa en su disciplina y organización.
Eduardo García Feria
El muchacho creció entre centenas de piezas arqueológicas que su padre había coleccionado y guardado en su casa, (y ello, sin dudarlo, marcó su futuro desempeño).

En su tierra natal Pepito realizó los estudios desde la primaria hasta la segunda enseñanza. Pero la conclusión del bachillerato la hace en La Habana, en diciembre de 1918. El mismo Pepito en sus memorias explicó por así  ocurrió:

Solo me faltaba aprobar una asignatura para ser bachiller, Ciencias Naturales. Pero no encontraba la forma de conseguirlo. En Holguín me suspendió el Doctor Ortiz y el mismo Doctor Ortiz me suspendió en Santiago de Cuba con sus preguntas de anatomía. En Camagüey creí que aprobaría porque el profesor era sordo y por eso en sus clases los alumnos se soplaban las respuestas en voz alta, pero yo no contaba que en el Tribunal había tres profesores.

Me fui para La Habana y le expliqué al Director del plantel mi situación: “solo me falta esa bendita asignatura que para nada me servirá porque yo estudiaré leyes”.

El profesor me ayuda, nada más me hizo tres preguntas en el examen. En botánica la respuesta era la palma real, en zoología, el elefante y en mineralogía,  (ILEGIBLE).

Por eso es que soy Bachiller del Instituto No. 1 de La Habana.

El joven estudiante Pepito García Castañeda
Y cosas del destino. Al correr de los años, de todo lo tanto que tuve que estudiarlas las ciencias naturales me fueron brotando y fui profesor de Botánica, Zoología, Anatomía y de nociones de Geología y Mineralogía en el Pre-Universitario de Holguín.

En 1923 se graduó en Derecho Civil en laUniversidad de La Habana. Ejerció como abogado y notariohasta 1967, aunque continuó en el bufete hasta 1971, fechaen que entregó el local con sus muebles al Estado.

El abogado García Castañeda en su bufete

En 1926 participó en su primera excavación y estudio de un sitio arqueológico en el cerro de Yaguajay y en 1927 se incorporó a las actividades desarrolladas en el museo familiar creado por su padre.

Desde 1936 y hasta 1967 fue profesor del Instituto de Segunda Enseñanza Enrique José Varona, de Holguín. Su preparación empírica le permitió impartir varias asignaturas: Zoología, Nociones deBiología, Mineralogía, Botánica, Anatomía y Geología.


Mi aula en el Instituto de Holguín queda al lado de los servicios sanitarios de las mujeres. No me quejo, digo al sorprendido director, no estoy en el mejor sitio del plantel pero sí en el más cerca al mejor sitio del plantel.
Tomado de las Memorias de Pepito García Castañeda


En 1937 fue nombrado ayudante de museo del Instituto. Bajo su dirección, el Museo escolar se convirtió en el más importante dela ciudad en todo el período republicano.

Su labor en el Museo escolar consistió en la enseñanza de la naturaleza y en relacionar a los alumnos con el medio ambiente local.

Su vocación comomalacólogo la desarrolló junto a su padre y al morir éste en 1941, asumió la dirección del Museo familiar “García Feria” contribuyendo a que la colección familiar se convirtiera en una de las más importantes del país por la riqueza, belleza y variadas especies recolectadas.


A partir de 1945 lo nombran en el cargo honorífico de Archivero Municipal del Ayuntamiento; en esa actividad se desempeñó gratuitamente hasta principios de la década del 70.

En 1973 se trasladó definitivamente al Museo“La Periquera”, donde fue Catalogador Docente e Historiador. Su permanencia por tantos años en ese lugar, le proporcionó la oportunidad de relacionarse con distintos documentos que le ofrecieron una vasta información de la localidad holguinera.

Dr. García Castañeda en su local de trabajo en "La Periquera"

En reconocimiento a sus méritos, el 22 de diciembre de 1967 recibió la Orden Nacional por más de 25 añosde servicio en Educación, que le otorgaron la Central deTrabajadores de Cuba y el Ministerio de Educación. Igualmente el Comité Ejecutivo de la Asamblea Provincial del Poder Popular le entregó el 23 de septiembre de 1981el Hacha de Holguín, máxima distinción de la holguineridad.

En sus memorias dice el siempre polémico Pepito:

Lo que fui en el capitalismo

·  Miembro Titular de la Junta de Arqueología y Etnología de Cuba.

·  Miembro de la Asociación de Arqueólogos del Caribe.

·  Miembro de la Academia de la Historia de Cuba.

·  Miembro de la Asociación de Investigadores Universitarios.

·  Miembro fundador de la Sociedad Cubana de Malacología.

·  Miembro fundador de la Sociedad Cubana de Botánica.

·  Masón Grado 32.

·  Rotario.

·  Fundador del Instituto Pre-Universitario de Holguín donde di clases de Zoología,  Botánica, Anatomía, Nociones de Geología y Mineralogía.

·  Abogado y Notario.

·  Miembro asistente a la reunión de Arqueología en Copán, Honduras.

·  Asistente a la reunión de historiadores de Puerto Rico.

·   Fundador con mi padre Eduardo García Feria, del Museo Arqueológico García-Feria.

·   Fundador del Museo de Historia Natural Carlos de la Torres, de Holguín, donando al mismo el 75 % de sus ejemplares exhibidos.

·   Socio benefactor del Archivo Nacional de Cuba.

·   El Hermano León me dedicó una planta, María Sánchez Pérez, equinodermos fósiles, Aguayo, Clerch y Carlos de la Torre, varios moluscos terrestres.

·   He escrito libros, folletos y artículos para periódicos locales y revistas.

·   Director honorario del Archivo Municipal de Holguín y de su Comisión de Monumentos Históricos.

Pepito García Castañeda murió el 3 de noviembre de 1982,en su tierra natal, donde descansan sus restos mortales. Entonces tenía 80 años de su edad.

El más notable cientifico de Holguín durante el siglo XX a la mano



Por Isaíris Rojas París
      Margarita París Johnson     
      (Esta monografía obtuvo el premio José Manuel Guarch Delmonte)


 Para estudiar la obra de José Agustín García Castañeda es de importancia extrema las colecciones que custodian y conservan distintas instituciones científicas de Holguín, entre ellas, [las más completa], la que está en el Museo Provincial de Historia “La Periquera”.
Esa está conformada por cinco secciones:
Objetos históricos,
Artes decorativas,
Armas,
Arqueología,
Documentos.
La sección Documentos se subdivide en dos Fondos:
Correspondencia, y
Documentos escritos por García Castañeda.
El fondo Correspondencia lo integran 976 cartas dirigidas a Eduardo García Feria y a sus hijos José Agustín y Rolando García Castañeda entre los años 1912 y 1980.
La voluminosa colección de cartas tienen como remitentes a un amplio espectro de autores, entre los que destacan reconocidos investigadores nacionales y extranjeros, funcionarios, intelectuales destacados, y asimismo  profesionales y campesinos que le solicitaban a los García-Feria-Castañeda alguna gestión o le agradecían algo personal.
Todas las cartas son privadas. Por lo general sus contenidos se relacionan con actividades de promoción cultural, publicaciones o investigación científica. Leerlas asombra al curioso por el fuerte intercambio de los destinatarios con autores nacionales e internacionales, e igualmente, con grupos e instituciones culturales nacionales.
También llama la atención las relaciones que tenían con personalidades e instituciones de Estados Unidos, Puerto Rico,Honduras y Alemania.
Felizmente García Castañeda tuvo el cuidado de ordenar la correspondencia recibida; sin embargo, lamentablemente no dejó copia de ningunas de las cartas que envió. Si lo hubiera hecho hoy contaríamos con un material de inapreciable valor para justipreciar con objetividad sus criterios sobre los más diversos temas.
El fondo Documentos escritos por García Castañeda, del Museo Provincial de Holguín “La Periquera”, está compuesto por 886 documentos, en su mayoría escritos por Pepito, incluye temas tan variados como historia cubana, personalidades, cultura, política y economía local holguinera, filatelia, numismática y vitolfilia. Asimismo agrupa buena parte de sus publicaciones, textos inéditos, notas para la redacción de trabajos que nunca llegaron a concretarse y otros documentos.
También otras distintas instituciones culturales de Holguín poseen fondos relacionados con el científico. Entre ellas sobresalen los Fondos: Documentos de José Agustín García Castañeda del Museo Casa Natal de Calixto García, los del Archivo Provincial de Holguín, del Museo de Historia Natural Carlos de la Torre y Huerta y de la Biblioteca Provincial Alex Urquiola.