LO ÚLTIMO

Historia de Holguín

La aldea a la mano (Holguín, Cuba)

23 de octubre de 2011

Con la introducción de la United Fruit Sugar Co. en la zona y después de realizados los estudios cartográficos, fueron los primeros trabajos que se ejecutaron en la zona de Mayari - Guaro, el desbroce de los campos vírgenes, con el objeto de ir ganando en extensión territorial. Recuerdan los más viejos vecinos con cuanta "furia" se talaron los árboles milenarios de maderas preciosas para posteriormente el Departamento de Construcción los aprovechara en trabajos diversos.

Y asimismo, una vez desmontados los bosques vírgenes, la United introdujo y trabajó, quizás por primera vez en aquel despoblado paraje, con retroescabadoras que arrancaron y acunularon la tierra vegetal que trasladaron hasta Preston con el objetivo de utilizarlas como relleno para darle conformación al Batey e ir disminuyendo las zonas pantanosas existentes en el Valle donde lo edidicaron.

La compañía, dueña ya de Punta de Tabaco, donde fabricaron el central azucarero. adquiere, además, otros lotes de terreno  enclavados en distintas fincas limítrofes las unas de las otras,para dedicarlos a campos de caña, potreros, etcétera. En estos lotes esta incluido el terreno en que se emplazará el Batey de Guaro, en el barrio de Santa Isabel, termino Municipal de Mayarí Oriente.





Distrito No 1
Nombre Año Fundación Costo Original Acres

Vigía 1905 $ 350.18 3 12,140.58 m²
Serone 1906 3,798.77 34 137,593.24 m²
1907 888.88 8 32,374.88 m²
1908 3,959.91 35 141,640.1 m²
Juan Vicente 1906 177.37 2 8,093.72 m²
Corua 1915 7,716.25 112 453,248.32 m²
Distrito No 2
Guaro 1906 2,914.43 24 97,124,64 m²
1907 16,428.05 160 647,497.6 m²
Juliana 1905 658.59 7 28,328.02 m²
1906 7,647.22 84 339936.24 m²
1907 15,950.62 178 720,341.08 m²
Mulas 1907 1,801.04 17 68,796.62 m²
Biran 1907 16,543.78 160 647,497.6 m²

UBICACION Y ENTORNO DEL CENTRAL PRESTON (construido por la United Fruit Sugar Co. en Cuba)


La región de Nipe explotada por la compañía norteamericana United Fruit Sugar Co, (donde construyó el central azucarero Preston), limita al norte y al este con el Océano Atlántico, (por toda la costa desde la Ensenada del Viento, en el Cabo Lucrecia, hasta la península de Saetía). En la costa se abre la gran Bahía de Nipe, así como las de Banes, Levisa y Sagua de Tánamo, con áreas pantanosas costeras. Por el sur linda con las estribaciones de la Sierra de Nipe (Sierra Cristal). El límite occidental lo constituye una parte de las alturas de Maniabón, que penetran en el Cabo Lucrecia. La localidad pertenece a la provincia de Holguín, Municipio Mayarí Abajo.

La región Banes - Nipe, esta formada por 2 regiones naturales y se encuentra situada sobre una llanura ondulada, que nace después de concluir las alturas de Maniabón. Toda la costa es alta y limpia, con excepción de su principal Bahía (Nipe) que tiene un litoral bajo y cenagoso y que se encuentra separada del Atlántico por una prolongada lengüeta de tierra que recibe el nombre de Península de Ramón.


Las costas de la bahía de Nipe poseen muchos manglares y ensenadas. Es esta la Bahía más grande de Cuba y una de las mayores del mundo. Su entrada está entre la península de Ramón y la de Saetía, ubicándose más exactamente entre la Punta del Sol al Este y la de Roma al Oeste. La de Nipe es una Bahía del tipo bolsa y alcanza una superficie de aproximadamente 120 Km². Su largo, medido de Este a Oeste, es de unos 25.9 kilómetros y posee un canal de entrada de 71,3 m. Por su gran amplitud y calado el mar interior de la bahía de Nipe permite cobijar en su interior a una gran cantidad de buques; unido a ello su excelente posición estratégica, hizo que en más de una ocasión Nipe resultara codiciada como puerto de importancia militar para el gobierno Norteamericano.

En la cuenca de la Bahía de Nipe, se destacan varios cayos, entre ellos el Obispo y el de Juan Vicente.

Cayo Juan Vicente

La Sierra de Nipe, de relieve suave y ondulado, está ubicada al Sur del actual poblado de Mayarí. Es esta la agrupación de elevaciones más importante de toda la región que fue propiedad de la United Fruit Co.

Las tierras de la región aledaña a la Bahía de Nipe, se encuentran bañadas por múltiples ríos y arroyos que descienden con gran fuerza y caudal desde la Sierra de Nipe, sin encontrase con obstáculos, hasta que desembocan en la Bahía. Por esta razón la hidrografía de esta zona es muy rica.

La Bahía de Nipe absorbe agua de múltiples corrientes dulces, entre los que sobresalen los ríos Centeno, Guaro, Serones, Juan Vicente, Cajimaya, Nipe y Mayarí, (este ultimo se nutre a su vez de importantes afluentes, como son: Pontezuelo, Guayabo y Arroyo del Medio).

El clima de toda la región es subtropical, muy similar al del resto de Cuba. Las temperaturas son moderadas, siendo la media anual en el Cabo Lucrecia de 35 grados centígrados como máximo y de 12 grados como mínimo.

El promedio total de la velocidad de los vientos es de 3,6 metros por segundos.

Las lluvias son comunes en cualquier época del año, aunque son especialmente abundantes en los meses de Abril a Junio, y de Septiembre a Noviembre, llegando en ocasiones hasta Diciembre y Enero.

En varias ocasiones la zona padece de años extremadamente secos, con precipitaciones inferiores a los mil milímetros. Esto, como es obvio, afecta seriamente los rendimientos agrícolas y decreciendo de forma sensible la producción.



Principales características climatológicas.

Lluvia Media Anual: 1050 mm.
Evaporación Media Anual: 2031 mm.
Temperatura Media Anual: 25.7º C.
Velocidad de los Vientos: 16.6 Km. /h (Este).
Presión Atmosférica: 762 mm.


Para leer más sobre la bahía de Nipe haga clic aquí

3 de octubre de 2011

LA PORCIÓN SEPTENTRIONAL DE BANES-NIPE, PROYECTOS DE COLONIZACIÓN DESDE LA COLONIA

 A partir de la información obtenida de: Julio César Urbina
                          
La porción septentrional de la región Banes - Nipe, fue una de las primeras zonas de América, por la que transitó Cristóbal Colón cuando en 1492, realizó su primer viaje al llamado Nuevo Mundo.

El Almirante quedó impresionado por la belleza del paisaje, tanto que anotó en su diario que “ni él, ni mil hombres conjuntamente podrían describir estos bellos puertos y riberas”. (No obstante Colón no “descubrió” la Bahía de Nipe.

Al estallar la primera de las guerras independentistas cubanas, que la historia conoce como Guerra de los Diez Años, por ser de diez años su duración, la región Banes – Nipe fue uno de los escenarios más activo de la lucha. Por la enorme Bahía de Nipe se produjeron varios desembarcos de expediciones militares destinados a apoyar a los independentistas que los españoles llamaron mambises.

Se recuerda con ahínco la espera por la zona del arribo del Mary Lowell, una embarcación que debió llegar a principios de 1869. Es verdad que la expedición jamás llegó pero los jefes militares cubanos concentraron las tropas mambisas de Tacajó, Bijarú y la península de Ramón.

Quien sí llegó por el estero de Canalito, en la propia península de Ramón, el 11 de mayo de 1869 fue la importante expedición del Perrit.

Para referirse a la llegada de una expedición que les traía armas, municiones, medicamentos y hombres los independentistas cubanos decían: "Parió Catana". Leer: Visión mambisa de las expediciones.

Para referirse a que había desembarcado una expedición los mambises cubanos decían: "Parió Catana". Leer más sobre expediciones a Cuba durante la guerra de independencia.

Cuando culmina la Guerra Grande de los Diez Años (en 1878) se realizaron esfuerzos para colonizar las deshabitadas tierras de la región Banes – Nipe. (Era esta el segundo intento, el primero fue un fracaso).

Se circunscribió el plan de colonización a los terrenos meridionales de la Bahía de Nipe, que desde años antes de la guerra habían sido consolidados en un gran latifundio que era propiedad del marqués de Esteva de las Delicias. El marqués traspasó los dichos terrenos a su cuñado Antonio González Estéfani (quien llegó a ser el III Marqués de Esteva de las Delicias). El nuevo dueño en combinación con otro individuo llamado León Crespo, se propuso fomentar la explotación de sus propiedades, para lo cual preparó un vasto plan de colonización.

La elaboración del proyecto fue encomendado a Esteva de las Delicias. Una vez terminado fueron impresas las bases del proyecto y se difundieron ampliamente en la prensa cubana de la época, es ese el documento que se conoce como INDICACIONES SOBRE EL PLAN DE EXPLOTACION QUE LLEVARÁ A CABO LA SOCIEDAD AGRICOLA INDUSTRIAL DE LOS TERRENOS DE NIPE EN SUS PROPIEDADES.


La primera recomendación del marqués a la Sociedad Agrícola Anónima para el trabajo en los terrenos de Nipe fue la colonización de la región con familias blancas, como fórmula para conseguir la fuerza de trabajo indispensable para poner en explotación los terrenos. A quienes aceptaran los colonizadores entregarían gratuitamente tierras para que se trasladaran con sus familias a la región, corriendo a cuenta de la Sociedad Anónima los gastos de transporte. Posteriormente, cuando el campesino llegara a Nipe, según dice la letra del proyecto, se le entregaría una escritura que lo acreditaría como poseedor de media caballería de tierra. Asimismo la Sociedad se comprometía a entregar a los colonizadores los materiales para la construcción de viviendas, así como una yunta de bueyes con los aperos y herramientas que necesitara. Los colonos adquirían la obligación de entregar a la Sociedad Anónima, un pago anual de $ 10.00 por el terreno, y por el dinero anticipado un 6 % anual.

La Sociedad, era el plan, crearía un gran centro fabril, almacenes, escuelas e instalaría un ferrocarril que iría de Juan Vicente a Mayarí con ramal a Platanillo. Pero además de lo anterior o mejor, por encima de lo anteriormente narrado, el centro del proyecto de construcciones lo era un gran ingenio azucarero que, según el plan, tendría características desconocidas en Cuba, ya que trabajaría sin esclavos.

Finalmente el proyecto concluía asegurando que los terrenos se valorizarían enormemente debido a la apertura del Canal de Panamá y que gracias a todas las ventajas ofrecidas. Por lo tanto la Sociedad estaba segura de que lograría llevar a la región un mínimo de 7000 personas.

La Sociedad Anónima -que llegó a estar presidida por el general Serrano, Marqués de la Torre– fracasó en sus quiméricos proyectos, al parecer por falta de dineros. Entonces, porque no se rendían, los autores entraron en relaciones con el Banco Romano de París, para un nuevo financiamiento.


Esta situación permitió que en Francia estructuraran una nueva compañía colonizadora para los terrenos de Nipe, la cual llegó a emitir acciones para levantar un central azucarero que se denominaría París y que se enclavaría cerca del actual poblado de Santa Isabel de Nipe. Todo parece indicar que la nueva empresa llegó a realizar algunas construcciones, pero el reinicio, en 1895, de la Guerra de Independencia, dio también al traste con estos nuevos proyectos.

LO MAS POPULAR DE LA ALDEA