ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

CONVERSANDO SOBRE EL ENTRAMADO URBANISTICO DE HOLGUIN

15 de marzo de 2017

Calixto García. Biografía. 96


1898, Mayo 1ro
Calixto: “Desde el 28 he ocupado la histórica ciudad de Bayamo”





Carta de Calixto a Estrada Palma: “Desde el 28 he ocupado la histórica ciudad de Bayamo, ayudando a los españoles a evacuarla a tiro limpio. Les vamos botando de todas las poblaciones del interior de Oriente y si pretenden quedarse en algunas, se las quitaremos a la fuerza”.
Así, igual, comunica al Vicepresidente de la República que había nombrado interinamente las autoridades civiles necesarias para encauzar y conservar el funcionamiento organizado de los pueblos ocupados, con vistas a que los norteamericanos puedan apreciar la capacidad del gobierno insurgente. Esta atribución, que solo le competía a la dirección civil, la justifica en la necesidad de consolidar por completo y libre de todo peligro, la independencia definitiva.
Llega para entrevistarse con Calixto, Andrew Summer Rowan
Y ese mismo día llega a Bayamo el Primer Teniente del diez y nueve de infantería del ejército americano Andrew Summer Rowan[1], cumpliendo una comisión especial del Secretario de la Guerra de los Estados Unidos. Viene a traer al general García un mensaje verbal de su gobierno, “para saber si las tropas cubanas cooperarán con las americanas en la guerra que se acaban de declarar, cuáles recursos necesitan y en qué forma prestarán la ansiada cooperación”.
Calixto (tal cual era su deber), no remite a Rowan a entrevistarse con el General en Jefe o con el Consejo de Gobierno de la República sino que contestó el mensaje verbal y dispuso que por la costa norte, acompañando al mensajero, salieran el brigadier Enrique Collazo y los tenientes coroneles Charles Hernández y Gonzalo García Vieta, quienes debían exponer al gobierno de los Estados Unidos la situación y necesidades del ejército de Oriente. Antes de marcharse, el general dice a Collazo: “Usted conoce nuestra situación, nuestras necesidades. Necesitaremos, por lo menos, cuatro o cinco millones de cartuchos calibre 43 y un millón de cartuchos máuser, para las armas que tenemos”.
No obstante ese mismo día el General dice al Secretario de la Guerra de la República en Armas: “En el día de hoy ha llegado a ésta el oficial A.S.Rowan, que se dice comisionado de la Secretaría de Guerra de E.U. Ha venido a conferenciar conmigo sobre asuntos del Ejército a mi mando. Lo despacho acompañado del general Collazo y dos ayudantes. Collazo informará al Secretario de la Guerra de E.U., de todo lo que desea saber y me será allí muy útil”.
Esa actitud del General[2], que prescindió de los poderes de la Revolución para decidir qué hacer en relación con Rowan le trajo la animadversión del Consejo de Gobierno (sin embargo, el Consejo de Gobierno fue débil en ese momento histórico y no tomó decisión ninguna, como mismo fue injusto después, en agosto, cuando depuso al general de su cargo de Lugarteniente General).
El coronel Torriente dijo que “García no envió a Rowan ante el Consejo de Gobierno, porque el Gobierno se encontraba en Camaguey y era de todo punto imposible hacer ir hasta allá a dicho mensajero americano quien, por otra parte, había venido a entrevistarse con García y tenía mucha prisa en regresar a los Estados Unidos”. Y es posible que sea cierto, pero el hecho verdadero es que entonces los cubanos dominaban en todo el interior de Oriente y la zona este de Camaguey.
Emilio Roig en su libro “La Guerra Hispano-Cubana-Americana” dijo al respecto: “Esa misión del teniente Rowan envolvía una ofensa y desprecio al Consejo de Gobierno de la Revolución y al Ejército Libertador, al dirigirse no al Presidente de la República en armas, sino al Lugarteniente General García”
Y Gerardo Castellanos en “Historia en Santiago”: “El gobierno norteamericano no había establecido suficiente contacto con el Delegado Palma, ni con el Presidente de nuestra República en armas, ni con Máximo Gómez, sino secretamente con el general García, orillando, con este desleal sistema, el reconocimiento que nos convirtiera en declarados y oficiales aliados suyos”.
Da informe al Secretario de la Guerra de la República en Armas sobre la visita de Rowan
Calixto: sobre la necesidad de organizar civilmente las plazas ocupadas
El mismo día que llega Rowan a Bayamo libre, el general escribe una carta al Secretario del Interior Manuel Ramón Silva en la que da cuenta sobre la necesidad de organizar civilmente las plazas ocupadas. Sobre este asunto dice: “La actual organización en jefes territoriales, jefes de distrito, prefectos y subprefectos, no responde a lo que necesitamos al ocupar las poblaciones… Venga usted pronto, que no tenemos tiempo que perder; el desenlace está cercano y nos va a coger desorganizados si no nos prisa”. Pero el gobierno civil no acudió al llamado del general, sino que le indicó que hiciera lo que creyera más conveniente en los pueblos evacuados, y eso hizo. (Posteriormente su destitución como Lugarteniente General se debió, precisamente, a que el General decidió en el gobierno civil de las plazas liberadas, lo que, según el Consejo de Gobierno, hizo que ya Calixto no tuviera la confianza que antes sí tenía).



Anterior     Siguiente






[1] En 1896, Rowan publicó un libro como resultado de su viaje por Cuba, bajo el título: “The Island of Cuba”. Tal vez por esa circunstancia fue por lo que lo designaron para traer el mensaje verbal al general García.

[2] ¿Estaba dispuesto el Gobierno de los Estados Unidos a sostener conversaciones con el Gobierno de Cuba en Armas?: Si lo hacia entonces, cuando finalizara la guerra tenía que reconocer el Gobierno cubano, y eso se contradecía con sus aspiraciones de adueñarse de Cuba. ¿Por qué el Consejo de Gobierno dejó pasar por alto la usurpación de atribuciones del General al entrar en acuerdos con Rowan?: porque para la fecha personalidades y órganos de mayor representación política ya se habían contraído compromisos por que  conducen al Consejo de Gobierno a ordenar diez días después a los Generales García y Gómez que cumplieran el acuerdo concertado por Estrada Palma de subordinar las fuerzas militares cubanas a los Estados Unidos, manteniendo las cubanas su organización.