LO ÚLTIMO

La historia de LOS CHINOS que le dieron nombre al famoso agromercado holguinero

4 de marzo de 2017

Excavaciones y prospección (2008)



Entre 2008 y 2009 se iniciaron nuevos trabajos en El Chorro de Maíta, que tuvieron como objetivo ampliar el reconocimiento de los campos Riverón y Torres, así como evaluar la conformación del depósito hallado en Campo Moisés y su relación con los espacios inmediatos y potenciales estructuras constructivas y residenciales de aborígenes y posiblemente de europeos.
En Campo Riverón las excavaciones debían reconocer el Área de entierros y su relación con zonas domésticas. En ese mismo campo se buscaba entender el manejo de partes alejadas del cementerio, con una topografía inadecuada para hacer construcciones pero posiblemente útil para labores agrícolas.
Nuevas excavaciones en los distintos campos entre 2008 y 2009. El Chorro de Maíta.
Durante los trabajos se incorporó la colecta de sedimentos para estudios paleobotánicos a fin de caracterizar aspectos del entorno vegetal, valorar manejos agrícolas y localizar especies introducidas por los europeos. En relación con este último aspecto y considerando las experiencias en En Bas Saline (Haití), sobre animales europeos de pequeño tamaño o difíciles de percibir mediante las técnicas de muestreo y estudio tradicionales en zonas con concentración de restos de fauna, parte del sedimento se revisó usando mallas con cuadros de 3 mm. Se prestó especial atención a la detección y ubicación de restos de cerdo, tanto en excavación como en los trabajos de laboratorio.
Continuando la numeración iniciada en los estudios de 2007, y toda vez que la Unidad No. 9 se dividió en dos, la nueva área fue nombrada No. 9 (cuando se mencionen ambas unidades se dirá Unidad No. 9 general). La nueva unidad se nombró No. 10.
La metodología de excavación y registro fue igual a la usada en el 2007. En ocasiones, en los niveles de inicio debió excavarse más de 0.10 m para lograr cierta nivelación del terreno. La tierra fue cernida 10 m al norte de la Unidad No. 9 y 6 m al suroeste de la Unidad No. 10. para ello se utilizó una malla metálica de cuadros de 5 mm y cuando se sospechó la presencia de material de tamaño reducido se usaron mallas de cuadros de 3 y de 4 mm.