ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

CONVERSANDO SOBRE EL ENTRAMADO URBANISTICO DE HOLGUIN

7 de enero de 2017

Centro Comercial de Holguín - EVOLUCION HISTÓRICO-ARQUITECTÓNICA DEL CENTRO COMERCIAL TRADICIONAL DE HOLGUÍN. (V PARTE)



Hasta la mitad del siglo XIX en Holguín no se construyeron edificaciones para usos sociales o para comercios, por tanto fue en las viviendas donde aquellos residieron y también en ellas estaban el hospital, los colegios, los cuarteles, las sociedades e incluso la sede del Gobierno.
Pero hacia esa fecha es que aparecen en Holguín las primeras edificaciones de dos plantas, la de abajo destinada a comercios o almacenes y la alta a habitación de la familia. Pero  no pasaron de fabricarse dos o tres inmuebles de este tipo, entre ellas la casa de Francisco Rondán, actual Museo Provincial La Periquera

 


Frexes no. 198, Museo Provincial La Periquera: La parcela había sido ocupada en sus orígenes por una gallería. Una vez que se construyó el edificio sesionó en la planta alta, a la derecha entrando, el Ayuntamiento de Holguín desde 1869 hasta 1983. En la planta baja hacia la derecha entrando había un comercio nombrado “El Volcán” propiedad de Casiano Labusta y Francisco Rondán este último, propietario del edificio. 

 

Para 1918 “El Volcán” se transformó en “El Nuevo Encanto” y después en la tienda “La Periquera”, de Julio García, más tarde de Luis García, y hacia el lateral izquierdo entrando, el Ten Cent Martínez Pupo S.A., de Rafael Martínez Pupo, este comercio poseía además, una cafetería y dulcería. 

 

Anterior al Ten Cents habían radicado allí la tienda “La Revoltosa” de Rufino González y el entonces moderno “Café Venus” de Portilla y Cuesta que vendía dulces finos y helados. El ala izquierda de la planta alta sirvió después de 1869 como vivienda de algunos gobernadores y posteriormente hasta la década del 50 del siglo XX, para las fundaciones de distintas instituciones estatales y no estatales, como: biblioteca, escuela de ballet, sociedad El Liceo y la Audiencia, entre otros.

Después de La Periquera, la familia Fuentes levanta una segunda casa de dos plantan en el ángulo de las calles Maceo y Luz Caballero que a principio del siglo XX pasa a manos del portugués Manuel Leal y donde muy pronto se instala el hotel Telégrafos. (Esa edificación ya no existe, en su lugar está el centro nocturno El Benny).

Maceo s/n esquina a Luz y Caballero, actual centro nocturno “El Benny”: Casa de vivienda de alto, de madera, tejas y paredes de tapia que originalmente perteneció a don Manuel de Fuentes y en  1900 fue comprada por el portugués don Manuel Leal Viera. Ocupada desde los albores del siglo XX por el hotel “Telégrafos”, propiedad en 1921 de  Francisco Guerra, en 1936 de Manuel González y en 1943 (para entonces Maceo No. 76) del español Francisco Pérez Roy. Desde ese hotel se hicieron las primeras transmisiones comerciales de la radio.
Leer además: La Radio en Holguín
(En 1959 fue Maceo No. 124). En el local radicaba además la Agencia de Ómnibus Aliados S.A. Ruta 34, Santiago-Habana, y allí también funcionó la agencia de los ómnibus Crespi.
El inmueble fue demolido en la década del 80.

Anterior  Siguiente