ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

CONVERSANDO SOBRE EL ENTRAMADO URBANISTICO DE HOLGUIN

3 de enero de 2017

Calixto García. Biografía. 15



1868 (Anterior al 10 de octubre)
Calixto García es comisionado para hacer propaganda revolucionaria por los partidos de la Concepción, Santa Rita y Baire.
Donato Mármol
Donato Mármol (que estaba emparentado con Calixto García y que era hijo de don Raimundo del Mármol, alto oficial del ejército español que había sido gobernador español en Jiguaní, y de la bayamesa Clotilde Tamayo) era el jefe de los conspiradores en Jiguaní.
1868 (Agosto 3)
En este tercer día de agosto del 68, Donato Mármol participó en la reunión de San Miguel del Rompe, donde se acuerda la fecha del levantamiento.
1868, Octubre, 11
Estando en Holguín Calixto tiene las primeras noticias sobre la sublevación de Céspedes
Según Calixto en su autobiografía, en 11 de Octubre estaba en Holguín cumpliendo una comisión de la logia bayamesa a la que pertenecía cuando sorpresivamente, en la noche de ese día el licenciado (Abogado) Castellanos[1]  le avisa que en Yara se había sublevado el ciudadano Carlos Manuel de Céspedes. La misma noche, sigue diciendo Calixto, habló con el Licenciado Belisario Álvarez[2], jefe del Club[3] de Holguín que le ofreció (aseguró) que secundaría el levantamiento de Yara si algún otro pueblo lo apoyaba y con este objeto Calixto salió para Jiguaní a cuyo lugar llegó el 12.
La esposa y los hijos están en el tejar
La esposa, Isabel Vélez, en avanzado estado de embarazo, está en el tejar con los tres niños que le han nacido, una hembra (Leonor Matilde), la mayor, y dos varones, (Calixto Ramón y Carlos Gabriel). Ella tiene 24 años, Calixto 28.
La madre, el padre y el resto de la familia en Jiguaní
En Jiguaní, donde el padre tiene un comercio, están éste y doña Lucía, además de los hermanos de Calixto, dos hembras y un varón enfermo, (“es idiota”, dice Casasús, biógrafo principal del General).
1868, Octubre 13
Levantamiento en Jiguaní
Los conspiradores de Jiguaní reciben un comunicado de Céspedes. Se reúnen en la finca Santa Teresa un centenar de criollos animosos, vestidos y montados a la guajira, armados con machetes Collins. (Solo contaban con 25 ó 30 carabinas y escopetas).
Santa Rita
Abrevan los caballos en el Cautillo, esa sierpe de plata que baña la finca. Aún está amaneciendo. Atraviesan los extensos potreros de Meléndez y el callejón de Ricardo y salen al camino real. Sorpresivamente caen sobre el caserío de Santa Rita a los gritos de ¡Viva la Libertad! Allí sustituyen a las autoridades y continúan sobre Jiguaní[4].
Jiguaní, primer poblado en manos mambisas
En Jiguaní hacen prisionero al Teniente Gobernador don Federico Muguruza de Lersundi, quien era primo del Capitán General de la Isla, y a todos los que en aquel pueblo representaban y defendían al pendón español. Luego ponen los caudales de la Hacienda y el Municipio en poder de Rafael Milanés y Céspedes y continúan sobre Baire, a tres leguas de Jiguaní. Al regresar vienen acompañados de otros 300 sublevados. Todo sucedió en solo nueve horas.
1868, Octubre 18

Los jiguaniceros en Bayamo
Céspedes había decidido sitiar y atacar la plaza de Bayamo. Calixto delega en su primo Manuel Fernández Iñiguez para que desempeñe el cargo de Gobernador Militar y sale a socorrer a Céspedes. Llega y decide asentar a sus hombres en las afueras de Bayamo: el lugar para instalar el campamento lo escoge un militar con experiencia, Máximo Gómez[5].






[1] Joaquín Castellano: uno de los miembros de la junta revolucionaria de Holguín antes del estallido de la guerra.
[2] Belisario Álvarez y Céspedes era primo de Carlos Manuel de Céspedes. Al estallar la guerra traicionó a los conspiradores y se unió a los integristas; tomó parte en la defensa de Holguín cuando el ataque mambí en 1868. Pese a esto fue detenido y enviado a La Habana. Francisco de Camps y Feliú antiguo teniente gobernador de Holguín logró que fuera liberado. Falleció en Holguín a principios del siglo XX. Escribió un libro sobre las haciendas comuneras.
[3] Es interesante que Calixto se refiere a la Logia como Club. Es en su autobiografía cuando por primera vez uno de los conspiradores usa ese término.

[5] Es importante hacer esta referencia, porque es desde ese instante en que Gómez se convierte en maestro de Calixto en las artes de la guerra. Pero asimismo es justo hacer ver que durante todos los primeros años de la guerra, Calixto combate o está muy cerca de los otros oficiales extranjeros que se han unido a la guerra de independencia de Cuba, incluyendo, más tarde, a Thomas Jordán.