ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

19 de enero de 2017

Calixto García. Biografía. 30


1873, Julio 6
Arriba a la costa sur de Oriente la segunda expedición del Virginius con un fuerte cargamento. Con este aporte se benefician las tropas de Calixto.
1873, Septiembre
Ataque de El Martillo
Calixto ataca el poblado y fuerte del Martillo, ocupando gran cantidad de provisiones.
Santa María de Ocujal

El 25 de septiembre El Chato, con una columna de 500 hombres, se aproxima a Santa María de Ocujal, lugar situado en el camino de Velasco a Puerto Padre. Allí lo estaban esperando, emboscadas, las fuerzas cubanas de Santiago, Holguín y Bayamo en número de 400 al mando de Maceo, Leyte Vidal y Mariano Domínguez.
En verdad el Chato no llevaba buenos servicios de exploración y tampoco había tomado las precauciones que el caso aconseja.
El jefe español el Chato sale a perseguirlo

El Teniente Coronel Gómez Diéguez, el Chato, que era uno de los jefes que España tenía en la zona, donde operaban diez batallones españoles, emprendió desde San Andrés, la persecución de los asaltantes del Martillo.



El copo del Chato
Se inicia el encuentro. Las fuerzas de Bayamo hace fuego cerrado, el enemigo pierde el práctico de la vanguardia y se desbanda. Entonces el Chato, lejos de formar en guerrilla y establecer una línea de fuego poderosa con los elementos de su centro, se lanza en impetuosa, ciega y temerariamente a restablecer el orden de su vanguardia quebrantada por el pánico y el implacable fuego cubano. Ese error permitió a García envolver por completo a toda la tropa enemiga, enviando a los hombres de Santiago y de Holguín que ataquen por los otros flancos, copando al Chato[1].
Cae prisionero, gravemente herido, el propio jefe de la columna ya desbaratada.
Fue ese uno de los ataques más sangrientos de todas las guerras independentistas cubanas.
A pesar de que el Chato era un jefe sanguinario, Calixto García tuvo con él atenciones de toda índole, ordenando a su cuerpo de sanidad militar que hiciera esfuerzos por salvarlo. Asimismo Calixto trató con delicadeza a los oficiales y soldados prisioneros, a tal extremo que el teniente Antonio del Rosal escribió en su diario de cautiverio: “el general era culto, hábil y humano”.
No obstante los esfuerzos de los médicos militares cubanos, el Chato no pudo sobrevivir a las graves heridas y murió en el hospital de sangre siete días después.
Coronel Esponda (español)
Otro oficial español que había salido de Holguín con 450 hombres a operar por Ojo de Agua era el coronel Esponda. Este recibió un aviso telegráfico avisándole el desastre sufrido por el Chato. Entonces Esponda salió a marcha forzada al encuentro del enemigo. Cuando llega a Santa María solo encuentra el campo cubierto por un manto negro de aves carniceras (auras tiñosas), que se comen a 158 cadáveres de españoles, putrefactos.
Mientras Calixto con 700 hombres (entre ellos 170 que se le incorporaron en Calderón), estaba en las inmediaciones de Chaparra.
1873, Octubre principios
En las magnificas posiciones que ha escogido, Calixto espera a Esponda y sus acompañantes. Al frente de los que primero chocarán con el enemigo está el brigadier Antonio Maceo. (Como fiera de presa, la caballería acechaba el momento).
Pero el coronel Esponda, hábil oficial que llevaba en su retina la visión dantesca de Santa María, arremetió de frente con valor extraordinario y a paso de carga a la bayoneta rompió la línea cubana y por allí cruzó su columna a la que salvó del desastre. Dejó en el campo más de 150 muertos.
Güirabo, Guaramanao, Uñas, Los Güiros, Jesús María y Güaijaral
Las tropas de Calixto, en esta campaña, además de las acciones narradas, tomaron las trincheras de Güirabo, ubicadas a una legua de Holguín, y destruyeron los caseríos de Güaramanao, Uñas, Los Güiros, Velasco, Jesús María y Güaijaral (actual poblado de San Germán)
Luego el General se dirige al campamento de Bijagüal, en las inmediaciones de Baire, donde finalmente se reunirá la Cámara insurrecta.



Anterior   Siguiente




[1] Porque Calixto copó al Chato, o sea, lo rodeó completamente, esta batalla se conoce como “El Copo del Chato”.