ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

CONVERSANDO SOBRE EL ENTRAMADO URBANISTICO DE HOLGUIN

3 de enero de 2017

Calixto García. Biografía. 04


1839. Principios de julio.

(Doña Lucía viene a Holguín a parir)
Salieron de Jiguaní cuando aún no amanecía.
Viajaban en un silencio total, que solo era roto cuando el fiel palafrenero y custodio azuzaba los caballos que tiraban de la carreta. En la carreta viajaba una matrona joven con ocho meses de su segundo embarazo y una criadilla simpática y asustadiza: Doña Lucía Iñiguez Landín viajaba hacia Holguín, a parir en la casa de sus padres a su segundogénito[1]. 

1839.
4 de agosto
A la hora octava de ese domingo 4 de Agosto, mientras los devotos holguineros iban a participar en la misa, y mientras a una cuadra del lugar donde acaeció el feliz hecho, en la Plaza de Armas holguinera, una banda militar hacía sus acordes, vino al mundo el primero de los varones de don Ramón y doña Lucía.
Pasó a la tradición oral del pueblo que exhausta de las labores del parto, pero feliz cuando pudo estrechar al hijo en su regazo, dijo Lucía: “¿Será soldado este muchacho que nace oyendo redobles de tambor y ruido acompasado de la tropa en marcha?”




Anterior                                                                                     Siguiente




[1] Trece partos tuvo Lucía: Concepción, Calixto, Juan, Leonor, Dolores, Miguel, Pastora, José, Nicolás, Flor, Mercedes, Rosario y Luís. (Dos de los varones murieron pequeños. De Nicolás dijo Casasús que era “casi idiota”.