ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

26 de diciembre de 2016

Entre 1937 y 1940 aumenta la cantidad de grandes concentraciones en el parque Calixto García de Holguín



El parque Calixto García ha sido siempre lugar de grandes concurrencias, pero mucho más entre 1937 y 1940. Durante esos La Periquera acogió el Instituto de Segunda Enseñanza de Holguín y el parque devino prolongación de la escuela… cualquier día y a toda hora en el parque abundaban grupos que debatían sobre los más diversas materias, incluyendo la política. Varios de los estudiantes de entonces, comunes en el parque, alcanzaron celebridad, entre ellos Ibrahím Urbino, prestigioso revolucionario que dirigió la Mil Diez, emisora habanera del Partido Socialista y Rolando Masferrer, que se transformó en un tenebroso asesino que organizó el grupo paramilitar Tigres de Masferrer.

En aquellos años de la década de 1930, además, el Parque sufrió del abandono en que lo tenían las autoridades, no siendo atendido ni siquiera en ocasión de las actividades por el centenario de Calixto García. Pero sí se produjeron transformaciones en su entorno: una de las más significativas fue la inauguración de los servicios de ómnibus locales e intermunicipales, por lo que se incrementan las aglomeraciones de personas en portales y corredores.

 

También atraía mucho público el Café Venus, que el cronista social del famoso “Diario de la Marina”, Pablo Álvarez de la Caña calificó entre los mejores de Cuba. En El Venus, ubicado en uno de los laterales de la planta baja de La Periquera, se le rindió homenaje a Rita Montaner. 

El Café Venus ocupaba el ala izquierda (entrando) de La Periquera
 

Por su parte en 1939 el Liceo comenzó a lucir hermosos adornos para festejar el aniversario 50 de su fundación. En la foto directiva del Liceo en 1940. De pie de izquierda a derecha: Dr. Enrique Leal Torralbas, Mario Gutiérrez Rippe, Dr. Enrique Roca Tauler, vocales: Dr. Juan José García Benítez, vicesecretario: Nicasio Vidal Ramírez y Federico Darna Güira. Sentados: Dr. Rodolfo Antonio Ochoa, Presidente Angel Legrá Heredia y el vicepresidente Marcos Galbis Rubio.

 

Pero lo que en verdad acapara la atención de todos los transeúntes es la inmensa mole de acero y concreto de lo que será el Teatro Infante. Cada uno de sus progresos constructivos despertaba infinidad de  comentarios, sobre todo al concluirse su hermosa fachada art decó e iluminarse con luces de neón.

No faltaron en esos años masivos recibimientos a importantes personalidades y gigantescos actos culturales o políticos. Entre los totalmente musicales destacó la retreta  que en julio de 1936 realizó la Banda del Estado Mayor de la Marina bajo la dirección del maestro Armando Romeu, (esta Banda recientemente había sido laureada con el primer lugar en el concurso internacional de Filadelfia, Estados Unidos, donde se habían presentado más de cien bandas). Y meses después, justo el histórico día del 10 de octubre, los holguineros trajeron desde Manzanillo la Campana de La Demajagua, que fue exhibida frente a La Periquera. Para rendir homenaje al símbolo del grito de independencia de Cuba visita Holguín el Gobernador de Oriente Angel Pérez André y con él la banda militar de Santiago de Cuba. Mientras en el centro del parque tuvo lugar un gran Festival “Crusellas”, en el que participan artistas de la radioemisora CMQ, entre ellos Guillermo Portabales[1].

Connotadas personalidades políticas que recorrían el país durante la década de 1930 también son recibidas en el parque, Fulgencio Batista entre ellos. Después que encabezó el golpe militar del 4 de septiembre de 1933, Fulgencio Batista fue, tal vez, la figura política y gubernamental que más actos e inauguraciones presidió en el parque holguinero y en otros muchos de la región nororiental. Desde sus años juveniles, cuando se inició en Holguín en la vida militar, Batista conocía el parque y su importancia para la ciudad, por eso siempre se esforzó por ganar el apoyo de los holguineros que se reunían allí.

En su visita de 1936 Batista criticó la falta de flores y el estado de abandono en que estaba sumido el parque de Holguín. Y asimismo lo encuentra al año siguiente en que llega acompañando al Presidente de la República, Federico Laredo Brú[2].

El coronel Laredo Brú fue el último de los miembros del Ejército Libertador que alcanzó la silla presidencial en sustitución del destituido Miguel Mariano Gómez. Laredo Brú, entre otras iniciativas populares, legalizó los partidos políticos, prohibidos desde la caída de Machado. De ahí que nuevamente en el parque Calixto García y su entorno volvieran a verse grandes mítines a favor de las corrientes políticas que entonces abrían paso[3].

Holguín es transformó en un pueblo eminentemente seguidor del Partido Revolucionario Cubano (Auténtico) como quedó demostrado el 10 de octubre de 1939 cuando una impresionante masa compacta desbordó el parque y las calles adyacentes para aplaudir y apoyar a Ramón Grau San Martín, líder indiscutible del ya pujante nuevo partido y candidato presidencial para el período 1940-1944. Lamentablemente la tribuna de madera cedió ante el excesivo peso de sus ocupantes y el candidato se fractura una pierna[4].

Finalmente Grau San Martín no ganó las elecciones presidenciales, sino el general Fulgencio Batista. El auténtico que sí ganó las elecciones fue el candidato a la alcaldía holguinera, Dr Juan José García Benítez.



[1] Periódico “¡Ahora!”, p.8; Holguín, 16 de julio de 1978.

[2] Periódico “Diario de Cuba”, p.10, Santiago de Cuba, 21 de  febrero de 1937.

[3] Para la fecha, definitivamente Holguín había dejado de ser el gran feudo Liberal de décadas precedentes.

[4] Grau  San Martín. Periódico “El Pueblo”, p.1.Banes, 11 de octubre de 1939.