LO ÚLTIMO

La historia de LOS CHINOS que le dieron nombre al famoso agromercado holguinero

7 de diciembre de 2016

Camayd - Hilda del Castillo



(Hilda del Castillo. Soprano)
Conocí a Camayd hace muchísimos años, cuando yo trabaja en la hoy inexistente compañía lírica de Matanzas. Él me ayudó mucho al principio de mi carrera. Me invitaba frecuentemente a Holguín y allá me sentía mejor que en mi grupo, en el que había tantos problemas. Estuve en la temporada por en Veinte Aniversario del Lírico holguinero e hice varios personajes: la Velencienne de “La viuda alegre”; la Rosaura de “Los gavilanes” y la Carmita de la “Amalia”. A él también le debo mi primera gira al extranjero: fui con el Lírico de Holguín a Perú en 1987.

De izquierda a derecha: Camayd, Julio Proenza, Náyade Proenza, Marcos de Fuentes e Hilda del Castillo. (La Viuda Alegre, 1979)

Después que vine a vivir y trabajar en La Habana tuve muchos problemas que Raúl me ayudó a resolver desde el mismo Holguín, llamando por teléfono.