ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

CONVERSANDO SOBRE EL ENTRAMADO URBANISTICO DE HOLGUIN

22 de diciembre de 2016

El Parque Calixto García se convierte en el lugar de los discursos políticos



Lamentablemente la República que nació el 20 de mayo de 1902 estuvo bajo el dominio de los Estados Unidos por varias décadas. Discursos similares al de Pepe Torres el día que nació la República se sucedieron hasta el cansancio en el Parque Calixto García. Unos llenos de verdadera emoción, y otros desbordantes de la diarrea demagógica y retórica a la que apelaban los generales y doctores que buscaban los votos en las siguientes elecciones.

Pero entre un discurso y el otro, el parque Calixto García fue para los vecinos el principal espacio para el ocio, la recreación y la cultura que le proporcionaban los encuentros entre amigos y enamorados y las tradicionales retretas.

Y, dígase asimismo, el parque fue tribuna de hombres honestos y causas nobles que generalmente encontraron el respaldo popular. E incluso, al margen de la manipulación bochornosa de los políticos, las celebraciones  del fechario patriótico que allí y en otros sitios de la ciudad se realizaban, sembraron valores positivos en gran parte de la población.

Al observar las viejas y descoloridas fotos tomadas por Ignacio Quesada y otros maestros locales del lente, también La Aldea se emociona viendo los gigantescos desfiles y concentraciones, e igualmente, leyendo las reseñas de los periódicos sobre  los homenajes a patriotas como Martí y  Maceo, a sucesos como los del 10 de octubre de 1868 y el 24 de febrero de 1895.

Calle Maceo, esquina a Martí, en Holguín, Cuba (El solar vacío fue donde en 1913 se construyó el hotel Saratoga)
 
Y qué decir del acto en que un millar de holguineros se reunieron para recibir al entrañable amigo de Martí, Juan Gualberto Gómez o para despedir los restos mortales de Panchito Frexes que acaban de ser trasladados desde Mantua, en Pinar del Río, donde había caído en combate y ahora se llevaban hasta el viejo cementerio local[1].

 


[1] La visita de Juan Gualberto .Gómez fue reseñada por el periódico “El Eco de Holguín”, en su edición del 9 de marzo de 1904. Juan Gualberto aspiraba a una plaza de representante, igual que el holguinero Rafael Manduley, motivo por el cual ambos recorrieron la región oriental. Los liberales organizaron un grandioso  recibimiento que reunió a miles  de personas en el Parque y a lo largo de las calles Libertad y Maceo. Sobre las exequias de Panchito Frexes se puede consultar la revista “Holguín Ilustrado” del 27 de febrero de 1905 o “El Eco de Holguín” del 25 de febrero.