LO ÚLTIMO

La historia de LOS CHINOS que le dieron nombre al famoso agromercado holguinero

7 de diciembre de 2016

Camayd - Germán Pinelli



Germán Pinelli (Locutor extremadamente popular. Por años fue el más importante animador de la difusión cubana, periodista, actor y comediante de gran carisma).

Lo quise mucho como amigo y lo admiré como artista, y más cuando hizo esa obra ciclópea del Teatro Lírico de Holguín. Nadie trabajó tanto y con tanto entusiasmo y con tanto sacrificio como Raúl para lograr que su compañía estuviera en primerísimo fila, al extremo de que podía discutirle el primer lugar al lírico de La Habana o a cualquier grupo de ese tipo.
Lo conocí porque fui amigo de su hermano Emilín, el gran cirujano.
Camayd no era barítono, lo que pasa que en Cuba le dicen barítono y tenor a cualquiera. Él era bajo-cantante, que es una clasificación que hay dentro del canto; pero eso es una cosa técnica, un tecnicismo. Por eso se atrevió con obras del lírico español y con operas. Pero además, tenía una tremenda sensibilidad, una gran espiritualidad, un alto concepto del honor y la amistad; y los que tienen todas esas virtudes y las ponen a contribución del arte son los mejores. Por eso él podía cantar mejor que cualquiera.
Era, además, un descubridor y un gran maestro. Los músicos que encontró por las calles de Holguín pueden ir a cantar a cualquier parte del mundo. Ahora Raúl encontró una chiquilla que estaba estudiando para maestra y él se la llevó para su casa y la enseñó a ser una soprano ligera que es una maravilla, se llama María Dolores Rodríguez y canta una “Francisquita”, de Amadeo Vives, como no se la he oído cantar a nadie.
Y aunque parece que no he estado muy cerca de Holguín, no es verdad, yo he estado muy cerca de esa tierra donde nacieron Camayd y Calixto García, y dentro de su Teatro Lírico. Holguín es la capital más bella de la República, ¡la más bella!!! Y sus mujeres, ¡las más hermosas!!!! Es que en Holguín ¡hasta sus hombres son bonitos!!!