LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

8 de diciembre de 2016

Camayd - Martín Arranz



(Martín Arranz. Fundador y Subdirector del Teatro Lírico)
Raúl en el Parque Calixto García, frente al teatro. El de la izquierda, a quien Camayd estaba mirando en el momento de la fotografía, es su entrañable amigo y mano derecha en el Lírico, Martín Arranz

Hijo menor de una familia numerosa y acomodada era, sin embargo, hombre de una sencillez extrema y pródiga generosidad. De carácter alegre y jovial, enamorado, de bromas permanentes y bien intencionadas, no parecía, por momentos, nuestro director ni una gran personalidad del mundo artístico.
Nunca olvidaré que en una movilización agrícola, ante un esfuerzo físico al que no estábamos acostumbrados, le dije “No te preocupes, Raúl, que siempre salimos bien”. Aquella expresión provocó su risa franca y sincera y después la usó en todo momento para darme ánimo ante cualquier problema.
Ya enfermo, en La Habana grabó un cassette que nos mandó, como si estuviera presidiendo una reunión. Al final de la grabación me dice a mi: “No te preocupes Martín, que siempre salimos bien