LO ÚLTIMO

La historia de LOS CHINOS que le dieron nombre al famoso agromercado holguinero

15 de febrero de 2017

Biografía del Ejército en Holguín, antecedentes



La evolución de las estructuras militares en Holguín durante la República burguesa, están relacionadas con los cambios ocurridos a nivel regional, nacional e internacional.
En los años cuarenta del siglo XX en la ciudad se activó un destacamento que luego devendría Regimiento de la Guardia Rural, unidad aquella que sólo poseían las capitales provinciales. Con ello Holguín alcanzaba una jerarquización militar en la provincia de  Oriente que apuntaba al nacimiento de la posible séptima provincia cubana.
Igual que el Regimiento, en la Ciudad se crearon otras instituciones provinciales como la Universidad del Norte de Oriente, la cárcel y frigorífico provinciales, un departamento provincial de Obras Públicas y otras como el nacimiento de la Hermandad del Norte de Oriente con sede en Holguín, sentaban las bases para que la ciudad alcanzara una preponderancia sobre el resto de los ocho municipios del norte oriental y se propusiera como la futura capital de la Provincia de Oriente Norte[1].
La Aldea propone un recorrido cronológico desde la creación de la Guardia Rural hasta el Regimiento.
En fecha tan temprana como es 1898, el Gobierno Interventor organizó en Holguín una especie de guardia cuyos jefes eran dos oficiales, un capitán y un teniente, más un sargento.
Y el 1ro de Diciembre se creó la Guardia Rural bajo las órdenes del coronel del Ejército de los Estados Unidos, Mr. Dunca H. Hood, gobernador de la ciudad, con la finalidad de que persiguiera los grupos de bandoleros.
“La dicha Guardia Rural estuvo compuesta por un Inspector Jefe del distrito con el grado de capitán, cargo para el que se nombró al coronel del Ejército Libertador Ernesto D. Rossel y Camacho; un segundo jefe con categoría de primer teniente, cargo que ocupó el comandante del Ejército Libertador José Grave de Peralta; un segundo teniente, José Antonio Cardet y un sargento primero, el teniente coronel del Ejército Libertador Luis del Rosal Quesada, y además, 125 hombres”[2].
Posteriormente, en 1901 la provincia de Oriente se convirtió en una Jefatura Militar destinándose a Holguín el  Escuadrón “O”[3]. En ese mismo año se creó la jefatura de la Guardia Rural en la Provincia de Oriente; ésta quedó integrada por cuatro distritos de los cuales Holguín formaba parte como distrito independiente subordinado a Santiago de Cuba.
El aumento de las fuerzas militares en la República obligó a la ampliación de las construcciones destinadas a las tropas y asimismo a hacer cuadras o caballerizas, cuarteles maestres y otras más acorde con las estructuras y fuerzas necesarias a Holguín.
Para 1906 el Departamento de Obras Públicas solicitó los terrenos adyacentes al edificio del Hospital Militar del ejército español (luego Hospital Civil), para allí erigir un nuevo cuartel. La solicitud se fundamentaba en la pequeña capacidad del local donde radicaba la Guardia y la conveniencia de que las cuadras estuvieran algo alejadas del personal, pero el Ayuntamiento Municipal negó la petición[4].

Hospital y su plaza adyacente. La fotografía es de 1944

En diciembre de ese mismo año las autoridades militares volvieron a insistir ante el Ayuntamiento, ahora solicitando que le cedieran el local del Hospital para adaptarlo en Cuartel de la Guardia Rural, y anexarle posteriormente el espacio conocido como Plaza del Hospital, pero por acuerdo del Municipio de 29 de Mayo de ese año se había planificado construir un parque en la citada plaza del Hospital.
----------
Entre 1907 y 1917 funcionó en Holguín el Escuadrón “F” de la Guardia Rural, que contaba con 106 hombres a las órdenes de un capitán quien se apoyaba, para ejercer el mando, en cuatro tenientes, cuatro clases y doce cabos, completándose con una fuerza de ochenta y cinco soldados y ubicados en el antiguo Cuartel de Infantería del Ejército español[5].

Antiguo Cuartel de Infantería del Ejército español

En el mismo año en que el Escuadrón “F” de la Guardia Rural se estableció en el antiguo Cuartel de Infantería del Ejército español y se iniciaron las obras de reconstrucción, mediante proyectos presentados al capitán Luis Moré, Inspector Especial de Artillería del ejército ocupante. Terminado el trabajo para fines de año, el Cuartel comenzó a nombrarse Calixto García, nombre que mantuvo hasta 1960[6].

Capitán Francisco Navarro
En 1917 se estableció en Holguín una Capitanía con puestos fijos en Cacocum, San Agustín, Velasco, Auras y Antilla. El 15 de septiembre de 1918 el Distrito Militar, con sede en Bayamo, se traslada para Holguín, instaurándose la Jefatura del Regimiento No. 9 en el cuartel de la Guardia Rural, antiguo del Ejército Español; modernizado más tarde bajo el mando del capitán Francisco Navarro.
En 1921 el Regimiento fue desactivado y volvió a ser una capitanía bajo el mando del coronel Julio Cepeda.
Más tarde la capitanía se transforma en Comandancia Militar adscripta al Regimiento No. 1 de Guardia Rural “Maceo” con sede en Santiago de Cuba. Al mismo tiempo, separado de  la Jefatura militar de Holguín, pero subordinado al Distrito Militar correspondiente, existió el Tercio Táctico No. 7, ubicado también en el Puesto “General Calixto García”. Entre sus jefes estuvieron los comandantes Erasmo Delgado Álvarez y Arsenio Ortiz Cabrera, más conocido este último como “El Chacal de Oriente”[7].
En 1918, durante la Primera Guerra Mundial, Holguín vivió la primera experiencia republicana del reclutamiento para el Servicio Militar Obligatorio. En aquella ocasión las oficinas de inscripción fueron ubicadas en la casona donde más tarde, en la década de los cincuenta, se situó la mueblería “Le  Varón”, en calle de Luz y Caballero entre las de Libertad y Maceo[8].
A fines de ese año el Presidente Mario García Menocal amplió mediante Decreto, los gastos destinados a la construcción de nuevos campamentos para los Tercios Tácticos y las fuerzas de infantería. Entonces se previeron nuevas ampliaciones del cuartel holguinero, calculadas en 200 mil pesos. El resultado fue un moderno cuartel de dos plantas, de lo que se felicitaban los holguineros.
En 1941 el holguinero Representante a la Cámara, Manuel (Lico) Balán, propone y es aprobada en 1942 una nueva La Ley del Servicio Militar Obligatorio. Esa dicha Ley suscitó interesantes debates en el Consistorio holguinero durante su proceso de aprobación. En la sesión de la noche del 14 de Abril de 1941, correspondiente al segundo periodo deliberativo de la Cámara Municipal se propuso por los Concejales Góngora Rubio y Quintín Garcells que:
“(…) esta Cámara recabe de los Poderes Centrales la no aprobación de la Ley del Servicio Militar Obligatorio propuesta por el Representante Balán, por estimar que ello traería aparejado grandes males económicos, poca equidad en la ejecución y poco provecho para la República”[9].
El Acuerdo No. 4 de ese día consignó dejar sobre la mesa, para ser tratada en otra sesión, la propuesta de los representantes comunistas sobre el “Servicio Militar Obligatorio que se pretende establecer en la República”.
Tres días más tarde, el 17 de abril, el Concejal por el Partido Socialista Popular Quintín Garcells López, volvió sobre el asunto relacionado con la participación de Cuba en la Segunda Guerra Mundial, y propuso una moción verbal “solicitando se le curse un telegrama al Honorable Sr. Presidente de la República para que trate de mantener a Cuba fuera del actual conflicto bélico en Europa”[10]. Sometida a votación la propuesta fue derrotada por diez votos en su contra y siete a favor.
El día 22 se trató nuevamente en la sesión de la tarde, el asunto de la Ley del Servicio Militar Obligatorio, siendo definitivamente rechazada la moción de Garcells, López y Góngora Rubio con diez votos en su contra y cinco a favor[11].
Finalmente aprobada la Ley por el Congreso de la República y sancionada por el Presidente, se inició el proceso de organización del reclutamiento del personal que debía entrenarse para participar en la Segunda Guerra Mundial; el hecho cierto de la declaración de guerra de Cuba al eje fascista y su consiguiente alineación en el bloque aliado, lo que propició el acercamiento a la URSS, y eso es lo que explica la Moción presentada por Quintín Garcells el 25 de mayo de 1942 “pidiendo a la Cámara que se dirija a los Poderes Centrales solicitando el reconocimiento de la Unión Soviética en el orden diplomático y comercial”[12].
Como paso previo a las inscripciones en las Oficinas de Reclutamiento se constituyó en cada Término una Junta Local presidida por el Alcalde Municipal, función que en Holguín fue asumida por el Dr. Juan José García Benítez. Actuaba como Secretario de la dicha Junta el capitán Celestino Ortega, Jefe Militar de la plaza de Holguín. Ortega fue sustituido más tarde por el capitán Francisco Navarro García, Jefe del Escuadrón 44 del Regimiento No. 1 de la Guardia Rural “Maceo”, con sede en Santiago de Cuba[13].
Aunque las inscripciones estaban previstas para enero de 1942, por problemas de organización no comenzaron hasta el 1ro de agosto. El “Diario de Holguín” informó en su edición del 17 de enero de 1942 que el reclutamiento comenzaría tres meses más tarde, mientras que otro periódico holguinero, “Avizor”, dio a conocer el 29 de julio que el sábado día 1ro de Agosto se daría inicio a las inscripciones del Servicio Militar de Emergencia para los cubanos de 18 a 25 años.
En un Artículo del historiador Juan Albanés Martínez, publicado en 1954 en el periódico “Norte”, habla de la fuerte campaña de propaganda que se le hizo a las inscripciones a través de la prensa y también mediante miles de “preventivos” repartidos en las ciudades y campos, firmados por el Alcalde y el Jefe del Escuadrón 14. (Escuadrón que más tarde fue ampliado y convertido en el Regimiento No. 14 del Servicio Militar de Emergencia).
Para organizar el proceso de reclutamiento, el Ministerio de Defensa Nacional remitió a los mandos de los regimientos y escuadrones del Ejército, la Instrucción No. 10, la cual estableció los plazos y edades de la inscripción en las oficinas correspondientes, que en el caso de Holguín estaban ubicadas en la sede del Escuadrón 14 en la calle Maceo esquina a Cuba. La mencionada Instrucción fijó además los plazos que se extendieron, luego de varias dilaciones, desde el 1ro de agosto de 1942 al 31de marzo de 1944. Los bloques de edades se distribuyeron en tres grupos:
Primer Grupo: de 20 a 25 años.
Segundo Grupo: de 25 a 35 años.
Tercer grupo: de 35 a 50 años[14].
El 15 de septiembre de 1942 el Presidente Batista prorrogó por 15 días el plazo de las inscripciones en el Servicio Militar Obligatorio del primer grupo etario. El primero de septiembre de 1943, el Jefe del Escuadrón 14 de la Guardia Rural informó mediante las páginas de “El Grito del Pueblo” el inicio de las inscripciones de los que cumplían 20 años hasta el 31 de octubre y en febrero 1944 el propio jefe, capitán Navarro García, alertó que las inscripciones del tercer grupo vencían el 31 de marzo. A su vez, el Órgano de la Cámara de Comercio de Holguín, el periódico “Continente Americano”, al informar sobre el comienzo de las inscripciones en agosto de 1942 destacaba que la provincia de Oriente sería la que haría mayor aporte al Servicio Militar Obligatorio con 11 917 hombres y señalaba: “El Instituto Cívico Militar que se levanta en La Pantoja será adaptado para el Cuartel Militar en Holguín”[15].
El Regimiento 14 del Servicio Militar de Emergencia Obligatorio funcionó en el terreno de la “La Pantoja”, nombre con que se conocía al lugar donde construyeron tanto el Instituto Cívico Militar, como el Puesto “General Remigio Marrero Álvarez” y fue un centro de entrenamiento para alistados mediante un curso que duraba cuatro meses”[16].
Puede afirmarse con toda certeza que la existencia del Regimiento 14 del Servicio Militar Obligatorio, a partir de 1942 y su situación en los terrenos donde se estaba construyendo el Instituto Cívico Militar, permitió también la construcción del Puesto “General Remigio Marrero Álvarez” en esos mismos predios, siendo colindantes. La construcción de este cuartel se inscribe dentro del esfuerzo de guerra desarrollado por el  gobierno del Presidente Batista.


[1] Los términos municipales del Norte de Oriente que estaban incluidos en la propuesta de la nueva provincia eran Antilla, Banes, Gibara, Holguín, Mayarí, Puerto Padre, Sagua de Tánamo y Victoria de las Tunas.

[2] Marilú Uralde Cancio. Guardianes del Orden en Cuba 1898-1902. Instituto de Historia de Cuba. p.28

[3] Marilú Uralde Cancio y otros: Regimiento # 7 de la Guardia Rural. Instituto de Historia. Inédito, p.2

[4] Archivo de Historia Provincial de Holguín: Fondo Gobierno Municipal. Legajo 1, folios 90 y 134.

[5] Juan Albanés Martínez: Guardia Rural entre 1911 y 1917. Colección Juan Albanés. Departamento de Fondos Raros y Valiosos. Biblioteca Provincia Alex Urquiola. Tomo 3, p.9. Publicado en Norte, edición del 20 de septiembre de 1956.

[6] El Eco de Holguín, en su edición del 12 de diciembre de 1907 insertó la siguiente noticia: “El Martes 8, como estaba anunciado, se llevó a cabo la inauguración del Cuartel de la Guardia Rural que bajo la dirección del subteniente Luís Estrada, ha sido edificado en esta ciudad. Asistieron: El capitán de los Estados Unidos y Supervisor del Regimiento No. 3, Mr Dugherty; el Comandante del 11th Infantry, Capitán Kooper; el Teniente Mc. Adams; el Alcalde Municipal Sr. García Leyva; el primer teniente del Regimiento Sr. Santiésteban; los oficiales de artillería del Ejército de los Estados Unidos Mr. Torrey y Mr. Price; el ayudante de Mr. Magoon, Mr. Nelly, Coronel Lora y Capitán Pujadas; y los Tenientes Estrada, Céspedes, Borde y Méndez.”

[7] Al nacer la República burguesa en Holguín existía un escuadrón de la Guardia Rural del cual fueron jefes entre otros los capitanes F. Lores y Maza y el teniente Cristino García. Durante la Segunda intervención norteamericana la ciudad fue ocupada por  el 2º. Batallón, del 11º. Cuerpo de Infantería del Ejército de los EE.UU, mandado por el Comandante James B. Jackson. Ver Revista Azul, Colección de 1918; José A. García Castañeda: la Municipalidad Holguinera. Imprenta Legrá. 1955. p.111 y Juan Albanés: La Historia de Holguín, en Periódico Norte. Edición Monumental, correspondiente al 21 de agosto de 1958.

[8] Periódico Norte, 6 de agosto de 1956, artículo de Juan Albanés Martínez: El Servicio Militar Obligatorio en 1942 p.5

[9] Archivo de Historia Provincial, Holguín. Acta de la sección del Ayuntamiento correspondiente al 14 de abril de 1941. Segundo Período Deliberativo. Fondo Gobierno Municipal (1899-1958). Legajo 8. Expediente 147. Folio 19.


[10] Ibíd. Legajo 8 Expediente 148. Folio 8

[11] Ibíd. Legajo 9. Expediente 157. Folio 15.

[12] Ibíd. Legajo 9 Expediente 156. Folio 15

[13] Juan Albanés Martínez: Ob. Cit. p.8.El primero en inscribirse fue el joven Guillermo Llópiz Rojas, hijo del Senador Luís Baire Llópiz y la Representante a la Cámara Angélica Rojas, quien más tarde también llegó a Representante.

[14] “Diario de Holguín”, Edición del viernes 15 de octubre de 1943, p.1
[15] Periódico “Continente Americano”. Edición del lunes 13 de julio de 1942. p.1

[16] “Diario de Holguín”, Edición del 9 de octubre de 1944. p.1