LO ÚLTIMO

Historia de Holguín

La aldea a la mano (Holguín, Cuba)

18 de julio de 2018

Otros holguineros que se reunieron con José Martí en pleno campo revolucionario



Por: María Julia Guerra y Edith Santos

NOLASCO PEÑA OSORIO
Nació en San Andrés el 31 de enero de 1864 y fue bautizado con el nombre de Pedro José Nolasco Peña Osorio, hijo de José Marcelino de Peña y María Caridad Osorio[1].
Se alzó el 15 de marzo de 1895 y alcanzó el grado de comandante. Perteneció al Estado Mayor del Regimiento Caballería 2do. Cuerpo, 3ra. División, 2da. Brigada, Departamento Oriental.
El Estado Mayor del Regimiento al que perteneció fue integrado por el coronel Manuel Lechuga de la Torre y los comandantes Narciso Fonseca Batista, Tranquilino Pupo Galiano, Nolasco de la Peña y Federico Ramírez Montaña. Este dicho Regimiento estaba formado por 672 hombres[2].
Se casó con Caridad Peña Hechavarría y tuvo dos hijas: Consuelo y María.
Falleció de enfermedad en San Andrés, Holguín, el 15 de abril de 1899.

JUAN ORO RIVAS
Natural de Holguín, hijo de Miguel y María. Peleó en la Guerra de 1868 e ingresó de nuevo al Ejército Libertador el 26 de febrero de 1895.  Se unió a las fuerzas del coronel José Miró Argenter a quien sirvió de escolta y luego pasó en igual función al servicio del coronel Ángel Guerra Porro. Cuando éste partió a la invasión a Occidente, Oro quedó en el Regimiento Peralta (luego Holguín). Estuvo a las órdenes del general Luis de Feria, con el cual combatió. Concluyó la guerra bajo el mando del general de brigada Manuel Rodríguez Fuentes en el Estado Mayor del Cuartel General de la 4ta. División, 2do. Cuerpo del Departamento Oriental con el grado de subteniente.
En su trayectoria encontramos que a propuesta del capitán Pablo García, por los servicios prestados fue ascendido a sargento de segunda el 16 de mayo de 1895; y el 2 de mayo de 1897, a propuesta del general Calixto García, a subteniente[3].

TEODORICO TORRES
En algunos documentos aparece como Teodomiro. También amigo de Miró Argenter con quien trabajó en el periódico La Doctrina y con él fundó luego el Regimiento Martí. Partió en la Invasión hacia Occidente desde Mala Noche el 3 de noviembre de 1895, con el Regimiento de Caballería Martí. Un mes después, el 3 de diciembre de 1895, fue herido gravemente en el combate de Iguará, en Las Villas. A consecuencias de ello murió y allí fue sepultado[4]. Se le había conferido el grado de comandante
El coronel José González Valdés, en su libro Episodios de la Guerra de Independencia, narra:
Nuestra caballería, acosada por el nutrido fuego de fusilería que casi a quema ropa recibía de un enemigo que por frente tenía la protección de cercas alambradas y por la retaguardia el tupido bosque, se rehizo un poco y animado por las bélicas notas de toque de carga de nuestros clarines, se lanzó sobre las líneas enemigas.
(…) recibió los despojos de aquel joven holguinero cuya última postura fue objeto de discusión, pues mientras unos opinaban que debía enterrarse “mirando hacía Oriente”, su tierra natal, donde su joven esposa y su tierna niña lo esperaban con anhelo, otros defendíamos que debía quedar en posición de mirar hacía Occidente, por ser esa situación en que le sorprendió la muerte, ser el más vivo deseo que a todos nos animaba a llegar  hasta esa parte de nuestro territorio y porque ni muerto debíamos inferirle la ofensa de dejarlo dándole la espalda al enemigo. Triunfó esta última opinión y el Comandante Teodomiro Torres, caído al comenzar la jornada, quedó enterrado con la cara hacía occidente, cerca del río Jatibonico, en fértil tierra villareña”[5].

PABLO GARCÍA ÁVILA
Se unió a José Miró Argenter en Mala Noche el 24 de febrero de 1895 para servirle de práctico, por lo que inferimos que era uno de esos hombres fuertes de campo, probablemente nacido o residente en el lugar del alzamiento y conocedor de todos los caminos de la zona de Holguín, Tunas y Bayamo. A esa conclusión hemos llegado por dos razones: al tomarle filiación a los holguineros, el 9 de mayo de 1895, en Altagracia, Martí anota en su Diario: “Pablo García, el práctico sagaz”[6], y un día después dice el Apóstol:  “De Altagracia vamos a La Travesía (…) Al ir llegando, corrió Pablo una novilla, negra, de astas nacientes, y la echa contra un árbol, donde, a vueltas, le van acortando la soga“[7].
Participó en la invasión a Occidente con el regimiento de caballería Martí. Luego regresó a Holguín y se incorporó al de infantería, del que era fundador. Allí concluyó la guerra con el grado de teniente coronel.
Por los datos que nos ofrece en su libro Roloff, conocemos que los padres se llamaban Ramón y Ana, pero en las parroquias de Holguín no hemos encontrado la partida de bautismo.
Al concluir la guerra compró una finca cercana al poblado de Buenaventura y la bautizó con el nombre de su hija: Irene.

FRANCISCO DÍAZ (PANCHO)
De este patriota únicamente conocemos lo que anotó Martí en su Diario. El día 9 de mayo quedó dicho: “Con sus holguineros se alberga allí [Altagracia] Miró, que vino a alcanzarnos al camino; de aviso envió a Pancho Díaz, mozo que por una muerte que hizo se fue a asilar a Monte Cristo, y es práctico de ríos, que los cruza en la cresta, y enlazador y voceador de puercos, que mata a machetazos”[8].
Más adelante en sus anotaciones del día siguiente, dice Martí: “Gómez toma del cinto de un escolta el machete y abre un tajo, rojo, en el muslo de la novilla.- ¡Desjarreten esa novilla!” Uno, de un golpe, la desjarreta, y se arrodilla el animal mugiendo: Pancho, al oír la orden de matar le mete, mal, el machete por el pecho una vez y otra: uno más certero, le entra hasta el corazón; vacila y cae la res”[9].
En el libro de Roloff aparece un Francisco Díaz, sin otras referencias que nos pudieran servir para identificarlo, ese murió el 28 de octubre de 1896 prestando servicio en calidad de sargento en el Regimiento de Caballería Patria. La fecha de la muerte coincide con el ataque a Guáimaro.

JOSÉ GONZÁLEZ CASTELLANOS
José González Castellanos[10] pertenecía a la  familia Castellanos, muy conocida e influyente en Holguín.
Se incorporó a la guerra el 1ro de mayo de 1895.
El 23 de agosto de 1895, desde Velasco, informaron al gobierno español en Holguín que cinco hombres de Miró y seis que no especifica a quien responden, mandados por Pepe González y Manuel Pereira merodean por Velasco, Bocas, Limones, Hatico y Uñas, recaudando dinero y hombres[11].
De esta información se desprenden dos interrogantes y una conjetura: ¿Es este Pepe González, subordinado de José Miró Argenter en el Regimiento Martí, el llamado José González Castellanos? ¿Es Manuel hijo de Cosme Pereira? Por lo que se infiere de la comunicación, el dicho Pepe González era una persona conocida en la zona de Holguín, pero, igual, pudiera ser Manuel Pereira, de la tropa de Miró Argenter.
Al finalizar la contienda ostentaba el grado de subteniente en el Regimiento Infantería Holguín (2do. Cuerpo, 4ta. División, 1er. Batallón, Ejército Oriental).

BARTOLOMÉ (O BARTOLO) ROSABAL GONDRÉS
En el Diario de Martí aparece Bartolomé Rocaval. Evidentemente en el apellido hay un error, no así en el nombre que aparece en varios documentos indistintamente.
Rosabal Gondrés era natural de San Pedro, Camagüey;  desconocemos en qué fecha y circunstancias se trasladó a Holguín. Se fue a la manigua el 24 de febrero de 1895 y fue uno de los fundadores del Regimiento Martí. Siempre combatió en territorio holguinero.
El 18 de agosto de 1898, Calixto García escribe a Máximo Gómez y le propone que el capitán Bartolomé Rosabal Gondrés sea ascendido a comandante[12], lo cual es aceptado. Terminó la guerra con ese grado en el Cuartel General de la 3ra. División del 2do. Cuerpo del Departamento Oriental bajo el mando del general José M. Capote.

RAFAEL RAMÍREZ DOMÍNGUEZ
En la guerra de 1868 llegó a ser sargento. Se incorporó de nuevo a la guerra el 25 de abril de 1895 y al concluir aquella ostentaba el grado de teniente del  Regimiento de Infantería Holguín.

INOCENCIO SOSA CRUZ 
Natural de Holguín, hijo de Jesús y Rita. Se incorporó al Ejército Libertador el 4 de abril de 1895 con el grado de Sargento de la Guerra de los Diez Años. Fundador del Regimiento Martí. Formó parte del contingente invasor con el Regimiento de Caballería Martí bajo las órdenes del coronel Diego Carballo y el teniente coronel Pablo García. Fue herido el 16 de marzo de 1896, en el combate de El Galope, en la provincia de Pinar del Río. En el regimiento de caballería Martí permaneció un año, un mes y 18 días. Regresó a Holguín y concluyó la guerra en el regimiento de infantería Martí, con  el grado de subteniente.
En 1903 estaba casado, era vecino de Uñas y se dedicaba a las labores del campo.

RAFAEL RODRÍGUEZ GÓNGORA
Nació en Holguín el 31 de agosto de 1867, hijo de Juan y María. En los Archivos del Ejército Libertador que se conservan en el Archivo Nacional de Cuba, aparecen documentos que certifican su incorporación al Ejército Libertador el 23 de marzo de 1895 en las tropas del general Luis de Feria.
Prestó servicios en el regimiento de caballería Martí durante la invasión a Occidente y luego regresó a Holguín con el propio general Feria. Se incorporó al regimiento de infantería Martí, donde permaneció un año. Prestaba servicios en él cuando a propuesta del general Calixto García fue ascendido a capitán.
Luego lo trasladaron al Estado Mayor del general Remigio Marrero, donde terminó la guerra.
El 22 de agosto de 1902 fue recluido en el Hospital Nacional de Dementes (Mazorra) por disposición de la Audiencia de Santiago de Cuba, ya que debido a su demencia secuestró a sus menores hijos legítimos. Los niños fueron devueltos a la madre María Salustiana Pérez Góngora.




[1] Archivo de la iglesia San Andrés. Libro 2 de Bautismo. Folio 174, Número 38.
[2] Catálogo Digital de los Mambises en Las Tunas. Autores Yerenia Arias Mulet, Mariana Cordero González, Vicente Álvarez Morell y Ladisbet Ávila Estrada. Archivo Provincial de Historia de Las Tunas.
[3] Archivo Nacional de Cuba. Fondo Ejército Libertador. Legajo 46. Índice 18.
[4] José Miró Argenter. Crónicas de la Guerra. Tomo I, p.186.
[5] José González Valdés. Episodios de la Guerra de Independencia, pp. 20 y 23.
[6] José Martí. Diarios de campaña, p.131.
[7] Ibídem, p.134.
[8] Ibídem, p.130.
[9] Ibídem, p.134.
[10] Archivo Parroquial de la Catedral San Isidoro de Holguín. Libro de Bautismo No. 13, folio 180v, No. 1050, año  1866.
[11] Archivo de Historia Provincial, Holguín. Fondo Tenencia de Gobierno. Exp. 5641, No. 165.
[12] Aníbal Escalante Beatón. Calixto García, Su campaña en el 95,  pp. 667-668.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LO MAS POPULAR DE LA ALDEA