ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

11 de noviembre de 2016

Municipalidad Holguinera-1920-1922



  • Elecciones de 1ro de Noviembre de 1920 y suplementarias en Holguín de 1921. Pujan por la Alcaldía Gaspar Beceña y José García Portelles. Beceña llega a la Alcaldía por el deseo del capitán Arsenio Ortiz.
  • Zayas, ayudado por Menocal vence en las Presidenciales. José Miguel se marcha a los Estados Unidos en son de protesta y allá fallece el 13 de Junio.
  • Millo Ochoa y Ochoa, futuro Gran Cacique de la Política Nacional llega por primera vez a un puesto en el Ayuntamiento de Holguín.


Otras no menos fraudulentas elecciones en Holguín, bajo la supervisión del Capitán Arsenio Ortiz.


Siguió a la anterior, las no menos fraudulentas elecciones de 1ro de Noviembre de 1920 y las suplementarias de 26 de Marzo de 1921, en las que don Gaspar Beceña y González resulta triunfador en sus aspiraciones a la Alcaldía de Holguín. Esta vez las realiza el Capitán Arsenio Ortiz Cabrera, dueño y señor de la Municipalidad. Sin embargo Ortiz no pudo evitar que en un principio triunfara en esas elecciones para la Alcaldía, García Portelles. Lo que sí consigue Ortiz es anular los resultados en las complementarias en las que hubo votaciones en los siguientes Colegios: Aguarás 1; Bijarú 1 y 2; Deleite 1; Guabasiabo 1; Holguín Norte 1; Purnio 1; San Agustín 1 y 2; Santa Rita 1; Tacajó 1; Sao Arriba 1 y Velasco 1.
Capitán Arsenio Ortiz
Arsenio Ortiz ya tenía renombre sanguinario, y no usurpado. En la llamada guerra racista —otra de nuestras vergüenzas, por su crueldad—, el entonces Capitán Ortiz se presentó en Santiago con una canasta de orejas de negros. Y luego, en la represión menocaliana de 1917, aterrorizó de tal modo la región de Holguín, que aún se canta allá un son con esta letra: "No pises tierra holguinera —que te coge Arsenio Ortiz".
Alfonso Hernández Catá
En ellas, y a pesar del telegrama del Presidente Menocal al Jefe del Distrito Militar, en el que le dice que no se permita que miembros del Ejército intervinieran en las pugnas electorales, Ortiz y sus seguidores no permiten que los liberales de la comarca voten y hasta modifican los pliegos electorales en el propio local de la Junta Municipal que estaba presidida por el Dr. Manuel de J. Miranda y del Castillo. Quienes modificaron los pliegos fueron unos individuos vestidos de militares que por la noche entraron a la Junta Electoral Municipal. Esos dichos individuos la voz popular dijo que eran los mismísimos candidatos liberales Paco Menchero y el Dr. Socarrás, quienes fueron obligados por el Capitán Ortiz a actuar en su propia contra.
Bajo el mandato de don Gaspar Beceña es designado Presidente del Ayuntamiento: Alberto Cabrera Gálvez, quien en el periodo actúa varias veces de Alcalde interino. Asimismo Herminio Luque Campins fue sustituido como Jefe de la Policía Municipal por Vicente García primeramente y luego por el Capitán Antonio Castilla a quien Arsenio Ortiz trajo a Holguín desde Santiago de Cuba.
El Cementerio Municipal, Banda de Música y otros proyectos en el periodo alcaldicio de don Gaspar Beceña



En 7 de noviembre de 1921 el Ayuntamiento llega al acuerdo de que ya no se construiría un nuevo Cementerio para la Ciudad, cuya idea se había desechado desde mucho antes por falta de dinero, sino que se ampliaría el existente en tres rosas de tierra más, (un cuarto de ellas las cedió gratuitamente don José R. Zúñiga Obregón).
Y en el presupuesto de 1922 a 1923 se consigna en el Presupuesto la cantidad de $ 11 500,00 para la creación de la Banda de Música Municipal, compuesta aquella de un Director, un Segundo Director, cinco Músicos de Primera, siete de Segunda, ocho de Tercera y dos educandos. Su Reglamento fue aprobado el 25 de Enero de 1923.
El 19 de Noviembre de 1921, Urbano Sánchez solicita la creación de tres Escuelas Nocturnas para Varones en la Ciudad; el Dr. Socarrás, que era Representante a la Cámara por Holguín, comunica al Cabildo el haber presentado un proyecto de Ley sobre la construcción en la Ciudad de la Casa de Correos y Telégrafos a condición de que el Municipio proveyera del terreno donde aquella se construiría. Sabido, apresuradamente el Cabildo le comunicó que desistiera de ese proyecto de Ley y que dedicara todas sus energías al logro de que el Estado desaloje el edificio y terrenos de la Cárcel Pública en los cuales se edificaría el Palacio Municipal de Holguín.
(La construcción del Palacio Municipal lo había acordado el Ayuntamiento a solicitud de Alberto Cabrera y de Ceferino Pérez Capote en 1ro de Octubre de 1921. Si construían dicho Palacio Municipal, el Municipio se ahorraría los dineros del alquiler de la Casa Cabildo, de la Jefatura de Policía, de los Depósitos Municipales y de la Casa de Bomberos, que sumaban anualmente la cifra de $ 2 400,00)
Igual en el periodo acordaron crear una Casa de Socorros con su correspondiente Botiquín, un Médico, un Director, un practicante y un mozo de limpieza.
Se funda el Municipio de Antilla. Holguín pierde los barrios más ricos del término


Bajo el Gobierno de Gaspar Beceña, Holguín pierde los territorios de Bijarú, Deleite, San Jerónimo, Tacajó y Antilla, que pasaron a formar parte del nuevo municipio de Antilla. Eran esos los barrios más ricos del término y en el Censo de 1919 tenían un total de 20 200 habitantes.
La Rioja pasa a ser Mir


En 24 de agosto de 1921 es tomado el acuerdo de que el barrio La Rioja sea nombrado Mir.
Holguín: “El Pueblo más simpático de Cuba”. Se nombra José Antonio Cardet a una calle de Holguín.


Organizado el concurso por el periódico capitalino “La Lucha”, Holguín gana y le es entregado en 24 de Febrero de 1923 el galardón de ser “El Pueblo más simpático de Cuba”, ello gracias a la ayuda económica de don Juan A. Cardet Góngora, a quien, por ello, lo declaran “Hijo Predilecto de Holguín” y el periódico “La Lucha” le entrega la medalla que lo acredita como “el holguinero más entusiasta”. En la misma fecha en que se recibe el galardón, la calle que se llamaba Amistad se renombra como Calle de José A. Cardet.