LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

8 de noviembre de 2016

Municipalidad Holguinera-1908-1912


  • Elecciones Presidenciales de Noviembre de 1908. Tomás Estrada Palma reelegido.
  • Representantes a la Cámara por Holguín: el Dr. José A. García Feria y don Antonio Masferrer Grave de Peralta.
  • Derrotado una vez más en esas mismas aspiraciones, el General Manuel Rodríguez Fuentes
  • Gobierno Interventor anula el resultado de las elecciones del 1ro de Diciembre de 1908 y señala otras fechas para elecciones Municipales y Nacionales.
  • José A. García Leyva, Alcalde de Holguín por el Partido Liberales Históricos.
  • Rafael Manduley del Río elegido Gobernador de la provincia de Oriente
Alcalde José García Leyva en sus oficinas de La Periquera
 En 1908 el Alcalde deja de ser el Presidente del Ayuntamiento


A partir de las elecciones de 1ro de Agosto de 1908 los Concejales electos designan por primera vez a uno de sus compañeros para que presida sus reuniones y para que sustituyera al Alcalde en ausencia temporal de aquel.
El Estado se hace cargo de los gastos electorales


Fue a partir de 1908 cuando los gastos electorales comenzaron a correr por parte del Estado.
Solicitudes presentadas al Gobierno Municipal


En el periodo, que comenzó en 1908, nos encontramos que la primera solicitud presentada la hizo el Edil don Diego Urquiza Hechavarría, y que consistió en que se les fijara sueldos a los Concejales del Ayuntamiento. Esa dicha solicitud fue rechazada.
Primera declaración de HIJO ADOPTIVO de Holguín


En 1908 se solicita y se entrega la primera declaración de HIJO ADOPTIVO de Holguín, de la que tanto se abusó más adelante. Esa fue concedida al Dr. Rodolfo Socarrás García. El diploma se lo entregaron el 3 de Mayo de 1913. (El Dr. Socarrás vino a Holguín de la manigua mambisa y era natural del Camaguey)
En esa fecha se recibe comunicación del Cabildo de Cienfuegos de que le habían concedido al Licenciado José Fernández Pellón el reconocimiento de “holguinero esclarecido y muy estimado”.
El Parque Mantilla o de La Independencia se renombra en 1909 y asimismo otras plazas y plazoletas reciben nuevos nombres.


En 1909, por acuerdo del Cabildo de Holguín, el parque antes llamado Mantilla y luego de La Independencia, se nombra Parque Maceo (Actualmente Parque Infantil Rubén Bravo). En esa época se nombró a la plazoleta situada frente al Hospital de la Caridad se nombró Parque Victoriana de Ávila. (Luego ese parque se renombró José Martí)
Ley de Gallos


En 2 de Julio de 1909 es sancionada la Ley de Gallos y nuestro Cabildo la reglamenta para el término y concede los primeros permisos para el establecimiento de Vallas de Gallos en 14 de Septiembre de 1909: así se le concede a Pedro Fuentes García para instalar una en la Calle de Pepe Torres número 64; a Rafael Montero en la esquina de las Calles de Frexes y Amistad; a Rafael Cruz Torres en el poblado de Auras; a Manuel Serrano para el de Velasco; a Andrés Pelegrino para el de Cacocum; a Salvador Hill para el de San Agustín; a Gerardo Montejo para el de San Andrés; y a Eligio Ballesteros para el de Bijarú
Se gestiona la creación de una Granja Agrícola


Don Benjamín Santiésteban gestiona la creación de una Granja Agrícola, lo que no se logra a pesar de haber ofrecido don Pedro Rodríguez dos caballerías en el camino de Cacocum. (La Granja se le crea al Municipio de Santiago de Cuba). Se entrega una beca para esa dicha granja al niño holguinero Cayetano Yebra.
El Ayuntamiento aprueba la Ley Campins, que fue el terror de los muchachos de la Comarca


Fue su autor el Edil don Antonio Campins y el Cabildo la aprobó el 17 de Enero de 1910. Por ella se multaba a los padres cuyos hijos menores estuvieran por las calles de la Ciudad pasadas las ocho de la noche.
Condiciones precarias del Matadero Municipal y del Mercado de Abastos


Consta en Acta del Cabildo que el Matadero Municipal continuaba en las peores condiciones sanitarias por lo que era imposible que se siguiera sacrificando las reses en el mismo. Ello “se estaba haciendo fuera de su recinto, al aire libre” y las carnes colgándose en “pésimos soportes” y que se hacía uso “de las famosas pencas de guano para la quema de las partes exteriores de los cerdos”. Se llegó al extremo de que cuando visita a Holguín Sánchez Agramonte (Secretario de Sanidad), clausuró el Matadero y también al Mercado de Abasto “por su aspecto bastante desagradable”, obligando al Cabildo a pensar en la necesidad de edificar modernos edificios para el Matadero y para el Mercado, para los cuales el Arquitecto Municipal Riancho tenía confeccionado sus planos. Ello nos hace recordar cosas de Holguín que años antes, y no habiendo dinero para realizar urgentes reparaciones en el Matadero, que solo beneficiaban a sus explotadores, que lo eran Wenceslao Infante Bidopia, Luís santiésteban, Salvador Torralbas, Eduardo Quesada, Ángel Rodríguez, Mariano Santiésteban, José R. Zúñiga, Pedro Rodríguez y sacramento Alfaro, en vez de dar el dicho dinero, con “gran desprendimiento de su parte”, dijeron, lo que hicieron fue obsequiar al Cabildo un carro viejo de tiempos de Colonia que ya no se usaba y que se usó mucho para la conducción de las carnes desde el Matadero hasta el Mercado de Abastos. Dijeron “los benefactores” que el Cabildo podía vender el dicho carro y con el producto de su venta hacer las obras citadas. Valorado por los peritos José Terán y José Sabino González el carro podía venderse en 75.00 pesos, pero finalmente aquel estaba en tan malas condiciones que no se pudo vender porque nadie se decidió a comprarlo.
Según don Luís Santiésteban, no había que comprar las reses que se sacrificaban en el Matadero, sino tomar uno de los tantos caminos que conducían a la Ciudad y regresar con un buen lote de ganado que por la falta de cercas crecía hereje o cimarrón.
En 26 de Julio de 1910 el Estado concedió al Municipio $ 6 000.00 para la construcción de un nuevo Matadero. Amparado en ese dinero el Edil Juan Albanés pidió su construcción “en el lugar destinado para el nuevo Cementerio de la Ciudad, junto al camino de Yareyal, que conecta con la calle de Frexes” (Donde actualmente está la Cremería Las Torres). Y asimismo dijo Juan Albanés que por su belleza colonial se dejara el Mercado de Abasto existente (Plaza de la Marqueta), para la venta de frutos menores y que a su frente, por la calle Mártires, se edificara una moderna nave para el expendio de carnes.
Finalmente se escogió el proyecto del Ingeniero Walfrido Fuentes y ase construyó el Matadero y el Mercado de Abasto en 1916.
Se establece la Zona de Tolerancia en la Ciudad de Holguín.


Solicitada el 2 de Mayo de 1910 por el edil Lancho barriga, como medio de perseguir la prostitución clandestina y con ello poder evitar “el espectáculo moral de ver a las prostitutas por nuestras calles y poder controlar la propagación de las enfermedades venéreas” y exigida por el Jefe Local de Sanidad en 17 de Abril de 1912 y hasta por el mismísimo Alcalde García Leyva en uno de sus Mensajes que dice que “atendiendo a la moral y al mejoramiento de las costumbres” se debía crear esa zona para poder así “tener las prostitutas agrupadas en un solo lugar donde ellas se dediquen a cumplir la misión que voluntariamente se han impuesto, sin necesidad de vejarlas ni maltratarlas”, lo que al parecer se hacía habitualmente: en 13 de Marzo de 1913 se establece la Zona de Tolerancia en la Ciudad de Holguín. Esa estaba en la Calle de Máximo Gómez, desde la esquina de la de Garayalde, acera de los pares y nones, hasta la Salida hacia San Andrés.
Obviamente que protestaron algunos de los vecinos de esa zona, pero el Cabildo desechó la protesta porque era ese el lugar en que mayor número de prostitutas vivían, al extremo de nombrar al lugar desde tiempos de la Colonia: PUNTA BRAVA
Votaron por su creación los Concejales: Tristán Caissés, Rodolfo Fox, Alfredo Infante, Celestino García, Liberato Ortuño, Ricardo Sirvén y Manuel B. Torres.