LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

17 de noviembre de 2016

Municipalidad Holguinera-1898-1954 (Caminos, carreteras, transporte)


Caminos y carreteras y vías férreas de Holguín


En el año 1898 Holguín no tenía ni una sola carretera y sí pésimos caminos vecinales desprovistos de alcantarillas y puentes; y vías férreas una sola, la del Ferrocarril de Holguín al Puerto de Gibara, que más adelante se extendió desde Iberia al Central Chaparra, con escala en Velasco y más tarde desde Velasco hasta Sabanaso, donde entroncaba con la línea férrea del ferrocarril Central, con escala en Las Parras, en nuestro Término. También desde Iberia se extendió el ferrocarril hasta el Central Santa Lucía.
Más tarde Holguín tuvo la línea férrea del Ferrocarril Central, con paraderos en distintos lugares del Término y con el ramal de Holguín a Cacocum. Y el de Alto Cedro hasta Antilla, en época en que el poblado de Antilla pertenecía al Municipio de Holguín.
Estas líneas férreas y las privadas de los Centrales Azucareros mantuvieron gran parte del Término comunicado.
Al pasar por nuestro Término la Carretera Central, fue la primera que tuvo Holguín y por ella se unió la Ciudad y el Término con La Habana y con santiago de Cuba por medio de servicio de Ómnibus de pasajeros y Expresos de carga. Entre las primeras las nombradas “Santiago-Habana”, “La Cubana”, “Los Aliados” y la “Ruta 80”, a más de la “Hood” que solo llegaba del Camaguey a Bayamo. Todas tenían Oficinas dentro de la Ciudad.

Choferes de La Cubana usando sus uniformes de invierno y verano
A la Carretera Central sigue cronológicamente la Carretera de Holguín a Gibara, que nos dio salida al mar por aquel puerto.

Carretera de Gibara a Holguín en construcción
Y luego la de Holguín a Mayarí y Holguín a Banes, que a su paso por Cortaderas se desvía y da la carretera de Holguín a Antilla.

 
Imágenes de la construcción de la Carretera de Mayarí a Holguín
Esas carreteras interiores y el arreglo de los caminos vecinales, con sus correspondientes puentes y alcantarillas, fueron hechas en el periodo alcaldicio del Dr. Guarro Ochoa, mientras que otras fueron hechas por medio de Patronatos, como las de Monte Alto-Cayo Alto; Mir-Punta Roja; Cruce de Purnio-Matamoros-Naranjo; Dovale-Guaramanao-Domínguez; La Ceiba-Tomí 25; Haticos-Corea, etc; y el camino de Holguín-Santa Lucía, pasando por Sao Arriba, fue hecho en gran parte por la Administración del Central Santa Lucía.
Cuando se terminaron tales caminos y carreteras fue posible que se abrieran rutas, como la de “Holguín-San Germán”, servida en un principio por los Ómnibus “Vásquez” y luego por los del Sr. José Crespi Sirer; la Ruta “Holguín a Mir”, servida por los Ómnibus “Rodríguez”; la Ruta “Holguín a San Agustín”, servida por los Ómnibus “Toranzo”; las Rutas “Holguín a Banes” y “Holguín a Antilla” por los Ómnibus “González” primero y luego por los del señor José Crespi Sirer; la Ruta “Holguín a San Andrés”, por los Ómnibus “Núñez” que viajan unos aprovechando la Carretera Central en parte y otros por Purnio, San Andrés, El Martillo; la Ruta “Holguín a Velasco”, extendida luego hasta el Central Chaparra, y las rutas “Holguín a Corralito”, “Holguín a Sao Arriba” y “Holguín a Melones”, extendida al central Santa Lucía y servidas por los Ómnibus Especiales de Holguín, de Jesús González de Gaztañaga; la Ruta “Holguín al Central Cacocum”, servida por Manolo García Peralta, la Ruta “Holguín a La Macagua”, servida por los Ómnibus “Mayabe”; la Ruta “Holguín a Gibara”, inaugurada el 1ro de Junio de 1935 y extendida luego al Central Santa Lucía; la Ruta “Holguín a Báguano”; la Ruta “Holguín a Las Parras”, extendida al poblado de Omaja; La Ruta “Holguín a Mayarí” con escala en Cueto; la Ruta “Holguín a Banes” y la Ruta “Holguín a Antilla”, servidas todas por los Ómnibus “Bar Crespi” y “Holguín a Guaramanao”.
Habiendo Crespi extendido sus Ómnibus a Santiago y La Habana y “la Cubana” sus líneas a Mayarí y Banes.
Por los aires tuvimos el servicio de la Compañía Cubana de Aviación, con oficinas y aeropuerto, la primera a cargo de Carlos Góngora Masón. Antes ya habíamos tenido las Aerovías “Q”, que tenía al frente de sus oficinas a Eloy Pomares Castellanos.

Además de sus oficinas de aviación, Carlos Góngora Masón administraba la radioemisora CMKF, un negocio familiar.
La línea de ómnibus “La Holguinera S.A.” sirve las rutas urbanas: Chomba-Pueblo Nuevo, Capitán Urbino-Frigorífico, Vista Alegre-Instituto y Aduana-Ciudad Jardín. Y hasta tuvimos una línea de Ómnibus tirada por caballos, que cubría la ruta Holguín-Cacocum, de Andrés Roselló y un tren de volantas para el servicio rural, siendo las últimas en desaparecer las servidas por Emilio Argudín y Manuel Antonio de Feria.