LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

24 de noviembre de 2016

Camayd - Alicia Alonso



Alicia Alonso

Entre el Gran Teatro de La Habana y el Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín, a través de Camayd, hubo todo el tiempo comunicación. Cuando yo dirigía los Festivales de Escenas Lírica y otros eventos vinculados al género siempre los extendíamos hasta allá. También a través del Ballet Nacional de Cuba se manifiesta esa comunicación. Nosotros hemos entrenado a sus bailarines y le hemos brindado asesoramiento con coreógrafos y profesores que han trabajado en Holguín, inclusive, durante cierto tiempo. Esa colaboración permitió que Holguín se convirtiera en una subsede permanente de las distintas ediciones del Festival Internacional de Ballet y de verdad que entre las dos instituciones éramos un gran “team” de trabajo, con una gran unión; un puente entre Holguín y La Habana, un puente de amistad que era muy lindo, muy lindo; inolvidable, inolvidable. No se trataba de hablar por teléfono, de coordinar, no; era, simplemente, como si estuviera uno al lado del otro.