LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

18 de noviembre de 2016

Municipalidad Holguinera 1898-1954 (Política Local)


Gobiernos cubanos. Elecciones. Política local.


Al abandonarnos las tropas norteamericanas nos dejaron frente a los destinos de Cuba a un Presidente seleccionado por ellos, por haber residido en aquel país y ser bien amigos de ellos, don Tomás Estrada Palma, al que todos los holguineros aceptamos como tal, a pesar que para ello malogramos las aspiraciones presidenciales de otro buen cubano, don Bartolomé Masó, colocando con nuestra actuación a favor de Estrada Palma una piedrecita en el concepto en que se nos tiene de que ni nuestras primeras elecciones presidenciales lo fueron del todo honradas.
En esa época el máximo dirigente político holguinero lo era don Rafael Manduley del Río, quien a pesar de don Tomás, que por demás fue su candidato y era su viejo amigo no supo aprovechar su triunfo en beneficio de Holguín, llegando a disgustarse con él y a fundar una agrupación política contraria, como lo fue la “Agrupación Política Independiente”, cerrándose para el Término la puerta que era don Tomás en la Presidencia de Cuba.
Y se cierra aún más para el Término aquella puerta cuando a la reelección presidencial de Estrada Palma, y dirigidos por el propio don Rafael Manduley del Río, nos pronunciamos contra la reelección y combatimos los fraudes electorales y atropellos cometidos, yéndonos al retraimiento, el primero en nuestra historia municipal, y no participando en “la guerrita de Agosto”;
La tal “guerrita” provoca una nueva intervención norteamericana en la Isla;
Al darse esa por terminada, sus tropas nos habían despilfarrado el Tesoro de la Nación, a la vez que nos dejaron una división profunda entre los cubanos, entonces agrupándose unos, entre ellos la mayoría de los holguineros, bajo la bandera del General José Miguel Gómez, y otros bajo la bandera del también General Mario García Menocal, que eran en ese momento los dos únicos caudillos de Cuba;
Al querer reconciliarlos bajo la afirmación de que solo se diferenciaban en el nombre y color del partido, trajo como consecuencia la hiriente frase del General libertador Fernando Freyre de Andrade dada a conocer a los liberales holguineros por el conservador Wifredo Albanés en sus “Casos y Cosas” que publicaba en el periódico “Correo de Oriente”, y que decía que ambos eran iguales, pero con una pequeña diferencia: “ya que el Partido Conservador era una congregación de hombres honrados en el que por equivocación se habían metido algunos pillos, y el Partido Liberal era una agrupación de pillos en la que por equivocación se habían metido algunas personas honradas”.
El odio entre uno y otro grupo dura hasta el 13 de Junio de 1921, al fallecer el General José Miguel Gómez en Washington, lugar al que había ido a protestar de los fraudes electorales del General Menocal.
Contribuimos los holguineros más que nadie al triunfo del General José Miguel Gómez en las elecciones presidenciales del 14 de Noviembre de 1908, pasando a la historia la frase del líder liberal de que “Holguín es siempre Holguín”;
Pero el triunfo del Partido Liberal no sirvió de mucho beneficio para el pueblo porque de nuevo don Rafael Manduley del Río, que seguía siendo el principal líder político de la comarca, como mismo hizo antes con don Tomás Estrada Palma, se peleó con José Miguel y apoyó a su opuesto, el Dr. Zayas, dando lugar esta división liberal al triunfo del conservador General Mario García Menocal en las elecciones presidenciales del 1ro de Noviembre de 1912.
En 1916, y queriendo reelegirse, como lo consiguió por fraudulentas elecciones, Menocal deja en el olvido de las Nóminas de la Nación a Holguín por su liberalismo mayoritario.
Volvieron los Liberales a la Presidencia del país en las elecciones presidenciales de 1ro de Noviembre de 1920 gracias a que el Liberal Alfredo Zayas pactó con el Conservador Menocal, pero tampoco se benefició Holguín por ser los de esta tierra liberales “miguelistas” antes que liberales “zayistas”.
Por eso la mayoría de los holguineros apoyaron al liberal, General Gerardo Machado y Morales en las elecciones presidenciales del 1ro de Noviembre de 1924. Pero ahora tampoco se favorece el Término por la falta de políticos de arraigo en la municipalidad.
Luego cuando Machado hace su gobierno en dictatorial y aspira a la reelección, los holguineros se dividen mucho más profundamente que antes, solo que ahora en pequeños núcleos, lo que se prueba al comprobar que cuando Machado huye al extranjero los holguineros nos e unieron para prestar apoyo al gobierno de Carlos Manuel de Céspedes y Quesada y tampoco al del Dr. Ramón Grau San Martín, ni al del General Fulgencio Batista.
Luego, en 1944 las aspiraciones del Dr. Grau San Martín consigue unir a todos los holguineros en el Partido Auténtico, pero más que por el programa de ese Partido, porque Grau era el candidato contrario al Gobierno de Batista. Pero ahora tampoco se beneficia Holguín porque el máximo líder político de entonces, que lo era el Dr. Millo Ochoa y Ochoa se disgusta con Grau y en Holguín proclama como candidato a la Presidencia de la República al principal opositor a Grau, el Dr. Eduardo Chibás.
En esas elecciones el elegido fue el Dr. Carlos Prío Socarrás, y poco contribuyeron los holguineros a ese triunfo, sin embargo más que ningún otro Presidente de la República fue Prío quien hace por Holguín obras públicas vitales que los holguineros no le agradecieron ante la ceguera “ortodoxa” de la mayoría de los vecinos, y así lo demostraron al visitar Prío la Ciudad en que lo chiflaron e insultaron, especialmente desde los portales de la Sociedad “El Liceo”, donde se agrupó el grupo de contrarios al Presidente dirigidos por el Abogado y Notario, Dr. Enrique Sera Sera, quien además hizo afirmar al nada menos que Presidente de la Sociedad “Amigos de la Cultura de Holguín”, don Octaviano Rubio Ochoa que ese hecho “era el despertar de un pueblo oprimido”.
La rechifla al Presidente trajo consigo que al pedírsele más obras públicas para Holguín, Prío Socarrás dijo que lo que Holguín necesitaba era una escuelita en cada una de sus esquinas.
El golpe militar del 10 de Marzo de 1952 lleva al General Batista al poder, que actúa dictatorialmente, aunque lo disfraza de constitucional a partir del 1ro de Noviembre de 1954; trayendo su gobierno una crisis más aguda en la economía municipal, aunque los holguineros le daban las gracias por obras públicas que él no realizaba y lo nombraron “Gran Benefactor de Holguín”, e incluso se le dio el nombre de su esposa al antiguo parque “Mantilla” y a la Avenida de Gibara, y a la primera dama los “progresistas” holguineros la proclamaron próxima candidata a la Presidencia de la República con el nombre de “Matha de Cuba” (Nombre que antes que los holguineros ya le había concedido el Alto Clero de la Isla).

Leer además: Junta Electoral Municipal