ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

29 de octubre de 2014

Artículo aparecido en el Diario de la Marina que el Fiscal General utiliza como probatorio de que el General Mariano Torres Mora no cumple los requisitos para recibir pensión.



Diario de la Marina, 20 de marzo de 1919.

Desfalco en Hospital de Holguín.

     Los fondos del hospital civil y el tesorero contador han desaparecido.
   El doctor Calzada se encuentra en la ciudad del Marañón.

Leemos en La Independencia de Santiago de Cuba lo que sigue:

Desde hace una década de años venía presentando sus servicios como administrador del Hospital Civil de Holguín el Sr. Elías Mallo Granado (sic).

Hará diez días este señor solicitó al Director del establecimiento Dr. Antonio Frexes, una licencia por dos días para trasladarse a esta ciudad de Santiago de Cuba, a ventilar asuntos de carácter particular; licencia que le fue concedida una vez llenado los trámites legales.

Pero visto que el tiempo que comprendía la licencia había terminado y que el Sr. Mallo no regresaba a ocupar su puesto llámale la atención al Dr. Frexes, quien en el acto le transmitió un telegrama solicitándole su retorno a la mayor brevedad posible.

El telegrama fue dirigido al Hotel París, donde se decía que se hospedaba el Sr. Mallo.

Pasó el tiempo pertinente para recibir y contestar el telegrama sin que se supiese nada acerca del Sr. Mallo. En virtud de este silencio el Dr. Frexes inició las correspondientes investigaciones para conocer el paradero del administrador, siendo del todo imposible lograr su propósito. Fracasadas sus gestiones, entonces comunicó a la superioridad lo que ocurría con la persona del Sr Mallo.

Con motivo de lo narrado llegó a Holguín procedente de La Habana el Dr Calzada, Inspector de Hospitales de la República quien puso en conocimiento del Juzgado lo que ocurría. Se constituyó el Juzgado en el Hospital para levantar las diligencias del caso y llevar a cabo la apertura de la caja donde se guardaban los intereses monetarios del establecimiento.

En presencia del Juzgado, del Dr. Frexes y del Dr. Calzada, se procedió a la apertura de la caja, encontrándose ésta con unos cuantos papeles sin importancia alguna y notándose a la vez la falta de dinero.

Se dice que el desfalco asciende a $ 12 000.00, producto de las propiedades del Hospital que habían sido vendidas en pública subasta.

Una de las últimas propiedades vendidas fue la finca La Breñosa, siendo el comprador el General Mariano Torres.

El nombre del Sr. Mallo ha sido circulado por toda la República, así como también sus señas particulares, para que lleven a cabo su detención en caso de no haber abandonado la Isla.

Hay quienes opinan que el desfalco ha sido mucho mayor si se tiene en cuenta que el Hospital había vendido en pública subasta las propiedades siguientes:
Solar en calle Miró, en $ 4 500.00

Solar en calle Maceo, en $ 4 000.00

Finca La Breñosa, en $ 7 100.00

Solar en calle de Aguilera, en $ 700.00

Todo lo que hace un total de $ 15 800.00,

Más algunos otros fondos que el Hospital tenía.