ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

6 de octubre de 2014

¿Dónde queda Yaguajay o cuál fue el destino de los indios de Banes?

Toda la información fue tomada de la Tesis Doctoral de Roberto Valcárcel Rojas




En el testimonio dado por el escribano Juan de la Torre, de los indios repartidos por Gonzalo de Guzmán desde el 25 de abril de 1526 a agosto de 1530 se recoge el siguiente dato:

“Yten se encomendaron a Francisco Osorio e Antonio Velazquez, vecinos desta dicha cibdad, el cacique de Yaguayhay de Cubanacan, que estaba encomendado al dicho Andres del Duero, e de consentimiento del dicho Antonio Velazquez se le quedó todo el cacique e yndios al dicho Osorio, por quanto de otros yndios suyos dio veynte e cinco personas..”

Aunque la historiografía holguinera no ha mostrado interés por ese documento, este trata de la formación en 1530 de una Encomienda de la que se tienen más datos que de la de García Holguín.

Igual en el juicio de residencia tomado a Gonzalo de Guzmán aparece otra versión de ese mismo reparto; dice allí que “(…) el Obispo y Guzmán encomendaron a Antonio Velazquez y a Francisco Osorio el cacique Yaguahán que (antes había sido) encomendado a Duero”.

Verdad que en el documento no queda claro si Yaguayhay y Yaguahán se refieren al mismo lugar o persona, o si realmente Yaguayhay era un pueblo y Yaguahán un cacique, pero es obvio que se trata de la misma encomienda, antes poseída por Andres de Duero, y la referencia a Cubanacán es indicio de ubicación espacial.

Ruta de Diego velázquez según el arqueólogo Irving Rouse

Por costumbre los cubanos consideramos a Cubanacán como una provincia india situada en la parte central de Cuba, incluso, así se le encuentra en los mapas elaborados para ubicar tales regiones, como el de De la Torre (1841) reproducido por De la Sagra (1842). Y a dichos mapas siempre se le adosa un comentario de Bartolomé de las Casas  quien se refirió a  
“(…) una provincia que se llamaba Cubanacan cuasi en medio de Cuba, porque nacan quiere decir, en la lengua destas islas, medio ó en medio, y así componían este nombre Cubanacan, de Cuba y nacan, (significando) tierra e provincia que esta en medio ó cuasi en medio de toda la isla de Cuba. Esta provincia, Cubanacan, era muy rica de minas de oro”.

Sin embargo en el documento mencionado al inicio de esta nota se dice que los indios de Gonzalo de Guzmán estaban “en Cubanacán junto a las Bocas de Bani”. Ello permitió considerar al investigador Alfredo Zayas y Alfonso (1931) que Cubanacán estaría asociado a la provincia de Bani, en el extremo nororiental cubano, próxima a la Bahía de Banes. Y asimismo este investigador sostuvo, a tono con este criterio, que el Yaguayhay de Cubanacán, cuyos indios tenia encomendados Duero, estaría por tanto no lejos de allí coincidiendo con la zona de Yaguajay, en el actual municipio Banes, y no con un espacio de igual nombre localizado en la hoy provincia de Sancti Spíritus, parte central de Cuba, próxima a la supuesta provincia de Cubanacán.

Pedro P. Godo (en 2003) cuestionó la identificación de Zayas y Alfonso porque Gonzalo de Guzmán también repartió los indios de un pueblo llamado Aguahay, situado en la provincia de Maniabón y se sabe que Banes está próximo pero no en el viejo territorio de dicha provincia india, por lo tanto, dice el investigador que entiende él que es a Aguajay el lugar donde estaban los indios de Guzmán y que el Yaguayhay del que se habla es el que se encuentra hacia el centro de Cuba, en el Cubanacán de Las Casas.

Por su parte el Dr. Roberto Valcárcel echó mano a los datos casi nunca tomados en cuenta que aporta el “Espejo de Navegantes”, redactado por Alonso de Chaves para que sirviera de guía a los marinos que hacían travesías por las costas de Cuba a partir de información obtenida entre 1520 y 1530. Los datos del derrotero marítimo de Chaves corroboran la existencia de un lugar llamado Cubanacán en el nororiente de la Isla, o mejor, dos lugares, pues se menciona con el nombre de Cubanacán una Punta y un Puerto.

La ubicación de Punta de Cubanacán coincide con la actual Punta de Mulas, un accidente costero que es recogido con el antiguo nombre de Punta de Cubanacán en diversos mapas del siglo XVI y XVII. El puerto de Cubanacán es más difícil de identificar aunque pudiera ser algún punto protegido en la línea de costa al sur de Punta de Mulas y las Bocas de Bani. Por su parte las Bocas de Baní es la Bahía de Nipe, lo que parece confirmado por el mapa de Pecciolem de 1604, publicado por De la Sagra (1842).

Por último, como otro elemento a favor de la existencia de Cubanacán en la zona de Banes, es el caso de un indio encomendado por Gonzalo de Guzmán en 1526 llamado Alonsillo de Banico de Cubanacán. En este caso  Banico y Cubanacán son los lugares de proveniencia. Banico puede ser un modo de referirse a Bani.

No obstante lo dicho hasta aquí, en ningún momento se duda de la  temprana presencia del topónimo Yaguajay cerca de su actual localización en la provincia de Sancti Spíritus. Un mapa de 1681reproducido por Levi Marrero muestra en esa zona la ensenada de Yaguajay. De quien no hemos encontrado evidencia cartográfica temprana en esta parte de Cuba es de Cubanacán, si bien se encuentra en la toponimia actual.

En el Yaguajay de Sancti Spíritus hay sitios agricultores ceramistas pero hasta el momento se han localizado muy pocos indicios arqueológicos de interacción con los españoles, lo que no significa que haya que creer que no se produjo; es que son muy limitados los estudios al respecto en la zona.

En la lista de indios y pueblos encomendados por Guzmán se incluye el pueblo de Yaguayguano, en la provincia de Camagüey. Es otro caso de topónimo con la partícula aguay o aguahay, lo que sugiere que quizás hubo varios Yaguahay o Yaguajay, pero solo tenemos la mención de uno solo de ello por el Padre de Las Casas, el que está en la parte central de Cuba.

Es significativo además, que entre los nombres de puertos cercanos a Yaguajay y Banes registrados en el derrotero de Chaves, esté Puerto de Duero. Ello indudablemente que remite a Andrés de Duero, uno de los hombres más ricos de su época, habitando en la actual costa de Banes. Cuando Duero murió Guzmán redistribuyó a los indios que le habían pertenecido, entre ellos el cacique de Yaguayhay de Cubanacan y asi, igual, Guzmán redistribuyó las siete encomiendas que Duero tenía en siete lugares diferentes, una de ellas es la que está en Cubanacán. De esos siete lugares, al menos cuatro son localizables en espacios del oriente de Cuba. Esto sugiere que quizás los indios del rico encomendero se hallaban hacia esta parte de la Isla, lo cual situaría a Yaguajay próximo a Banes. No obstante, los grandes encomenderos tenían indios a largo de todo el archipiélago, por tanto es difícil asegurar tal ubicación.

En fin, que por el momento la información existente no permite una identificación exacta del Yaguajay del que se hablaba entonces aunque es alta es alta la posibilidad de que este Yaguayhay de Cubanacan sea el pueblo indio cuyos restos materiales y humanos hoy descansan en el barrio de El Chorro de Maíta. 


Si es así, varios de los indios de Duero son los que están enterrados en el cementerio ubicado en el cerro que sigue llamándose Yaguajay, y que cuando ya Duero no existía siguieron viviendo y muriendo por allí hasta el inicio de la segunda mitad del siglo XVI. Después de esa fecha no parece que continuaron en el lugar tal como lo indican los datos conseguidos.

De cualquier modo no podemos descartar que los remanentes de aquella población pudieran haber llegado a vivir el fin de las encomiendas. Si así fue, según la información histórica existente sobre el área, la comunidad indígena no parece haber permanecido mucho tiempo en el lugar ni haberse prolongado en un asentamiento campesino. El carácter realengo de estos territorios a inicios del siglo XVIII sugiere que la zona no estaba habitada, al menos a nivel de unidades poblacionales reconocibles.

Pero habrá que estudiar el caso. Si en lugares cercanos al Cerro de Yaguajay hubo población indígena durante los siglos XVII y XVIII, por qué no pudo ocurrir igual allí?.

Para ejemplificar lo anterior: En un lugar a quince leguas de la Bahía de Nipe, se hallaba en 1612 el asiento de uno de los hatos de Barajagua. En este vivía la población indígena que se vio involucrada en la primera veneración de una imagen de la Virgen, más tarde reconocida como la Virgen de la Caridad, patrona de Cuba. Y a mediados del siglo XVIII se sabe que había remanentes de población indígena habitando próximos a la Bahía de Nipe. E Indios serán muchos de los primeros habitantes de Mayarí, a mediados del XVIII, a muy corta distancia de la bahía. Para esa fecha también se estaba fomentando, con presencia indígena, una  población en Holguín, unos 50 km al suroeste de El Chorro de Maíta.

Hacia los lugares dichos pudieron moverse los pobladores de El Chorro de Maíta y también la que había sido una abundante población aborigen que residió en otros asentamientos cercanos de la región de Banes, aunque también pudieron quedarse aislados y su baja demografía ayudó a su desaparición definitiva.