ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

10 de julio de 2010

Así es Gibara (Segunda parte)


¿Ha estado usted en la Villa de Gibara?

Si ya la conoce me dará la razón; es la más encantadora y original de la Villas. Si no la conoce, visítela y quedará encantado; es única. Esta situada en la Costa Norte de la Provincia de Oriente, al occidente de la bahía de su nombre, y es la Capital del Municipio de Gibara.

------
Se enterará Ud. que con fecha 16 de Enero de 1823 le fue creado su Primer Ayuntamiento, con el nombre de “Constitucional”, que lo fue con gusto y a costa del de Holguín, llegando su jurisdicción a las mismas puertas de la Ciudad de Holguín, que se le anuló al quedar anulada la Constitución de 1812, volviendo a ser territorio holguinero, con categoría de Capitanía, separada de la de Auras, por Arroyo Blanco; que tuvo su segundo ayuntamiento, también “Constitucional”, el 9 de Octubre de 1836, al jurar María Cristina de Borbón la Constitución del 12, acontecimiento que es celebrado por el pueblo gibareño “con diversiones honestas de regocijo”, alegría que sólo les duró por esta vez, dos meses y cuatro días; que el 30 de Diciembre de 1873, se le creó de nuevo con categoría a su población de “Villa” creación que esta vez le es anulada por gestiones de los holguineros, para tenerlo, ya en definitiva, a partir del 26 de Junio de 1875; que sus límites lo son en la actualidad, por el Norte, con el mar; por el Sur, con el Ayuntamiento de Holguín; por el Este, con el de Banes; y por el Oeste, con el de Puerto Padre, teniendo bajo su jurisdicción 1, 716 caballerías, repartidas para la buena marcha administrativa en Barrios, cuyos nombres lo son: Arroyo Blanco, Bariay, Blanquizal, Bocas, Candelaria, Cupeycillo, Fray Benito, Palmilla, Potrerillo, El Rabón, Yabazón y los dos de la Villa, el Norte y el Sur; y que su término, que en 1887 sólo tenía 26 343 habitantes, llegaban en 1899 a 31 594 habitantes; en 1919, 28 616 y en 1953, 39 799 habitantes; y su Villa, que en 1827 sólo tenía 337 moradores, en el 1841, ya tenía 899; en 1858, 1 252; en 1862, 1 754; en 1899, 6 841; en 1907, 6 738; en 1919, 6 868 y en 1953, 8 090 habitantes; aumento que le ha sido lento, y más en este siglo de libertad, en que el gibareño en busca de trabajo, ha tenido que emigrar, no habiendo pueblo en la Isla que no cuente con gibareños entre sus vecinos, núcleos importantes en Holguín, Tunas, Ranchuelos y en la Habana, así como en los Estados Unidos de Norte América; y que por ello su pueblo se salió de la Calle Real o de la Fortaleza, al tener 21 casas de 1820; en 1827, cuatro casas de mampostería y 60 de tabla, guano y embarrado; y en 1846, diez casas de mampostería, 94 de madera y 108 de embarrado y guano, a las que sus moradores van nombrando de “Buenavista”, del “Cementerio”, de “San Fulgencio”, de “Los Felices”, de “España”, de “La Vigía”, de “San Germán”, y con la obligatorias de “Concha”, “Valmaseda”, “Jovellar”, “Príncipe Alfonso”, que con la República se ven obligados a cambiar por los patrióticos nombres de “Martí”, “Luz Caballero”, “Máximo Gómez”, “Independencia”, “Cuba”, “J. de Aguiero”, “Donato Mármol”, “Maceo”, “Narciso López”, “Aguilera”, “Cavada”, “Calixto García”, “Sartorio”, “Peralta” y “Carlos Manuel de Céspedes”; pasando su Parque principal a ser el de “Calixto García”, y los restantes de “Colón” y de “Las Madres”; contemplándose desde el de “García” desprovisto de árboles por ser CRIADEROS DE BAGOS, la Iglesia Católica de la Villa, nombrada de San Fulgencio Patrón de la Villa, y que se escogió por ser hermano de San Isidoro, que lo era de Holguín, y de “San Florentina”, de Fray Benito, catalogada entre las mejores de la Isla por su belleza arquitectónica, la que fue consagrada el once de Junio de 1853 por el hoy Beato Antonio María Claret, y edificada como lo han sido los templos de esa religión, con las limosnas del vecindario, y ésta de Gibara en su mayor parte, por la altruista señora doña Victoriana de Ávila y González de Rivera, que a más de ello, contribuyó con los ornamentos, vasos sagrados y demás alhajas de su culto, y que su imagen y altar de San José, se debe a Juan Sampera y Sanjuán, la de “San Fulgencio” y las pilas de agua bendita, a María Gurri; el reloj y el “Jesús del Santo Entierro”, al vecindario; la de “Nuestra Señora del Rosario”, a Magdalena Leal; al Párroco holguinero, D. Antonio Santiesteban, “La Dolorosa”, La Resurrección y el San Juan Bautista, el altar de Nuestra Señora de los Dolores, a José Cubero, el de “La Benditas del Purgatorio”, a las hermanas de Ávila y González de Rivera; y la que está administrada en la actualidad por tres sacerdotes españoles de exóticos apellidos hasta para la exótica Villa, defensores de la Religión, del Hogar y de la Patria Cubana, amenazada en este año de 1956, según sus Hojitas Parroquiales, por los modernos comunistas cubanos, los Masones.

Verá que en ella existen, como en todas las poblaciones de importancia de la Isla, un Hospital Civil, que como todos los de la Isla, se encuentra en completa estado de abandono; Administración de Correos y Telégrafos, en la cual, créalo o no, está depositado el Archivo del Correo de Holguín; Matadero Municipal construido por el Cabildo con la ayuda del pueblo; Zona Fiscal; Cementerio, Aduana, Valla de Gallos; Jefatura de la Policía; Cuartel del Ejército y la Marina, Juzgado Municipal y Correccional; Juzgado de Primera Instancia y de Instrucción; Casa Cabildo alquilada; Casa de Socorros; Biblioteca Municipal; el “Unión Club”, como Sociedad de Recreo de los pudientes blancos; el Club “Maceo”, para los de color; La “Colonia Española”, para los de la Madre Patria; “Unión Fraternal”, como Logia Masónica y otra de la Orden “Caballeros de la Luz”; Cinematógrafo; Jefatura de Salubridad; Oficinas de la Cuban Telephone, de la Planta Eléctrica, de Acueducto, de la Aduana; Sucursal del Banco “Núñez”; Iglesia Protestante de “Los Amigos”, la primera establecida en Cuba, habiendo sido su fundación el once de Noviembre de 1900, con su correspondiente escuela, siendo su Pastor, Arsenio Catalá Cabrera; Peluquerías; Barberías; Zapaterías; Comercios, Farmacias; Hoteles; Bares; Periódicos Locales; Escuelas Incorporadas al Instituto de Holguín, Privadas y Públicas del Estado; de Kindergarten; Superior de Artes Manuales; Panaderías; Dulcerías, Fotografías; Talleres de radio y un Ingenio en el término, el Central “Santa Lucía”, y por estar situada la Villa a la orilla del mar, un Muelle y un Almacén y balnearios como el “Gibara Yacht Club”; el “Club Náutico”; “Casino del Mar” y “Maceo Yacht Club”; y le contarán, ya que estuvo en la “Villa de los Tubos”, (Villa de los tubos porque "tubo" aunque ya no tiene. Nota del Administrador del Blog) que llegaron a contar con cinco muelles debido a su enorme tráfico mercantil y con firmas como las de “Garrido y Compañía”; “Tamargo y Sobrino”; “Santiago Jimeno”; “Roca, Martínez y Compañía”; “Freyre e Hijos”, “Rey y Compañía”; “Manuel da Silva”; “Longoria y Compañía”; “Beola y Compañía”, de las que muchos de ellos fueron banqueros; con media docena de millonarios y con un Don Javier Longoria, de fama internacional, y con el no menos rico y famoso, don José Beola; con seis trapiches y con Ingenios como el “Santa Lucía”; “La Caridad”; “Santa María y Colombia”; “Victoria” y “Santo Tomás” y con sus ríos Cacoyugüín y Gibara, navegables hasta sus respectivos embarcaderos; y le enseñarán fortines y restos de murallas; la Fortaleza de Fernando VII; los Colgadizos; el Túnel; las Cuevas; el Cuartelón, la Silla de Gibara; la Pelegrina; el Chalet da Silva; la Casa de Ordoño; el patio de la casa de las Quintanas la casa en que Pepe Beola celebrada sus afamados bailes del Día de Reyes; y le demostrarán que no hay mejores plátanos que los de sus sierras; habas, como las de Caletones; papas, tomates y cebollas, como las de Potrerillo; pargos como los de su bahía; camarones, como los de su río; coquinas y almejas, como las de sus playas; quelonios, como los de sus costas; sardinas como las de Caletones; anguilas como las del río Gibara; nada más sabroso que sus enchilados de jaibas y de cangrejos blancos; que sus sopas de arroz con coquinas; que las frituras de caro; su arroz con ciguas; su chocolate de cañafístulas; su harina de maíz con jaibas, y si se descuida encontrará sabrosa su harina de maíz con sinsonte y su fricasé de guanabás; y al conocerlos sabrás de sus apodos, los apodos de Gibara, la esencia de Gibara, que todos los llevan y en todos resultan ser un apellido que se hereda con la muerte, bien colocados y que a nadie ofenden, y sabrá distinguir a Manuel “Chimenea”; a Jesús “Bibijagua”; a Pepe, “Maldición”; a Jesús “Puñalá”; a Emilio “El Guabino”; a Alberto “Guaraguao”; a Toñito “Guayabito”; a Alberto “Cañito”; a Roberto “Perro Muerto”; a Serafín “Bicicleta”; a Juan “Velorio” a Ramón “Garrapata”; a Ricardo “Pan con Z”; a Manuel “Siete Bocas”; a Mateo “Suavecito”; a Joseíto “La Cubera”; a Antonio “Caringa” a Paco “Chinche”; a Toño “Pellejo”; a Ramón “Pata de Vaca”; a Paco “Señita”; a Nicanor “4 kilos”; a Longino “Barba de Piojo”; a Gastón “Chimenea” y aprenderá a recitar la poesía de los apodos de Gibara, gracias a la inspiración poética de José Antonio Recio:

Allá en “La Perla del Oriente”
existe un humano todo,
en donde ha visto más gente
con singular apodo;
allí encontrará de todo
igual que en una Botica,
a Lucía “La Chancharica”,
al gran mulato “Bembeta”,
a Adolfo “La Cubereta
y otros que abajo se explica.

Está Panchito “El Soplao”
y Gerónimo “Aguacate”,
está Eladio “Chocolate”
y también “El Guaraguao”;
está Don Rufo “El Gambao”
y Evaristo “El Charrán”,
tienen a Pedro “Quinlián”,
a un tal Agustín “Congrí”,
al bembú de Julio “Taití”
y al viejo Manuel “Tetuán”.

Está Arsenio “Ciruelita”
y Miguel “Cara de Caballo”,
Cándido “Paraguayo”
y Toñé “Guayabita”;
está Plácido “Chispita”,
también Andrés “Pellejito”,
también Ignacio “Chivita”
y luego Juan “El Dormío”
y también Paco “Cocío”
y hasta Alejandro “Pollito”.

Está Lalo “Mantecao”,
y hasta Ramón “El Careto”,
y un tal Paco Pureto
y también Pepe “Fiao”,
Mingolo “Pudín Quemao”
y Toñé “Pisa Bonito”,
“El Bocón”, Juan Agapito
y Valentín “El Yaguaso”,
está Felipa “Bandaso”
y también está “Matojito”.

Tenemos a Ricardo “El Grillo”
y a Manolo “Traga Cabo”,
tenemos al viejo “Chabo”
y también a “Don Guevillo”
al andaluz “Manuelillo”,
también a Pipe “Palito”,
está Armando “Gallito”,
está Paco “La Perrita”,
está Diego “Cutarita”
y luego Manuel “Mosquito”.

Está Pepe “Maldición”,
está Juan “Taburetico”,
Angelito “El Chancharico”,
y también Andrés “Follón”;
está Guzmán “El Casón”,
esta Nino “Platanito”,
también Caridad “Huesito”,
Paco Pérez “Vitillero”,
también Andrés “Saguero”
“Enriqueta” y “El Manquito”.

Está Manuel “Siete Bocas”,
está José “Costillita”,
está Pepe “La Chivita”
y la Vieja “Lola Coca”,
está Cecilia “La Loca”,
“Explosión” y “Don Ayuso”,
y aunque digan que es un abuso
miento a “Nariz de Chayote”
y hasta a Víctor “Garrote”
en mi décima yo verso.

Está Cholo “Chimenea”
y también Floro “El Caín”,
tenemos al loco “Casbín”
y Marcelino “Jachea”;
y ardiendo como una tea,
voy a morir muy gozoso,
pero yo a Ramón “El Oso”
le debo de mencionar
para luego rematar
con Salvador “El Coloso”.

Está Tomás “Ginebrita”
con su buen hijo “Capricho”,
también el negrito “Chicho”
y luego Toñe Curbita
también Luis “Cabrillita”,
también el duende “Maleco”
y aunque en mi verso yo peco,
menciono a Luisa “Jijón”,
también a María “Pichón”
y hasta a Alejandro “Tareco”.

Allí está Paco “Señita”,
también Mario “Matraca”,
también “Cabeza de Vaca”
igual que Pepe “Gorrita”;
está Neno “Cabesita”
y Ciriaco “Morrocollo”
que fácil baja a un hoyo
para tomarse un baso de agua;
está Joaquín “Bibijagua”
y el Carbonero “Goyo”.

Está Emiliano “El Guabino”
y doña Luisa “La Chinche”
que como sapo se hinche
peleando con el vecino,
y tenemos a Longino
que pasa el año pescando
y a Juan “Velorio” velando
por si se muere una hormiga,
para llenarse la barriga
y siempre vivir vagando.
Y oirá su opinión sobre las frutas cubanas por boca de Robustiano Verdecia, el que considera las frutas de Cuba, las mejores y más variadas del Mercado, mandadas por Dios para la plebe y no para la aristocracia; en su mayoría propias de mono, al nacer sus plantas sobre pedregales: la PINA, exquisita, pero si no tiene un cuchillo bien afilado no podrá disfrutar del placer de comerla; el COCO, necesitado de un machete, un punzón, una mandarria y de fuerte musculatura, requisitos indispensables para poder aplacar la sed o comer su masa, quedando manchada la ropa para toda la vida; el MARAÑON; aprieta los dientes y nos produce un estreñimiento que no hay laxante que lo elimine, y nos mancha la ropa; el CAIMITO, nos ennegrece los labios y los dientes, necesitándose de una botella de aceite, cepillo, jabón y toalla para quitarnos la pegazón y el embarro que el placer de probarlo nos ocasiona; la CIRUELA, la comemos con el temor de tragarnos su cuesco, ya que si lo tragamos viramos los ojos y echamos espuma por la boca, perdemos el habla y si por casualidad lo echamos, lo será envuelto en pelos como una pelota; el MANGO, nos produce el efecto de tomar la sopa con los dedos, nos recuerda a los muchachos chiquitos, y necesitamos jabón y agua para quitarnos el embarro; el GUINEO, nos es un laxante, y si comemos varios, en vez de comer una fruta estamos tomando un purgante terrible que ablanda al más pintado. ¡Con decir que los Médicos a veces lo recetan a los enfermos! LA NARANJA, hay que quitarle la corteza verde, después la blanca, exprimirla, colarla, y piense que su cáscara verde tiene una resina explosiva, usándose para encender la candela; la GUAYABA mete miedo si pensamos nos produce la apendicitis con sus millones de semillas; la GUANABANA si la tomamos de la planta, nos pinchamos, y para saborear su pulpa, necesitamos leche, azúcar y agua, y en resumen estamos llenándonos la boca de algodones; el COROJO, necesitamos la ayuda de un yunque y un martillo y suma agilidad, siendo la causa de tantos tuertos; la PAPAYA se usaba antes para amarillar los plátanos y ablandar la carne, sus semillas parecen municiones y dicen que ablandan los huesos; el ANONCILLO tiene escasa pulpa y si se traga el cuesco, juega con el dolor; el ANON, para disfrutar de su delicada pulpa hay que volverse regadera por la cantidad de semillas que tiene; y el NISPERO, es imán de los murciélagos y Ud. no lo es. Y si no pagas te dirán ERES MAS MALO QUE CACHO; si juras, no te creerán, ya que FELIX FALLO, y si Félix falló, FALLA DIOS; y si eres poco amante del trabajo, y vives bien, le recordarán a Floro Munilla, y le harás decir, EN CADA HOGAR HAY UN FLORO MUNILLA; si protestas, te dirán ¿YA TE BESO CHEPE? Y si vas por “El 20 de Mayo”, no le digas a Vicente Salermo qué tienda más surtida tiene, si en Holguín estuviese le llamarían Grocery; y sobre todo no menciones en su presencia a “Patoto”; sería peligroso para ti.