ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

5 de julio de 2010

Gibara, Imprentas y periódicos


Numerosas imprentas y periódicos existieron entre finales del siglo XIX y los primeros 60 años del siglo XX en Gibara.

En 1873 fue adquirida por Don Gregorio Fernández de la Vega la primera imprenta que se estableció en la localidad, utilizada sólo para anuncios mercantiles, tarjetas de felicitación y trabajos similares. Poco tiempo más tarde el propio Fernández de la Vega adquirió otra imprenta donde se editaría el periódico EL PORVENIR, primer periódico que tuvo Gibara, cuyo número inicial salió el 4 de marzo de 1875.

La imprenta EL PORVENIR fue vendida, primero llegó a manos de Don Ezequiel Ruiz del Valle y luego a Rafael Cuesta López y a Martín Bim Canta. En ella se editaron además, en la época colonial el periódico semanal LA MUJER (1882) y el semanario informativo LA LINTERNA (1894).

En el siglo XIX aparecen dos imprentas más: LA CONSTITUCIÓN, propiedad de Don Juan Calderón y Rodríguez y el establecimiento tipográfico de Martín Bim Canta, introducida por éste alrededor de 1886. La primera de ella publicó el periódico LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA (1884) y la segunda, EL FERROCARRIL (1891) y EL TRIUNFO (1898).

EL BUENDESEO, órgano de la raza de color, LA LEGALIDAD, GRITO DE YARA y EL PROGRESO, fueron los nombres de otros periódicos que vieron la luz en Gibara en los últimos años del siglo XIX.

Debe significarse que de las imprentas mencionadas sólo la de Martín Bim publicó libros como: COLECCIÓN DE POESIAS INÉDITAS DE JUAN CRISTÓBAL NÁPOLES FAJARDO; El Cucalambé (1886); MACEO, poesía de Fernando García y Grave de Peralta (1899) y GIBARA Y SU JURISDICCIÓN, de Herminio Leyva.

En la época republicana, el establecimiento tipográfico de Bim Canta se convirtió en la imprenta Bim y Prades y aparecieron otras como “El Comercio” (alrededor de 1915), de Atanagildo Cajigal; “El Gibareño”, de Faustino Ramos y “Antorcha” de los hermanos Friman Expósito, entre otras.

En ellas aparecieron periódicos como El Semanario LA VERDAD (1900); PRO PATRIA (1914); EL COMERCIO (1915); TRIBUNA LIBRE (1923); EL GIBAREÑO (1932); LIBORIO (1940); ANTORCHA AUTÉNTICA (1945), por mencionar sólo algunas. También se publicaron las revistas GIBARA ILUSTRADA (1914), TRADICIONES GIBARAREÑAS (195?), CLUB-200 y PERSONALIDAD, de la década de 1950.

En ediciones de libros, a la labor que había hecho en este sentido la imprenta de Bim Canta en el siglo anterior se unió también la de Atanagildo Cajigal y de estos establecimientos salieron publicados los títulos: ODISEA DEL GENERAL JOSÉ MACEO, de Máximo Gómez (1905); SOUVENIR: JUEGOS FLORALES (1923); ESTAMPAS DEL REGRESO, de Armando Leyva (1923); AQUÍ (1956), poemas y cuentos de Alberto Ríos.

Algunas de estas imprentas y periódicos llegaron y existieron luego del triunfo Revolucionario. Después de 1959 fueron publicados en la década de 1960 los periódicos VENCEREMOS y BAHÍA, los que no perduraron por mucho tiempo.

Regresar al índice