LO ÚLTIMO

La historia de LOS CHINOS que le dieron nombre al famoso agromercado holguinero

14 de octubre de 2016

Francisco Frexes



El Eco de Holguín, de 2 de abril de 1910 publica la carta de agradecimiento que envía Panchito Frexes desde el Colegio de las Escuelas Pías de Guanabacoa donde estudiaba gracias a una beca otorgada por el Gobierno provincial.

“Un huérfano agradecido. Habla el primogénito del inolvidable mártir de Soroa.

Guanabacoa, marzo 25 de 1910

Sr. Diego Jiménez, Santiago de Cuba

“Distinguido Sr., y amigo muy querido:

No hace mucho acabo de enterarme por mi querida mamá de su caballerosidad y nobles ideales de patriota, que unidos a la dignidad y consideración de ese Consejo Provincial, han querido honrar la memoria de mi pobre padre[1], por cuyo motivo, aprovechando el regocijo que me embarga, quiero hacer constar mi gratitud hacia Ud., en particular y al mismo tiempo servirá para el Consejo en general.

¡Que satisfacción más grande he tenido al leer su carta en que nos comunica que ese Consejo Provincial continuará velando por mi educación e instrucción!.

(…)

Era yo muy pequeño cuando mi padre al campo se marchó, y mi madre, con esa ternura propia de la mujer cubana, le decía: “no te vayas Panchito, piensa en que tus hijos quedarán sin padre y en consecuencia desgraciados”, y ¿sabe el Sr., Jiménez y ese Consejo Provincial lo que contestaba?: “Verdad es que puedo ser presa del plomo vil, más mis hijos no quedarán desamparados, ahí quedan mis compañeros que sabrán velar por Ustedes”.


La influencia del legado patriótico de su padre, el coronel mambí Panchito Frexes, fue forjando en Paco Frexes una recia personalidad que lo inclinó al estudio de las leyes. Tras su graduación como abogado, instaló uno de los bufetes de mayor clientela que tuvo Holguín. Asimismo Paco fue el segundo holguinero en  ocupar la máxima dirección del Rotarismo en Cuba. Para muchos este holguinero encarnó las mejores cualidades de un dirigente rotario, por la entrega a sus ideales, sus cualidades de guía y el afán de servir a la comunidad.

 

Paco Frexes, o mejor “Paco Holguín”, como le gustaba que le llamaran, o “Paco Cemento”, como lo bautizaron sus contemporáneos por la afanosa búsqueda que hizo de ese material para edificar las grandes obras que, gracias a él y otros holguineros, se levantaron en las décadas de 1940 y 1950, ingresó al club Rotario de Holguín desde que los jóvenes apasionados al deporte que integraban el Club Atlético de Holguín comenzaron a dar los primeros pasos para fundarlo.

Y ya en el rotarismo, sus dotes de orador convincente, su elocuencia, que nacía de la amplia cultura que poseía, y sobre todo, de su honesto corazón y de una convicción profunda alimentada en inflexibles normas morales que se expresan en los lemas rotarios de “Dar de sí, antes que pensar en sí”  y “Se beneficia más el que mejor sirve”, hicieron que Paco se destacara.

Con frecuencia era llamado para pronunciar las honras fúnebres de holguineros ilustres, como sucedió en 1928 al fallecer el maestro Manuel Avilés Lozano, o para dictar  conferencias e inaugurar instituciones o eventos que organizaban los hijos de los veteranos de la independencia, los Boys Scouts o los clubes rotarios de diversas partes del país.

Como abogado y notario, el bufete de Paco era visitado por muchos clientes que necesitaban de sus hábiles servicios. Y como Presidente del Club o como Gobernador Rotario de Cuba le llegaban decenas de solicitudes sus diligencias, dada la gran cantidad de  solicitudes  que le llegaban, de ellas dan fe los periódicos de la época y la abultada correspondencia que, para suerte de los que deseen adentrarse en el estudio de su vida o del Rotarismo cubano, conforma hoy uno de los fondos más interesantes del período republicano que atesora el Archivo Provincial de Historia de Holguín.

Durante su etapa al frente del club local, entre julio de 1939 y junio de 1940, Paco  emprendió importantes proyectos, como fue la celebración del centenario del natalicio del Mayor General Calixto García. Para ese gran acontecimiento invitó a todas las instituciones homólogas del país. Asistieron representaciones de Pinar del Río, La Habana, Morón, Camaguey, Mayarí y Las Tunas, incluyendo al Gobernador del Distrito 25, el habanero Carlos Gárate Brú, quien en su intervención pidió a las autoridades locales que preservaran las joyas arquitectónica de la ciudad, en las cuales, dijo, se escribieron hermosas páginas de heroísmo[2]. Todos los asistentes quedaron impresionados con la organización y brillantez de los actos y de la labor de dirección de Paco.

En 1945 finalmente Paco Frexes accedió a ser nominado y en la Conferencia Anual realizada en Camagüey, fue electo Gobernador Rotario de Cuba para el bienio 1946-1947.

En su condición de Gobernador el holguinero visitó los cuarenta y cuatro clubes de la Isla, y en el caso de los de La Habana y Santiago de Cuba, los visitó en varias oportunidades. En todos los lugares Paco ganó la admiración y el respeto de todos los rotarios, que veían que era su más caro empeño lograr la cohesión y hermandad entre los clubes de todo el país, y que sobre todo hacía énfasis en que no desmayaran en sus luchas por servir a su comunidad.

De su visita al Club de Holguín informa a Rotary Internacional el 3 de octubre de 1946 sobre el interés de sus socios en la construcción del acueducto, la atención a los asilos de ancianos y al orfanato, la contribución a hacer realidad la construcción del nuevo aeropuerto y a que las más importantes instituciones de la ciudad dedicaran una canastilla a un niño pobre nacido el 28 de enero, día del natalicio del Héroe Nacional cubano[3].

En su etapa como Gobernador Rotario, Paco era reclamado constantemente desde diversas partes del país, Morón, por ejemplo, organizó un formidable encuentro interclubes y allá va el holguinero; el Club de La Habana lo necesitó para el recibimiento del Ministro de Agricultura de Estados Unidos que en 1946 vino a comprar la producción de dos zafras a Cuba y Paco no se hizo esperar y tampoco para el intercambio que en octubre de 1946 el club capitalino organizó a nombre del Distrito 25 con el Distrito 45 de Puerto Rico.

Particularmente su presencia fue imprescindible en Holguín el 19 de enero de 1947, día en que unas ciento cincuenta personas y las Damas Rotarias de Santiago de Cuba vinieron a  constituir el Comité de Damas Rotarias. Y según cuenta en carta escrita al día siguiente a su amigo, el prestigioso rotario Luís Masiá, el encuentro fue el  “interclub más grandioso que se recuerda en la historia rotaria de esta ciudad”[4].

Sin embargo y pese a los esfuerzos de Paco Frexes, en esa etapa se recrudecieron algunos de los males que corroían a cierto sector del Rotarismo en Cuba, principalmente los conatos indecorosos de algunos por agenciarse los cargos más influyentes del Distrito y de las pugnas internas del Club de La Habana.

Tal vez el más sonado escándalo fue el que se  produjo en 1947, durante la visita  que en representación de Rotary International realizó al Club de La Habana el portugués Ernesto Santos Bastos. Entre las actividades concebidas por Paco estuvo un más importantes  concebidas por Paco, los directivos del Distrito y el Club de La Habana, estuvo un encuentro  con varios clubes de occidente teniendo por anfitrión el club de Artemisa. Esa noche pronunció Federico G. Morales, Presidente del club habanero, pronunció un discurso autolaudatorio que iba contra de  la más elemental ética, con el fin de ganar seguidores en su ansiosa meta de llegar a la gobernatura del Distrito, pero de inmediato el rotario Manuel Jiménez del Club de Bauta ripostó las palabras del habanero. El hecho  fue  muy criticado por la sección En Cuba de la revista Bohemia de fecha 9 de febrero, bajo el título de “Pensar en sí antes que dar de sí”[5].

Paco enfrentó abiertamente esas posturas y siempre tomó partido por la verdad y la justicia, de ahí que cuando ya había terminado su periodo al frente de los Rotarios  fue llamado por los nuevos gobernadores, para que siguiera visitando a los clubes y revisara la organización de los mismos, asesorara el desarrollo de las Asambleas y Conferencias y entregara cartas constitutivas, lo que evidencia su pasión y entrega a  los ideales de la organización y su alto sentido del compañerismo. De lo último dicho da fe su generosidad al despedir el sepelios de familiares de sus amigos,  o en congratulaciones u homenajes a personalidades y colegas. Un hermoso ejemplo ocurrió en diciembre de 1947, Paco dijo el discurso de agradecimiento por ser honrado en La Habana con la medalla Carlos J.Finlay su entrañable amigo, el Dr. Francisco Pérez Zorrilla.

En las postrimerías de 1947 el Club de Gibara auspicia un ciclo de conferencias sobre Comprensión internacional, se suman los clubes de Holguín, Tunas y Puerto Padre, y, obviamente, el Gobernador Rotario de Cuba, Paco Frexes quien diserta sobre “El turismo como vehículo de comprensión internacional”. Era ese un tema que le apasionaba. Muchas veces se le oyó hablar sobre el asunto y sobre todo lamentando el poco apoyo brindado por el Gobierno del país para desarrollar el enorme potencial turístico de la Isla. Incluso, en sus cartas a Rotary Internacional trató el asunto varias veces.

Paco Frexes falleció en octubre de 1952[6].

El año 1953 se inició con una de las más importantes congregaciones del Rotarismo oriental en Holguín. La reunión a la que asistieron los clubes de las provincias de Oriente y de Camaguey se efectuó el 18 de enero en la biblioteca de la Escuela Politécnica Calixto García (luego Instituto Técnico de Holguín, ITH). En esa ocasión fue presentado el Club del poblado de Santa Lucía (hoy Rafael Freyre), el  más joven del área geográfica que hoy abarca la provincia de Holguín.

En la agenda de la reunión no podía faltar el homenaje al recién desaparecido Paco Frexes. Después de la colocación de una ofrenda floral a Calixto García en el parque holguinero que lleva su nombre, los asistentes peregrinaron hasta la tumba del célebre rotario holguinero en el cementerio local. Allí pronunció emotivas palabras el Gobernador en funciones doctor Anastasio Fajardo. Luego, en la primera sesión de trabajo, el doctor Mario Muro, presentó sus reflexiones  bajo el nombre de “Paco Frexes. Rotario y amigo inolvidable”. Al concluir fue largamente aplaudido por todos los asistentes.

La última carta.
(Tomado de revista Navidad, 1956)

Dr. Francisco Frexes Bruzón
Paco Holguín  
Paco Cemento
El Dr. Frexes Bruzón ayudó a muchos holguineros. Sin alardes, sin trompetería, él será ayudar a quienes lo necesitaba. La carta que vamos a reproducir lo demuestra y a la vez, esa tiene un gran valor emocional, pues fue recibida por el Dr. Julián García Benítez cuando ya el Dr. Frexes había dejado de existir y su cuerpo reposaba bajo tierra holguinera. Dice así es, que acaso es la última carta que escribiera el gran holguinero desaparecido:

La Habana, 26 de agosto de 1952.

Dr. Julián García Benítez.

Mi querido Juliancito: Estoy contento de haber enviado a Yebrita[7], por medio de una carta, todo mi cariño hacia él. Hoy quiero de ti, pedirte en el bello ideal del Servicio, ayudar a un joven holguinero, estudiante brillante del 4to año de medicina, nombrado Faustino Moranda y Miranda; buscarle la manera de ingresarlo en El Mercedes o el Calixto García o donde fuere, para que no tenga que abandonar su linda carrera. Tu, que tienes mi mismo corazón, no te molestará mi petición, sino que creo que te entusiasmará. ¡Que bien sabes tú cuanto te quiere!

                                          Paco Holguín”

Dr. Julián García Benítez
Congresista
Hemos pedido al Dr. García Benítez el regalo invaluable de esa carta que él guarda amorosamente como postrer recuerdo de su buen amigo, para colocarla en una urna de cristal y colocarla en el local del Círculo de Periodistas, del cual el Dr. Paco Frexes fue socio de honor, como homenaje perdurable al ilustre holguinero que hemos perdido.




[1] Paquito era hijo del Coronel Mambí Panchito Frexes, caído en combate en Soroa, Pinar del Río, cuando acompañaba al bravo Antonio Maceo en la histórica invasión a Occidente.

[2] Archivo Provincial de Historia de Holguín. Fondo Movimiento Rotario. Carta Mensual del Gobernador Carlos Gárate Brú, agosto de 1939. Legajo 1 Expediente 11 Folio 18.

[3] Ibídem. Carta de Paco Frexes a Rotary Internacional, fechada en Holguín el 3 de octubre de 1946. Legajo 1, Expediente 15 Folio 74.

[4] Ibídem. Legajo 1, Expediente 30 Folio 34.Carta de Paco Frexes a Luís Masiá.

[5] La sección “En Cuba”, de la revista Bohemia, publicó en el primer semestre del año 1947 varios trabajos críticos sobre las posturas deshonestas de Federico G. Morales  y otras figuras encumbradas del Rotarismo. En el titulado “Rotarias. Una cura de toxinas”, publicado desde  la página  45 a la 48 en la edición con fecha 25 de abril, resalta como en la elección del Gobernador se produjo “una votación de altas presiones democráticas”, pues las “piñas” y presiones de Morales se fueron al piso al escoger los delegados para el cargo a Enrique Leiguarda, un humilde hombre de pueblo.

[6] Duelo en Holguín por la muerte de Francisco Frexes Bruzón. Periódico “Norte”, 28 octubre de 1952. Pág. 1

[7] Dr. Diego Yebra Proenza, fallecido posteriormente.