LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

13 de enero de 2015

La autobiografía que escribió el Mayor General Calixto García



Firma del mayor General Calixto García
Calixto García Iñiguez. Nació en  Holguín, el cuatro de Agosto de 1839[1].

Hijo legitimo de Ramón García[2] y Lucía  Iñiguez[3]. Permaneció en ese pueblo. 

Hasta el año de [18]53, desde cuya época y hasta el 59 recorrió varios pueblos de la Isla dedicado al comercio[4].

En el 59 fijó su residencia en Jiguaní donde vivía su padre, ocupándose de administrar lo bienes de este[5] y los que había heredado de su abuela materna.

Contrajo matrimonio[6] en 1852 con Isabel Vélez Cabrera[7]. En ése pueblo [Jiguaní] ejerció varios cargos públicos entre ellos el de Alférez Comandante de la Sección de Voluntarios de Cataluña del Ojo de Agua, Vocal de las Juntas de Agricultura, Industria y Comercio, de la de Instrucción Pública, Sanidad y otras, habiendo sido electo Regidor, cuyo empleo ejercía cuando estalló la revolución[8].

Invitado en 1867 por el Ciudadano Mariano Acosta para tomar parte en la asociación formada en Bayamo para preparar la revolución, ingresó en ella desempeñando algunas comisiones. En una de ellas se hallaba en Holguín el once de Octubre[9] en la noche cuando le avisó el  Licenciado Castellanos[10] haberse sublevado en Yara, Carlos Manuel de Céspedes. La misma noche habló con el Licenciado Belisario Álvarez[11], jefe del Club[12] de Holguín que le ofreció que secundaría el levantamiento de Yara si algún otro pueblo lo apoyaba y con este objeto salió para Jiguaní a cuyo lugar llegó el 12, pronunciándose el trece con el
General Donato Mármol[13].

Tomado el pueblo [de Jiguaní]y su  jurisdicción [Calixto García] fue nombrado gobernador ocupándose en los pocos días que desempeñó este puesto, en armar y organizar más de mil hombres con los cuales marchó el 18 para Bayamo llamado por Céspedes[14] y de cuyo lugar marchó al camino de Manzanillo con objeto de impedir pudiera entrar a reforzar la guarnición de Bayamo la columna que, con ese objeto, venía de Manzanillo. Batida esta por el General Díaz recibió orden el 19 de marchar a  Jiguaní para cuyo lugar marchaba desde [Santiago de] Cuba el Coronel Quirós con 800 hombres, habiendo ya rechazado las fuerzas cubanas que ocupaban las Ventas de Casanovas.

Mayor General Calixto García Iñiguez
[Después] Marchó para ese lugar y avanzó sobre las Ventas, pero el enemigo contramarchó y ocupó a Baire el 21. Llamado por el General Mármol a Jiguaní salió con éste para sitiar a Baire habiéndosele encargado ocupara el camino real de Baire a Jiguaní, mientras el General Mármol y Gómez ocupaban el de El Cobre y elGeneral Luis Marcano[15], Jefe de todas las Fuerzas, situaba su cuartel general en La Rinconada. Al marchar los Generales Gómez y Mármol a ocupar la posición indicada encontraron al enemigo, trabándose  en la tarde del 25 la memorable acción del Pino en que batidas las tropas españolas tuvieron que encontrarse acobardadas en el pueblo[16].

Al oír los primeros fuegos marchó García sobre Baire llegando hasta las primeras casas del pueblo donde recibió orden del General Marcano de volver a ocupar su puesto la cual cumplió no sin haberle hecho presente a ese jefe lo conveniente que  seria atacar el pueblo aprovechando la salida de los españoles que en su mayor parte estaban batiéndose en el Pino; pero reiterada la orden obedeció volviendo a ocupar su puesto. El 27 abandonó el enemigo el pueblo y se pronunció en retirada para [Santiago de] Cuba habiéndolo perseguido con su fuerza y a las órdenes del General Gómez hasta Palma Soriano, habiéndolo batido en El Sitio, Fray Juan y la Palma. Nombrado en este punto Coronel[17] Jefe del Estado Mayor del General Gómez marchó con éste a sitiar a [Santiago de] Cuba, ocupando el 7 de noviembre el Puerto de Bayamo. El 21 marchó a atacar El Cobre y habiéndose dispuesto el asalto al Santuario[18], lugar donde se habían hecho fuertes los españoles después de abandonar las trincheras que tenían en la plaza del pueblo, marchó con el General Gómez apoderándose de las casas del frente del Santuario donde permaneció desde las ocho de la mañana hasta las once batiendo al enemigo, cuya posición  abandonó por haber llegado refuerzos de [Santiago de] Cuba al enemigo. El 24 de noviembre recibió orden del General Gómez para marchar al Cobre cuyo punto encontró abandonado por el enemigo, ocupándolo entonces y nombrando en él Autoridades Cubanas, encargando de la guarnición al entonces Coronel Félix Figueredo, según orden de Gómez e incorporándose con  este en el Puerto[19] de Bayamo. En este lugar permaneció hasta el 2 de enero de 1869 tomando parte en todas las operaciones llevadas a cabo para formalizar el asedio de [Santiago de] Cuba y ese día salió para Jiguaní a recoger fuerzas para agregar a las, qué llevara al General Mármol para Bayamo que iba a oponerse al Conde de Balmaceda que, desde las  Tunas, avanzaba sobre esa población. Hizo entrega de esa fuerza al Teniente Coronel Rodríguez  Tamayo, y por orden superior volvió a  incorporarse al General Gómez con el que se reunió en  San José. En este lugar se sostuvo [un enfrentamiento] contra una gran columna enemiga que avanzaba para apoyar a Valmaseda, la cual no pudo lograr su objeto habiéndola batido y rechazado el 14 de Enero. El 17 marchó a Jiguaní, cuyo pueblo encontró abandonado a consecuencia de la entrada de Valmaseda en Bayamo e incorporándose al General Marmol volvió con él a reunirse a Gómez lo que efectuó en el ingenio Caney[20]. En éste punto recibió su nombramiento de General de Brigada poniéndose al frente de una [tropa] y marchando por los ingenios del Valle de Sabanilla [en Santiago de Cuba] con las Divisiones que mandaba el General Mármol, apoderándose de varios ingenios que fueron destruidos. En la Chiva tuvo un encuentro con los españoles haciéndoles dos prisioneros, continuando después para la jurisdicción de Holguín por cuyo lugar se esperaba a la Mary Lovell[21], a cuyo efecto acampó en el paso de Lucrecia[22]. Habiéndose sabido la pérdida de esta recibió orden de marchar á Jiguaní[23] cuyo lugar fue atacado por nuestras fuerzas  el 19 de Febrero de 1869 y en él cual tomó parte habiendo avanzado varias veces sobre la población en los diferentes asaltos que se intentaron en los dos primeros días del ataque. El 21 salió para el camino de Bayamo a esperar una fuerza enemiga que venía para Jiguaní con la que tuvo un encuentro en Arroyo Hondo.

Incorporado al General Gómez marchó a Guisa a prestar ayuda al General Díaz[24] batiéndose el 1 de Marzo en la Loma de Piedras. Llamado a Valenzuela el 7 del mismo mes sostuvo varios fuegos con una gran columna enemiga, la que retrocedió a Bayamo. Acampado en Charco Redondo ocupó esta posición a las órdenes del General Gómez hasta el mes de Mayo, a pesar de haber sido atacado doce veces por el enemigo.

En 20 de Mayo marchó a Holguín a recibir armas de la expedición Perrit[25] en cuyo lugar permaneció a las ordenes del General Jordán[26] marchando con este jefe a [Santiago de] Cuba y tomando parte en al ataque de la Aurora y en el de San Jorge[27] en el mes de Julio. En Septiembre marchó a Holguín con el Mayor General Gómez donde fue atacado diversas veces en campamento teniendo encuentros  en los Haticos, Alcalá, Santa Cruz, El Sitio, Realengo y Palmarito.

A consecuencia de un gran número de tropas que el 20 de Enero de 1870 invadieron el distrito de Holguín recibió orden de concentrar sus fuerzas, lo que  verificó en el Rejondón de Báguano donde fue atacado varias veces sin poder el enemigo desalojarlo de sus posiciones y atacando además al enemigo con buen éxito en Camazán, Doña Juana, Tacámara y Guiral.

El 24 de Febrero recibió orden[28] de marchar a las Tunas y ponerse a las del General Vicente García en cuyo lugar rechazó al enemigo por tres ocasiones en la Luisa, batiéndolo además en el Palenque, por cuatro veces en San Agustín y Herradura. Habiendo sido destinado a las órdenes del General Gómez para tomar parte en la invasión de Bayamo[29] que preparaba el General Díaz, tomó parte en ella haciendo su entrada por Altagracia de Cuba donde rechazó dos grandes columnas enemigas en los días 21 y 23  de Abril y rechazando también las salidas que hizo el enemigo del campamento de la Caridad en Fray Juan y el Caimito tomándoles algunas armas. El  24 asaltó el caserío de Baire Abajo apoderándose de algunas armas y agregándose a sus fuerzas más de cien hombres útiles que el enemigo tenía en aquel lugar.

El 30 de Abril atacó las trincheras de Santa Rita apoderándose de ellas y del poblado y siguiendo al enemigo que los abandonó después de una hora de fuego haciéndoles doce muertos y catorce prisioneros y apoderándose de 24 peabody[30] y 20 carabinas, cartuchos, etc. Acampado a dos leguas de Jiguaní tuvo varios encuentros con el enemigo habiendo recibido un balazo en el brazo izquierdo en el  que sostuvo en la Cruz de Piedra el 31 de Mayo 1870.

En Junio fue nómbralo 2o. Jefe de Holguín cuyo destino no llegó a desempeñar a consecuencia de su herida y de una grave enfermedad que padeció[31].

En Diciembre marchó con el General Gómez a la Socapa habiendo tomado parte en la derrota que sufrió el enemigo en la Loma del Gato[32], de cuyo punto tuvo que  hacer entrega de su fuerza al Teniente Coronel Hernández por encontrarse enfermo y no poder continuar para la Socapa[33]. Tomado este pueblo y muerto ese jefe en el ataque [Calixto García]volvió a encargarse del mando marchando a Baire, donde perseguido por grandes fuerzas enemigas tuvo varios encuentros en la Loma de Gloria, el 20 al 27 de Enero de 1871.

Nombrado 2o. Jefe del  distrito de Cuba en 2 de Febrero de 1871 pasó a ese distrito y se batió en Vuelta Grande, Monreal, Barrancas, etc. En el mes de
Julio, habiendo marchado el Mayor General Gómez a Guantánamo, quedó encargado de las fuerzas que operaban sobre Cuba y Jiguaní[34], dirigiendo el ataque de Yarayabo de 10 de septiembre. El 17 marchó a Jiguaní atacando en la madrugada del 18 y apoderándose de la población, de uno de los cuarteles enemigos, y haciéndoles más de 200 bajas y tomándoles cuarenta armas y retirándose el mismo día después de saqueada e incendiada la población. En la tarde del mismo día acampado en Palmarito, a cuatro leguas de  Jiguaní atacó el enemigo y después de un rudo combate de tres horas se hizo de noche y aprovechando ésta se retiraron los  godos. Desplegadas sus fuerzas en los meses de Octubre, Noviembre y Diciembre en guerrillas tuvo muchos encuentros con el enemigo en diversos puntos con buen éxito.

El 28 de Diciembre [de 1871], reunidas sus fuerzas, marchó al pueblo de Guisa el cual atacó el 4 de Enero de 1872 con el mejor éxito, habiendo reconcentrado al enemigo a sus trincheras y apoderándose del poblado, el cual incendió y saqueó tomando armas y haciéndoles como cien bajas e incorporándosele como treinta voluntarios del poblado[35].

Acampado en la Aplastada, a cuatro leguas de Guisa, esperó los días 5, 6 y 7 al enemigo y no atreviéndose este a atacarlo volvió para la jurisdicción de [Santiago de] Cuba[36]. Al llegar a ella encontró orden del gobierno para marchar a Holguín, nombrado Jefe de Operaciones de aquel punto[37].

Encargado del mando se situó en Tacajó y viendo que el enemigo no lo atacaba avanzó a Alcalá donde acampó el 1 de Abril de 1872. El 5 a las doce del día atacó el enemigo sus avanzadas no atreviéndose a marchar sobre el campamento hasta las 12 de la noche, a cuya hora se trabó  el combate que duró hasta las 3 de la madrugada en que agotadas las municiones pudo el  enemigo ocupar la posición. En la mañana siguiente, pertrechada la fuerza, avanzaron algunas guerrillas y bajo los fuegos de [las fuerzas cubanas] estas [las guerrillas] emprendieron su retirada para Holguín conduciendo muchas camillas y dejando varios cadáveres. Ocupada otra ves la misma posición, volvió a atacarla el enemigo y al mismo tiempo otra fuerza avanzaba por Tacajó el 11 de Abril. En los días 11, 12 y 13 batió el enemigo en ambos puntos y el destacó, dos guerrillas sobre la zona enemiga las  cuales quemaron dos  ingenios alrededor de Gibara, lo que obligó al enemigo a abandonar sus ataques y marchar a los puntos amenazados. El 28 del mismo mes dispersó una columna como de doscientos hombres por Báguano, quitándole veinte armas, todo el convoy y dejándole veinte y tres muertes en el campo. El primero de Mayo fue ascendido a Mayor General[38].

El 6 del mismo mes atacó una fuerza enemiga que acampó en los Berros. El 27 al llegar al cuartel general de los Pasos supo que había sido atacado por una fuerza enemiga el 26, quienes después de tres horas de combate se apoderó de la posición por lo que destacó al Teniente coronel José María de Peña[39] a que ocupara el camino de Banes.

El 21, 29 y 31 de Mayo sostuvo varios combates con la misma columna quitándole algunas armas y obligándola a retirarse a sus campamentos. El 6 de Junio ordenó al Teniente Coronel Peralta[40] que invadiera la zona enemiga e incendiara algunos poblados, lo que verificó esta. [Peralta] destruyó los [poblados] de Corralillo, San Carlos, Guabineyón y Cuabitas, mientras el Teniente Coronel José María Peña destruía el caserío de San Gregorio, en Mayari. El 25 de Junio ordenó al Brigadier Calvar y al Coronel Maceo[41] que ocuparan el camino de Holguín a Barajagua, donde debía de incorporársele el 29. El 28 estos jefes derrotaron completamente en Báguano una fuerza española de 300 hombres, dejando [los españoles] en el campo 115 muertos y 146 remingtons y considerable numero de cápsulas[42].

El 6 de Julio atacó el caserío de Sama, destruyéndolo completamente y apoderándose de muchas armas. El 7 batió en Cupey a una fuerza enemiga como de 550 hombres, habiéndole muerto al Jefe de ella, Coronel Huerta[43] y haciéndola retroceder a Sama[44].

En el mes de Junio fue nombrado Jefe de Operaciones del Departamento de Oriente que comprende los Distritos de Holguín y Cuba[45], cuyo mando desempeña hoy 2 de Agosto 1872[46].


[1] La casa Natal de Calixto García estaba situada en la calle San Diego según el nombre de las calles en la época de su nacimiento Actualmente la  dirección es Calle Frexes esquina a Miro. La casa es un museo y tiene una biblioteca especializada en las guerras de independencia.
[2] Ramón García González nació en Venezuela en 1812, hijo del castellano Calixto García de Luna Hernández y de la venezolana Maria de los Ángeles Gonzáles del Rey. De este matrimonio nacieron 6 hijos. Al concluir el dominio español en Venezuela el abuelo del futuro general se traslado con los tres hijos varones a Santiago de Cuba y luego se estableció en Holguín, dedicándose al comercio. Apoyó activamente al general Lorenzo en 1836 en el establecimiento de la constitución de 1812 por lo que sufrió prisión en La Habana. Su hijo Ramón se caso el 2 de mayo de 1835 con la holguinera Lucia Iñiguez Landín. Del matrimonio nacieron 6 hijos. El segundo de ellos era Calixto. Ramón se estableció posteriormente en Jiguaní. Se fue a la guerra con su hijo. Fue hecho prisionero en 1870. En 1875 se encontraba en Madrid. Falleció en La Habana el 3 de septiembre de 1884. Había cumplido 72 años de su edad.
[3] Lucia Iñiguez Landín nació en Holguín el 8 de diciembre de 1819 y falleció en el mismo lugar el 7 de mayo de 1906. Era hija del holguinero Miguel Iñiguez León y la dominicana Maria Mercedes Landín Guerrero. Apoyó a su hijo en  sus proyectos independentista. Ella misma tomo parte en la lucha contra España marchando a los campos insurrectos donde fue hecha prisionera y deportada a La Habana. Acompañó a su hijo a España en los años durante los años que este sufrió prisión. Patriota intransigente, doña Lucía ocupa un lugar importante en el panteón de los héroes como una de las mujeres símbolos del independentismo.
[4] De esos años comprendidos entre 1853 a 1859 en los que Calixto afirma que se dedico a recorrer la isla, solo conocemos que trabajó junto con su tío paterno, Santiago García González, en un establecimiento comercial que este tenía en Bayamo.
[5] En Jiguaní el padre de Calixto tenia un comercio situado en la calle Cuba.
[6] El padre de Calixto se opuso a este matrimonio por lo que Calixto elevó una petición al Capitán
General pidiendo que lo autorizaran a casarse. Las autoridades españolas de Jiguaní le hicieron un
expediente donde recogieron información interesante sobre el litigio. El padre de él acabó retractándose. Sin embargo, Calixto esperó su mayoría de edad para celebrar la unión. Es posible que la causa de la oposición fuera los escasos recursos económicos de Isabel y su familia.
[7] Isabel Vélez Cabrera nació en Jiguaní. Tenia 17 años y Calixto 22 cuando iniciaron su relación
de amorosa. Se casaron el 11 de agosto de 1862. Tuvieron 3 hijos en Jiguaní (Leonor, Calixto y
Carlos) y uno en la manigua insurrecta (Justo). Otro niño les nació en New York (Mario) y dos hijas durante el destierro en España (Mercedes y Herminia). Fue el de ellos un amor trágico desde el inicio. Separados en 1870 por la guerra, no se reencontraron hasta finales de 1878 en el exilio. Se separaron de nuevo en 1880 para volver a unirse en 1882 en el destierro español: Ella viajó a España y se establecieron en Madrid. Una nueva separación ocurrió en 1895 con el inicio de la última guerra de independencia. No se verían mas hasta el frío inverno de 1898 cuando Calixto llegó a los Estados Unidos donde se encontraba Isabel con los niños más pequeños. El general encabezaba una delegación que gestionaba el reconocimiento del movimiento independentista de Cuba. Enfrascados en sus gestiones viajo desde la capital estadounidense a New York donde residía su esposa. Este fue un encuentro doloroso: Mercedes, una de las hijas  nacidas en Madrid, estaba enferma de tuberculosis. Calixto dejó una vez más su familia en medio de un drama terrible. En Washington Calixto enfermó de pulmonía y murió el 11 de diciembre de 1898. Poco después fallecía Mercedita. Isabel no pudo asistir al sepelio del esposo atareada en la atención a la niña. El 9 de agosto de 1916 ella murió en La Habana, olvidada por todos. Hoy la sufrida y tenaz Isabel continúa en el anonimato. Para tener más información lea en este blog: Isabel y Calixto.
[8] Varios miembros de los cabildos se incorporaron a la revolución. Los casos mas relevantes son los de Vicente y Calixto García.
[9] En sus notas sobre los primeros días del alzamiento, Calixto se refiere a que el 10 de octubre se enteró en Holguín del alzamiento de Céspedes mientras en esta autobiografía afirma que fue el
11. Parece mas lógico esta ultima, al analizar el espacio y el tiempo.
[10] Joaquín Castellano: uno de los miembros de la junta revolucionaria de Holguín antes del estallido de la guerra.
[11] Belisario Álvarez y Céspedes era primo de Carlos Manuel de Céspedes. Al estallar la guerra se unió a los integristas y tomo parte en la defensa de Holguín cuando el ataque mambí en 1868. Pese a esto fue detenido y enviado a La Habana. Francisco de Camps y Feliú antiguo teniente gobernador de Holguín logró que fuera liberado. Falleció en Holguín a principios del siglo XX. Escribió un libro sobre las haciendas comuneras.
[12]  Es interesante que Calixto se refiere al club como la organización que llevaba a cabo la conspiración. Por primera vez uno de los conspiradores usa ese término.
[13] Donato Mármol Tamayo nació en Santiago de Cuba el14 de febrero de 1843. Líder del movimiento conspirativo en Jiguaní donde se alzó. Fue jefe de la división de Santiago de Cuba. Falleció en junio de 1870 en el campo insurrecto producto de una enfermedad. Calixto García se alzó y combatió bajo sus órdenes en los primeros meses de la guerra. Un tío de Calixto se caso con una prima de Donato Mármol. Tales relaciones hoy poco dicen pero en la época podían tener un significado.
[14] Carlos Manuel de Céspedes inició la revolución del 68.
[15] Luis Marcano Álvarez, oficial del ejercito dominicano que se incorporó al español al producirse la ocupación de esa república por España. Del lado de la Metrópoli participo en la guerra de Restauración. Al concluir esta se trasladó a Cuba donde desempeño un importante papel en la organización de las fuerzas revolucionarias. Murió ultimado por un traidor en marzo de 1870 cuando era jefe de los mambises en Manzanillo.
[16] Se considera esta la primera carga al machete efectuada por los cubanos en la guerra de 1868. Fue dirigida por Máximo Gómez.
[17] Fue política de Céspedes la de promover el ascenso a altos grados y cargos militares de los lideres regionales como Calixto García. Estos ascensos eran  independientes de la capacidad militar, y más bien por la relevancia social del patriota. Este es un ejemplo típico de esta política. La guerra iría decantando las filas libertadoras.
[18] Se refiere al templo católico que guarda la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre.
[19] Puerto de Bayamo: situado en el territorio de Santiago de Cuba. No era un puerto marítimo. Al parecer se le daba esa definición de puertos a los lugares situados en las zonas montañosas que permitiera el paso con cierta facilidad.
[20] Ingenio El Caney, situado en la jurisdicción de Santiago de Cuba. Allí se concentraron gran cantidad de tropas mambisas dirigidas por Donato y Eduardo Mármol hasta que ante la presión española se retiraron.
[21] Expedición organizada por la inmigración revolucionaria en el exterior que debía de traer armas y parque a Cuba pero no llego a las costas cubanas.
[22] Faro situado en el norte de oriente, territorio de la jurisdicción de Holguín, inaugurado el 10 de octubre de 1868.
[23] Mientras se esperaba la llegada de la expedición se desarrolló el llamado movimiento de Tacajo, por el que Donato Mármol pretendía hacerse dictador en el sentido romano del termino y sustituir a Céspedes. El motín termino en un acuerdo entre Mármol, Céspedes y otros líderes. Calixto no hace ninguna referencia a este acontecimiento pese a que es de suponer que tubo alguna participación o por lo menos fue bien informado.
[24] Se refiere al general Modesto Díaz.
[25] Perrit. Expedición revolucionaria que desembarcó una gran cantidad de equipos bélicos en la península del Ramón el 11 de mayo de 1869. El jefe militar era el general estadounidense Thomás Jordán y el de mar Francisco Javier Cisneros.
[26] Thomas Jordán. Nació en el estado de Virginia Estados Unidos en 1819. Oficial del ejercito de su país participó en la guerra alcanzando el grado de general de brigada. En mayo de 1869 desembarcó en Cuba al frente de la  expedición del Perrit. Ascendido a mayor general del ejército cubano fue jefe del departamento oriental y jefe del Estado Mayor del Ejército. Combatió en Camagüey. En febrero de 1870 renunció a su cargo y en el mes siguiente abandonó la isla. Jordán no pudo adaptarse al tipo de guerra irregular que se desarrollaba en Cuba y los jefes cubanos no comprendieron la importancia de sus planes de establecer una disciplina militar. En la inmigración continuó ayudando a la causa cubana. Murió en 1895 en su país. Aunque sus relaciones con Calixto fueron breves no podemos descartar que debió de impresionar al joven general cubano con sus intentos de establecer una rígida disciplina militar, así como sus intentos de utilizar la artillería. 
[27] Estos eran cafetales muy bien defendidos. Los insurrectos tuvieron poco éxitos en estas acciones.
[28] Estas órdenes las recibió como subordinado de Máximo Gómez
[29] Las fuerzas insurrectas fueron desalojadas en 1869 de las jurisdicciones de Bayamo y Jiguaní a principios de 1870. Las de Bayamo se refugiaron en Tunas y las de Jiguaní en Holguín bajo las ordenes de Gómez. Contando con los recursos traídos en el buque Anna, que desembarcó por las costas de Tunas, se decidió que retornaran a esos lugares.
[30] Peabody: marca de fusil fabricado en los Estados Unidos y utilizado durante la guerra de 1868
[31] El jefe de la división de Holguín era el mayor general Julio Grave de Peralta.
[32] Este combate se desarrollo el 14 de diciembre de 1870. El jefe enemigo era el coronel Daza. Las fuerzas hispanas fueron rechazadas.
[33] La Socapa, lugar situado a la entrada de la bahía de Santiago de cuba frente al castillo del Morro. Fue atacado por las tropas de Máximo Gómez el 18 de diciembre de 1870
[34] Máximo Gómez había marchado a realizar la invasión a Guantánamo.
[35] Estos voluntarios eran cubanos obligados a prestar servicio militar en los poblados donde residían. Por esto era frecuente que se unieran a los mambises, en especial en los momentos de auge de la insurrección.
[36] Era asunto tan seguro que luego del ataque a un poblado los hispanos organizaran una incursión contra los insurrectos que en este caso Calixto decidió aprovechar esta costumbre para emboscarlo.
[37] El jefe de Holguín entonces era el general mexicano José Inclán Riasco. Pero este había sido acusado de elaborar un complot para entregar las fuerzas del territorio al enemigo. Destituido fue juzgado y condenado a abandonar la comarca. En esencia no le pudieron comprobar su culpabilidad ni la existencia de ese plan. Inclán continuó combatiendo por Cuba Libre hasta su muerte a manos de los españoles.
[38] Mayor General era el grado militar de mas jerarquía del ejercito libertador cubano en la guerra de 1868
[39] José María de Peña. Oficial de la división de Holguín. Participó en diversos combates y se convirtió en uno de los hombres de confianza de Calixto durante su mando en Holguín. A él le asignó importantes misiones. Murió el 19 de diciembre de 1872 en el ataque a Holguín.
[40] Belisario Grave de Peralta y Zayas. Nació en Holguín en 1841. Se destacó como uno de los lideres regionales de esa localidad. Bajo las ordenes de Calixto tomo parte en varios combates. Se sumó a la Protesta de Baraguá y participó en la Guerra Chiquita. Sufrió prisión en España, al concluir esta y murió en Centroamérica antes del inicio de la guerra de 1895.
[41] Se refiere a Antonio Maceo y Grajales. Al hacerse  cargo de Holguín, Calixto García fue acompañado por un destacamento de la división de Santiago de Cuba. De esa forma se iniciaba una estrecha cooperación entre las fuerzas insurrectas de ambas regiones que se mantendría durante toda la guerra.
[42] El combate de Rejondones de Báguano podemos considerarlo como un momento de inicio en los cambios de la correlación de fuerzas a favor de la revolución en el oriente de Cuba.
[43] Juan Huerta y Sostre fue un eficiente y cruel jefe hispano. Hombre inteligente e intrépido fue teniente gobernador de Holguín antes del estallido  de la guerra. Su cadáver fue enterrado en el cementerio de Gibara donde todavía se encuentra su tumba.
[44] Estas operaciones realizadas por Calixto desde el primero de abril a la fecha se realizaron en el territorio de los actuales municipios Báguano, Urbano Noris,  Antillas, Rafael Freyre, Mayarí y Banes. Era un territorio enmarcado en la brigada oriental de Holguín.
[45] Además de Holguín y Santiago de Cuba al que hace mención Calixto, el departamento oriental estaba integrado por Jiguaní y Guantánamo.
[46] Oriente estaba estructurado en dos departamentos  el oriental que lo conformaban Holguín Jiguaní, Guantánamo y Santiago de Cuba y el provisional del Cauto por Manzanillo, Bayamo y Tunas.