LO ÚLTIMO

Historia de Holguín

La aldea a la mano (Holguín, Cuba)

18 de enero de 2015

La funeraria de Holguín: Los Alamos, antes Delgado.

Funeria Los Álamos (antes Delgado) después de ser sometida a múltiples transformaciones


Todo comenzó para la funeraria Los Alamos, entonces Funeraria Delgado, en 1926, siendo su primer dueño el español residente en Holguín, Vicente Delgado. Administraba la funeraria un hijo de Vicente: Sarvelio.

La funeraria Delgado funcionó en distintos lugares de la ciudad.

Cuando se encontraba en Frexes y Cardet (1945-47), fue cerrada por cuestiones económicas.

Año 1951, una hija de Vicente Delgado, Ángela, conjuntamente con su esposo Arístides Rodríguez, reabrieron la funeraria con el mismo nombre, Funeraria Delgado. Esta funcionaba en el local que era, a la vez, vivienda del matrimonio: Calle Libertad No. 59.

Posteriormente, con capital de Ángela, más el producto de la venta de una finca propiedad de Arístides, fabricaron el edificio que todavía sirve para el mismo fin, en calle Frexes. Lo inauguraron en 1957. A los efectos legales aparecía como dueña Angela Delgado, administrador, Arístides Rodríguez y contaba con cuatro capillas, un cuarto de embalsamiento, una cafetería, una oficina y un parqueo.

En la funeraria funcionaba la fábrica de sarcófagos, que era dirigida por Angela.

La vivienda del matrimonio estaba en los altos.

El jefe de turno nocturno era el hijo del matrimonio nombrado Alejandro. Cuando hacía falta Arístides lo sustituía. (Se sabe que Arístides solamente tenía 2do grado de instrucción primaria).

Los dueños pagaban comisiones a los obreros por conseguir solicitudes de servicio y coronas, que así de fuerte era la competencia con otras funerarias de la ciudad.

El servicio de capilla era gratuito, pero el precio del sarcófago era mayor si el velorio se hacía en la funeraria y más barato cuando era en la casa de un doliente.

Precios de los sarcófagos, los más humildes, que consistían en toscas cajas: 85 pesos. Obviamente también los había lujosos, forrados de ricos astracanes. Estos últimos costaban más caros y todavía más en dependencia de los adornos que les ponían.

28 de octubre de 1966: por expropiación forzosa la funeraria Delgado, luego de Los Álamos, pasó al estado. En ese momento era el estado real del capital:

Deudas: $ 47 024.63

Medios circulantes: $ 41 881.86



1 comentario:

  1. Mi familia vivió en Holguín (1951-1961) justo al fondo de la Funeraria Delgado (Miró#4, entre Cuba y Garayalde). Hasta donde recuerdo, lo que aquí se relata es cierto. Mi hermano y yo éramos amigos de Pachi, el hijo de Alejandro y nieto de Angela Delgado. Fue un gran alivio cuando inauguraron su propio edificio y la sede original quedó solamente como salón de exhibición. Mucho ha llovido desde entonces. No sabía que ahora se llama Los Alamos

    ResponderEliminar

LO MAS POPULAR DE LA ALDEA