ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

31 de marzo de 2013

María Mercedes Josefa Castellanos y Guevara


Tomado de Tesis de Grado, Carrera Historia, Universidad de Holguín, Cuba Oscar Lucero Moya. 

Autora: Patricia García Concepción
La hija de don Lorenzo Castellanos, María Mercedes Josefa Castellanos y Guevara, nació en Holguín el 14 de abril de 1745 y fue bautizada el 22 del mismo mes. Tuvo como padrinos a don José de Peña y doña María de Prado. 

María Mercedes contrajo matrimonio en 1765 con don José Guillermo de los Reyes y Alvarado, natural de Puerto  Príncipe. Es curioso que de este casamiento aparecen en la Iglesia Parroquial dos actas, la primera del 12 de marzo de 1765 y la otra del 25 de junio de 1767. ¿Quiere decir que se casaron dos veces?, creemos que sí, y lo creemos al comprobar que cada acta está firmada por dos individuos diferentes: la primera por el presbítero suplente del cura don Antonio de Aldana y Chavarria, la segunda por el Cura Rector Iptobal Rodríguez. Pudo suceder que el presbítero suplente no tuviera autorización para hacer casamientos.


De la unión de doña María Mercedes y don José Guillermo nacieron varios hijos, el primogénito llevó el nombre de su abuelo materno, Lorenzo, y fue don Lorenzo el padrino del niño. Desgraciadamente Lorenzo nieto murió a los pocos años, lo mismo que le ocurrió a sus hermanitos Micaela Antonia, Manuel y las mellizas María Antonia y Antonia María. Del matrimonio solo dos hijas alcanzaron la mayoría de edad, Cecilia y Francisca Antonia de los Reyes y Castellanos. (Por cierto la mencionada de última heredó de su abuela Cecilia diez pesos, los diez pesos que su abuelo don Lorenzo dijo en el testamento que le debía).