LO ÚLTIMO

Historia de Holguín

La aldea a la mano (Holguín, Cuba)

5 de septiembre de 2016

Crónica siempre feliz de cuando Holguín fue campeón de la pelota cubana (Cuarta parte)

Por Ventura Carballido


En el libro “Y los cachorros mordieron” de Ventura Carballido dice el cronista deportivo del periódico ¡Ahora!, Calixto González: “Comenzó la serie 41 y el equipo arrancó bien y lo que era mejor, siguió bien. Obviamente que los incrédulos detractores, con sonrisas burlonas, no perdían oportunidad para decirme que no me apurara, que muy pronto el equipo cogería su paso… esto es, que ya le comenzarían a llegar los reveses y entonces volverían a ser el hazmerreír de todo el mundo en Cuba. 

“Yo, dice Calixto, estaba satisfecho y feliz, pero confieso que ese otro ser que todos llevamos por dentro comenzó a alertar sobre mi confianza y hasta me preparó para las burlas cuando sucediera lo que hasta entonces siempre había ocurrido. 

“Solo que, ¡oh milagro divino!, “El Perro” no solo estaba enseñando sus dientes sino, también, sus uñas y hasta ladraba… y cuando menos nos lo pensábamos empezó a atacar con mordidas…



“Si verdad es que el primer juego de esa serie lo perdió 1 a 0 ante Camaguey, verdad es que los otros dos juegos de ese compromiso los ganó, y eso que los camagüeyanos eran el tercer lugar de la serie anterior. 

Ya durante esa subserie particular los holguineros pusieron sus cartas sobre el terreno: efectivo picheo, eficiente corrido de bases y oportuno bateo.


“Los nombres de los lanzadores Juan Enrique Pérez, Orelvis Ávila, Luis Miguel Rodríguez, Reinaldo Silva y el cerrador Félix Borbón se repetían cada vez más y con una insistencia inusitada por lo aficionados y lo que era más asombroso, también por la prensa nacional. Y junto a ellos, resonaba en todo el país el nombre del jardinero Waldo Denis y el del antesalista Juan Rondón… Los resultados de ellos resultaban puntuales en los resultados colectivos del equipo. Súmese además la disciplina y la acertada dirección.

“El paso del equipo de pelota nuestro era mirado por todos con respeto y era la primera vez que eso ocurría.

“En la siempre fiel afición holguinera fue creciendo el entusiasmo y las esperanzas. Faltaba mucho para la final, pero la garra que estaba mostrando el equipo hacía que los aficionados me pararan en la calle, dice Calixto González, la gente quería que le dijera, según mi punto de vista, si el equipo tenía posibilidades de clasificar.

“Era difícil una respuesta, más que nada porque no quería crear expectativas mucho más altas grandes que lo que el equipo podía hacer, dice Calixto González… pero lo cierto era que nunca antes había tenido tantas oportunidades de ponderar y elogiar el comportamiento del elenco”. 

En esa serie 41 de la pelota cubana, el equipo holguinero no tuvo ninguna racha adversa, aunque sí un mal momento que ocurrió durante una gira que hizo por el occidente del país: la Isla de la Juventud los barrió y luego perdieron la serie ante Matanzas 1 a 2… fue esa la única vez durante todo el campeonato del año 2002 en que la selección holguinera perdió tres veces seguidas.

Por lo que acabamos de relatar el periódico ¡Ahora! publicó lo que seguidamente copiamos: “¿Por qué fue sustituido el bateador Rondón por Carlos González?, si por alguna razón había que cambiar al bateador ¿por qué no se trajo a otro con más posibilidades? ¿Es que entonces ya se había dado el juego por perdido?" (Lo anterior ocurrió durante uno de los juegos contra el entonces maltrecho Matanzas).
  
“En cuanto a la utilización del picheo, pienso que no debe intentarse exprimir a los lanzadores cuando estos flaquean, especialmente a partir del séptimo inning. Ya se ha comprobado que al debilitarse en este último tercio del juego, los picher no se recuperan. Entonces ¿por qué esperar tanto para traer a los relevistas que para mayor mal son poco experimentados y que tienen que llegar al box con situación muy complicada, siempre en momentos muy tensos? Eso es lo que explica en parte el descontrol de esos relevistas”. 

Aquellas tres derrotas continuas del equipo alarmó a todos sus seguidores, ¿es que había llegado el temido pero esperado desmoronamiento?, ¿ahora comenzarían a perder sin que ni el mismísimo Dios pudiera ayudarlos?, ¿las esperanzas habían sido demasiado apresuradas?

La alarma no era infundada. Las tres derrotas continuas del equipo ocurrían en momentos en que una apendicitis llevó al quirófano al lanzador Juan Enrique Pérez lo que se unió con la ausencia prolongada de Félix Borbón, lesionado como estaba en una de sus rodillas: o sea, el equipo se veía privado de su mejor pitcher y de su mejor relevista hasta ese momento.
Héctor "Tico" Hernández
En el libro “Y los cachorros mordieron”, de Ventura Carballido, dice Calixto González que el análisis que hemos copiado y que él publicó en el Ahora, disgustó al director del equipo Holguín, Héctor “Tico” Hernández… “periódico en mano se presentó Tico intempestivamente en la reunión mensual de los periodistas holguineros con la dirección de Deportes y mostró su inconformidad”. 

Textualmente dice Calixto, aunque hago ver que esto fue escrito hace ya varios años (2003): “Héctor Tico Hernández ha sido el mejor director que ha tenido Holguín en su historial en series nacionales, pero es reacio a las críticas y nunca ha aceptado que la prensa tenga y diga sus criterios sobre tácticas, estrategias, cambios… Tico considera que la prensa debe consultarlo al respecto antes de exponer sus juicios públicamente. No digo que en ocasiones no le haya asistido la razón, pero el problema está en que no reconoce el derecho de la prensa a exponer sus puntos de vista. 

“Pero, sigue Calixto González, Tico es ante todo un caballero. Sin importar que aquella vez reaccionara como lo conté por mis criterios contrarios a los de él, siempre nos hemos tratado con respeto y consideración y nunca se ha interrumpido la comunicación entre nosotros. A Tico siempre habrá que reconocerle su paciencia, exigencia y dedicación en la formación de los peloteros holguineros y cómo ha transformado nóminas muy modestas en planteles ganadores”.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

LO MAS POPULAR DE LA ALDEA