ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

9 de septiembre de 2016

Crónica siempre feliz de cuando Holguín fue campeón de la pelota cubana (Séptima parte)


Por: Ventura Carballido.

Cuando el equipo de pelota holguinero ganó a Villa Clara y pasó a la gran finalísima del campeonato cubano (año 2002), el cronista deportivo del periódico !Ahora!, Calixto González, escribió: “Parece increíble lo que mis ojos ven, lo que está ocurriendo, pero felizmente es cierto luego de tanto bregar, de tantos malos tiempos, de logros pasajeros y esperanzas desvanecidas. Entonces ¿cómo calificar ahora a nuestro equipo? Adjetivo no encuentro. Lo que sí sabemos muy bien que esos resultados no tienen parangón en la historia del béisbol holguinero. En cada nueva jornada Holguín supera su entrega y la combatividad en busca del éxito, por eso los triunfos le sonríen unos tras otros”.


Por esos días los incrédulos y detractores no hablaban lo que el equipo merecía que dijeran de él y otros intentaban en vano “buscarle la quinta pata al gato” o sea, disminuir el colosal hecho argumentando que Holguín no tenía peloteros estrellas, frase esta que acuñaron algunos periodistas. Contrario a tal matriz de opinión, Calixto González replicó: “¿Hasta cuándo oiremos que este equipo es bueno pero que no tiene estrellas? El equipo es bueno y tiene varias estrellas, eso lo demuestran los peloteros con su comportamiento individual, aportándole a la causa colectiva. Las estrellas no nacen siéndolo, se ganan ese calificativo con sus actuaciones, ¿y si no digan qué han hecho Varona, Rondón, Denis, Luis, Pacheco, Quintana y compañía? ¿Y Luis Miguel, Orelvis, Gil, Juan Enrique, Borbón…? Ellos son nuestras estrellas y ya alumbran más allá de Holguín.

Juan Pacheco
“Con su desempeño diario, hoy, uno, como lo fue Luís Rodríguez en el primer juego de la semifinal y mañana el otro como Rondón en el segundo encuentro de ese Play Off, y también Gil, Orelvis… No olvidar a Pacheco, que jugó a pesar de estar con fiebre y amigdalitis. Ni a Denis que le robó un jonrón a Borrego.

“Plena satisfacción debe sentir el mentor Héctor Hernández, y quizás, a veces, hasta sorpresa, porque la cosecha ha llegado antes de lo esperado. El mentor holguinero con un colectivo de dirección compuesto de magníficos colaboradores (Daniel Abesada entre ellos con una incansable labor con los pitchers, Carlos Rodríguez y Felicio García, Osorio y demás) han exigido y disciplinado al colectivo: el resultado es el acto heroico que han logrado”.

De todas formas si Holguín tenía o no peloteros estrellas se vería en la discusión del campeonato contra otro grandísimo equipo, Sancti Spíritus.