ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

6 de mayo de 2016

CASA CANARIA EN CANDELARIA






Eran las más antiguas muy grandes o espaciosas, ubicadas a unos 40 metros de distancia de la carretera. Las paredes eran de tabla de la Palma Real y techo de pencas del mismo árbol, a cuatro aguas. Luego las transforman, levantando las paredes de ladrillo y cemento pero el techo sigue siendo de guano.

Generalmente tenía un cercado con alambre de púas, que para los canarios era “un lujo”. La entrada era a través de una portería de madera donde nacía un camino empedrado de cascajos que dividía en dos el jardín. Las plantas del jardín estaban ubicadas muy cerca de las paredes de la casa.

A ambos lados de la casa había terrenos para que pastaran los animales, igual cercado por alambre de púas.

En el fondo o parte posterior todas las casas tenían (y siguen teniendo), algunos árboles frutales que no son muchos y que no son visibles desde afuera. Las especies de frutales eran más o menos las mismas de todas las casas, aunque los canarios y sus descendientes siempre tenían algún naranjo.