LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

18 de octubre de 2010

San Marcos

San Marcos. Hato de San Marcos y Corral de Auras. Sitios: San Marcos, Auras. Nombre nacido del santoral cristiano;  puede referirse a San Marcos Evangelista,  con fecha conmemorativa el 25 de abril.  Los terrenos realengos de San Marcos y Auras, fueron denunciados ante el Cabildo de Bayamo por Lorenzo de la Cruz Leyte Rodríguez y su sobrino carnal, Gerónimo Pupo, alrededor de la última década del siglo XVII, recibiendo posesión en octubre de 1703, posiblemente el día 4, conmemoración de San Marcos, en la visita ordinaria realizada entonces por el Alcalde Ordinario de Bayamo, Juan Infante Hidalgo, determinación confirmada finalmente por el Cabildo en su reunión ordinaria del 22 de octubre siguiente. En el año de 1710, Basilio de la Cruz Leyva, otro de los sobrinos de Lorenzo, construyó la primera casa en el paraje de San Marcos, informará luego, a autoridades holguineras, el 28 de noviembre de 1766. El 22 de octubre de 1711, Catalina de Góngora y Escalona, viuda de Gerónimo, oficializó una  venta realizada anteriormente a Lorenzo Hernández de la Cruz, nieto  de Lorenzo, por su fallecido esposo, de 75 pesos de posesión en los saos de Jobabo. Se declararon entonces como linderos de la posesión: al sur, las lomas de Las Calabazas, al norte, el camino de Gibara y punto de Guabiney, donde se hallaban unos naranjos, al oeste, el río de Jobabo, lindero también con Managuaco, y al este, el río de Yabacito. Al fallecimiento de Lorenzo, ocurrido el 16 de septiembre de 1731, ya viudo de su esposa Ignacia Moreno Velásquez, su posesión se repartió entre sus hijos: Francisco, casado con María del Rosario de Rivas y Garced; Lorenzo, casado con Josefa Pupo Góngora; Sebastián, casado con María de los Santos Reyes Batista Leyva; Felipa, casada con Salvador Hernández Manzano, de origen canario; Marta, casada con Francisco Javier Guerrero Campos, natural de Santa Fe de Bogotá; Josefa, casada con Agustín de Almaguer de la Torre y, Catalina, casada con Juan González de Rivera Ávila. El 21 de enero de 1736, Francisco Javier Guerrero Campos, hijo político de de Basilio de la Cruz, solicitó y obtuvo del Teniente a Justicia del Pueblo de San Isidoro de Holguín, Diego de la Torre Hechavarría Velásquez, título de amparo y propiedad sobre su parte en la posesión corral de de San Marcos, señalándose por linderos propios: la boca del Pital, río abajo, hasta el arroyo de la Ceiba, y por el dicho arroyo hasta la boca del Yabacito, y de ahí, a la vuelta de Yabasón Arriba, hasta la boca de Lirio arriba, y corriendo a los Cerritos del Quemado, que parte de Los Guayacanes, y de ahí, a la vuelta del oeste, a las Lomas de los Guayacanes, y de ahí, a la boca del Pital, declarándose que el corral estaba tasado en 1 000 pesos de posesión y existir 8 posesiones, correspondiéndole a cada uno, 125 pesos de posesión, los que incluyeron la adquisición que hicieron de un cierto excedente originado en el amojonamiento del hato de Guayacanes; el 9 de julio siguiente, por solicitud de Francisco Hernández de la Cruz, hermano de Lorenzo, posiblemente ante el  amojonamiento realizado sobre el corral de San Marcos, el Escribano de la Villa de Bayamo, Alvaro Alejandro Milanés, extendió una nueva copia de la escritura y linderos declarados para toda la posesión en 1711. En 1753, Francisco Javier Guerrero, le vendió a Luis González, 100 pesos de posesión.  En 1754, María de Almaguer le vendió a José de Leyva, 50 pesos de posesión. En 1755, Andrés de la Cruz vendió a Pedro de Leyva, 100 pesos de posesión en el paraje de Auras. En 1760, al testar Damiana González Fonseca, natural de Sancti Spíritus, esposa en primer matrimonio con Lorenzo Góngora y en segundas nupcias con Bernardo Batista, declaró poseer 50 pesos de posesión en San Marcos, con 3 reses vacunas y 3 caballos; Sebastián de la Cruz, vendió 100 pesos de posesión a Manuel de Rojas; al testar Pedro de Leyva de Castro, natural de Bayamo, casado con Bernarda de Ávila de la Torre, declaró poseer 1 601 pesos de posesión que adquiriera de Sebastián de la Cruz y Luis González de Rivera, con 30 reses vacunas, 13 cerdos, 3 caballos, una Estancia y una esclava; Luis González de Rivera le vendió a Pedro de Leyva Castro, 60 pesos de posesión adquiridos de Francisco Javier Guerrero. En 1763, Lorenzo de Góngora revendió a Luis de Leyva, 60 pesos de posesión que obtuvo por compra  a Sebastián de la Cruz, más 12 reses vacunas y 15 cerdos; Marcos de la Cruz le vendió a José Pupo, 100 pesos de posesión, obtenidos de su padre Francisco de la Cruz. En 1764 - 65, Luis de Leyva,  declaró poseer 50 reses vacunas en el paraje de San Marcos y en el de Auras, se encontraban: Alejandro de la Cruz, con 100 pesos de posesión, Felipe de la Cruz con 100 pesos de posesión, 30 cerdos y una utilidad anual de 20 pesos, Simón de la Cruz, con 400 pesos de posesión, Sebastián de la Cruz con 500 pesos de posesión, 10 reses vacunas y 18 cerdos, Manuel C. Diéguez con 100 pesos de posesión, Josefa de Góngora con 1150 pesos de posesión, 25 reses vacunas y 20 cerdos, Cristóbal Guerrero, con 325 pesos de posesión y 25 pesos de utilidad, Pedro de Leyva con 100 pesos de posesión, 25 reses vacunas, 20 cerdos y 40 pesos de utilidad anual, Pedro Marrero, con 100 pesos de posesión, 40 cerdos y 40 pesos de utilidad, Salvador Marrero, con 400 pesos de posesión, Alejandro Ramírez, con 100 pesos de posesión y 50 cerdos, Salvador de Rojas con 100 pesos de posesión, 50 cerdos y 20 pesos de utilidad y Tomás de Rojas con 100 pesos de posesión, 30 cerdos y 25 pesos de utilidad. En 1766, Francisco de Ávila, le vendió a Bartolomé Reynaldos, 10 pesos  de posesión en San Marcos. En 1767, José Pupo de León le vendió a Tomás de Rojas, 100 pesos de posesión en el Corral de Auras. El 16 de mayo de 1768, los poseedores del hato solicitaron ante el Cabildo de Holguín, el deslinde y amojonamiento de la posesión, citándose los poseedores de los terrenos colindantes: Candelaria, Guayacanes, Yabasón, Gibara, acto ejecutado el 23 de agosto siguiente, por el agrimensor José Joaquín de Vidaburú y Delgado, señalándose sus linderos en: del río de Lirios, cortando las lomas de Las Calabazas, a la boca del Pital, quedando esta línea divisorio con la posesión de los Guayacanes, al río de Jobabo hasta su boca, que divide con el corral de Managuaco, de la referida boca del Jobabo al Guabiney, camino de Gibara al Paso de la Ceiba, lindero de Yabasón, hasta coger el río de Lirios, con una superficie de 87 000 cordeles de 20 varas castellanas, levantándose un plano de la misma. En 1769, Simón de la Cruz, al reclamo de Pedro, hijo del difunto José de Leyva, oficializó que le había vendido a estos 100 pesos de posesión en el Corral. En 1770, Sebastián de la Cruz le vendió a Luis de Leyva, 10 pesos de posesión. En 1771, al testar José de Góngora, esposo de Lorenza de la Cruz, declaró poseer 3 esclavos, 9 reses vacunas, 8 cerdos, 3 caballos y 600 pesos de posesión en el hato y corral, con una roza de yuca y una Estancia de plátanos y cañas. En 1775, Tomás Rojas le vendió 100 pesos de posesión a Salvador Moreno. El 4 de mayo de 1775, el hato de San Marcos, tenía tres sitios de Luis de Leyva, Antonio Almaguer y Juan Carralero. En 1777, Luis de la Cruz le vendió a Salvador Álvarez, 75 pesos de posesión en Auras; en el paraje de San Marcos, Luis de Leyva, poseía 41 reses vacunas. En 1783,  Nicolás Rodríguez le donó a Cristóbal López 100 pesos de posesión en el corral de Auras; Luis de Leyva y su esposa, Antonia Hernández, le donaron a su sobrina Luisa Hernández, esposa de Juan Ricardo ¨ el joven ¨, 200 pesos de posesión, en san Marcos; Francisco Pavón le vendió a Cristóbal López 50 pesos de posesión en el corral de Auras, los que luego revendió a Julián Velázquez; al testar Antonia Hernández Molina, esposa de Luis de Leyva, reconoció tener posesión en el hato San Marcos, habiéndole donado allí a su sobrina, Luisa, Hernández, 200 pesos de posesión; Luis de Leyva y Antonia Hernández, le donaron a Ana María, esposa de José de Leyva, 200 pesos de posesión en San Marcos. En 1784 el hato de San Marcos, 1 sitio y 9 habitantes; al repartirse la cuota para la pesa para el abasto de la ciudad de Holguín, se señalaron como poseedores en San Marcos a, Cristóbal Marrero y Miguel Carralero. En 1786, la viuda Rosa de la Cruz, le vendió a Cristóbal Escalona, 383 pesos de posesión en San Marcos; José de Leyva y su mujer, impusieron sobre su posesión en San Marcos, un censo de 235 pesos, para la futura creación de un Convento en la ciudad de Holguín. En 1801, al testar Luis de Leyva Ávila, esposo de Antonia Hernández Molina, declaró poseer 300 pesos de posesión en San Marcos. En 1807, Diego Santiesteban y otros, le vendieron a Luis de Socorras, 200 pesos de posesión en San Marcos; Luis González de Rivera, le vendió 137 pesos de posesión a Agustín Hidalgo. En 1810, Diego J. Marrero le vendió a Miguel de la Cruz, 56 pesos de posesión en San Marcos. En 1822, Diego Santiesteban le vendió a Pedro Pupo, Nazario de los Reyes y otros, 200 pesos de posesión; Diego y Nazario Santiesteban le vendieron a Antonio Saavedra una posesión con un Trapiche en 1 000 pesos. En 1834, Agustín de Peña le vendió 195 pesos de posesión a Andrés de Leyva en 275 pesos; Joaquín Ramírez le vendió 56 pesos 2 reales de posesión a Lorenzo Hernández. En 1837, Bernardo Marrero le vendió 64 pesos de posesión a José M. Fernández. En 1840, Cristóbal Marrero le vendió 28 pesos de posesión a José Ramón Marrero; Manuel Marrero le vendió 25 pesos de posesión a Luis Carbonero.  

 Véase. Diego de Ávila y Delmonte. Memoria sobre el origen del hato de San Isidoro de Holguín, pp. 104 – 109. AHP. Fondo Protocolos Notariales. Escribanía de Lorenzo Castellanos. Año 1753, f. 8. Año 1754, f. 71. Año 1755, f. 40v. Año 1760, ff. 8v, 20v, 70. En 1763, ff. 94v, 102v. Año 1766, f. 76v. Año 1767, f. 6. Año 1769, f. 9v. Año 1770, f. 55. Año 1771, f. 18v. Año 1775, f. 74v.  Año 1777, f. 45. Año 1780, ff. 7v, 41v. Año 1783, f.  30. Año 1786, f. 92v. Escribanía de Salvador de Fuentes. Año 1783, ff. 53, 53v,  78v, 95, 127. Año 1786, ff. 169 – 172. Escribanía de Salvador de Fuentes y Manuel León Rodríguez. Año 1822, f. 244v, 250. Año 1801, f. 69. Escribanía de Andrés Antonio Rodríguez. Año 1807, ff. 2v, 16. Año 1810, f. 134v. Escribanía de Andrés Antonio Rodríguez y Miguel de Aguilera. Año 1834, ff. 116v, 119. Escribanía de Miguel de Aguilera. Año 1837, ff. 42v. Año 1840, ff. 225, 226. Fondo Tenencia y Ayuntamiento. Legajo 63, Expediente 1926, ff. 52v – 55v. ANC. Fondo Correspondencia de los Capitanes Generales, Legajo 17, Número 7. ANC. Fondo Gobierno General, Legajo 490, Número 25132; Legajo 489, Número 25118. Fondo Realengos. Legajo 76, Número 13