ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

18 de octubre de 2010

Saybabo


Saybabo. Tierras realengas incluidas en el ramo de propios del cabildo holguinero, explotadas hasta entonces por Miguel González de Peña. El sitio y paraje fue visitado con ese fin, el 23 de mayo de 1753, por los comisarios Basilio y José de Peña, considerándolas "desiertas y despobladas". Sus linderos fueron:  "Linda con el Corral de Santo Domingo y se aparta el camino que va al Viriviví, por todo el arroyo…nombrado antiguamente de la Güira hasta el río Santo Domingo y por él arriba hasta la boca del… El Francés y de aquí cruzando las… que quedó picado en el camino que de dicho Corral de santo Domingo viene a la ciudad y de aquí Saybabo abajo hasta el paso que baja de Chaparra sitio al dicho arroyo del… ". El 30 de septiembre de 1757 se interpuso una demanda por José Antonio de Silva y Ramírez de Arellano, entonces Teniente a Gobernador y poseedor del hato de Santa Bárbara del Viriviví, porque los linderos enmarcados para Saybabo, incluían tierras de su posesión en el Corral de San Antonio de Nicavó.  La determinación del Cabildo fue que Isidoro de la Torre, entonces arrendatario de las tierras, trasladase media legua su asiento.  

Véase. Diego de Ávila y Delmonte. Memoria sobre el origen del hato de San Isidoro de Holguín, p. 115. AHP. Fondo Tenencia de Gobierno y Ayuntamiento. Legajo 63, Expediente 1919, ff. 4v – 5v. Fondo Protocolos Notariales, Escribanía de Lorenzo Castellanos. Año 1753, f.  70.