LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

23 de junio de 2009

"La Piel de la Memoria", memorias del escritor banense Rene Dayre Abella. MUY ESPECIAL

Después de varios días esperando en mi blog por un lector, el escritor holguinero RENÉ DAYRE ABELLA me dejó un primer mensaje:

20 jun 09, 22:38

René Dayre: César, acabo de entrar atu blog. Por razones de tiempo no pude hacerlo antes. de qué cosas tan interesantes me he perdido. Tu crónica sobre Banes ha sido aguda y brillante como todo lo que escribes.
----------------------------------------------
Abella Hernández, René Dayre (Banes, 1945). Poeta y narrador. Reside en Estados Unidos. Cursó sus primeros estudios en su localidad. Estudió dos años de la carrera de magisterio en el antiguo Instituto Pedagógico Manuel Ascunce Domenech, en Topes de Collantes, Sancti Spiritus. Integró la CJEAO. Desde 1980 reside en Chula Vista, California, Estados Unidos. Aparece en la Muestra del siglo XXI de la Asociación Prometeo de Poesía (España). Ha colaborado en La Peregrina Magazine. Tiene inédito el poemario Poesía repartida, y actualmente trabaja en el libro de memorias La piel de la memoria.
---------------------------------------
Y después fue un relampagueante intercambio:
22 jun 09, 11:35

Cesar: Gracias René. Te pido permiso para publicar fragmentos de tus memorias sobre Banes. ¿Sí?. Un abrazo.

22 jun 09, 13:22

René Dayre: Por supuesto que puedes publicar esos fragmentos. De verdad me sentiría muy honrado. Desde la lejanía recibe mi saludo y un abrazo.

He aquí, la piel de la memoria de René Dayre, para bien de los banenses y holguineros y para mi felicidad:

En esa piel de la memoria Banes está grabado indeleblemente como el mágico Jedefriff maletiano. Es un recóndito espacio donde me interno muy a menudo a reflexionar sobre tantas cosas y son tantos los recuerdos que me asaltan que me obligan a escribir las más deshilvanadas líneas como ejercicio catársico y al final saco fuerzas de mi interior y vuelvo a la realidad un poco más equilibrado.

Mis primeros recuerdos de ese paradisíaco y mágico lugar es que siempre llovía. Sobre todo en las tardes o a las primeras horas de la noche.

Lo paradójico era que aunque lloviese en las tardecitas o a las primeras horas de la noche, los mediodías eran brillantemente soleados. Mi percepción de Banes es totalmente subjetiva y en el presente relato me propongo, tal vez sin lograrlo plenamente, una descripción del entorno físico y emocional que me vio crecer “entre patos y gallinas”.

”.

"La Piel y la Memoria". Primera parte:

http://aldeacotidiana.blogspot.com/2009/06/la-piel-en-la-memoria-parte-i.html

"La Piel y la Memoria". Segunda parte:

http://aldeacotidiana.blogspot.com/2009/06/la-piel-en-la-memoria-parte-ii.html

"La Piel y la Memoria". Tercera parte:

http://aldeacotidiana.blogspot.com/2009/06/la-piel-en-la-memoria-parte-iii.html

"La Piel y la Memoria". Cuarta parte:

http://aldeacotidiana.blogspot.com/2009/06/la-piel-en-la-memoria-parte-iv.html

"La Piel y la Memoria". Quinta parte:

http://aldeacotidiana.blogspot.com/2009/06/la-piel-en-la-memoria-parte-vi.html

"La Piel y la Memoria". Sexta parte:

http://aldeacotidiana.blogspot.com/2009/06/la-piel-en-la-memoria-parte-vi.html