LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

17 de octubre de 2010

Algodones



Algodones.  Corral. Denunciado como realengo por el indio Blas Mora, natural de Jiguaní, en el año 1738. Para Esteban Pichardo la denominación de la toponimia ¨ Algodones ¨ se origina por el lugar donde existen muchas plantas de algodón
     
    Al fallecimiento de Blas, el proceso legal de su reconocimiento fue continuado por el canónigo de Merced Juan José de Arredondo. En 1753 a la muerte del sacerdote y renuncia de sus albaceas pasó en Lucas Victoriano de Fuentes y sus hijos Lucas, Miguel y Norberto los que en 1773 la traspasaron a Antonio del Carrillo y Armas y de este, en criterio del historiador Don Diego de Ávila,  al Factor de Tabacos de Mayarí Luis Echeverría y Elguezúa. No obstante este criterio, en la documentación consultada hay información para matizar tal opinión. En el padrón de fincas del año 1775 se declaró a Algodones, dentro del partido de Cacocum, posesión de Victoriano Hoberto y en una relación de fincas del año 1784, aparece poseída por Francisco Javier Sánchez, con 2 sitios. En 1843 el marqués de Peñalver era el propietario de la hacienda de Algodones y Algodoncito, la que arrendó a la viuda Juana de Mesa Vivar.

Véase: Diego de Ávila y Delmonte. Memoria sobre el origen del Hato de San Isidoro de Holguín, pp. 102 – 103. Esteban Pichardo. Diccionario provincial caso razonado de vozes y frases cubanas, pp. 47 – 48. ANC. Fondo Gobierno General. Legajo 490, Número 25132; Legajo 489, Número 25118 AHP. Fondo Tenencia y Ayuntamiento. Legajo 63, Expediente 1926, ff.  52v – 55v. Fondo Protocolos Notariales. Escribanía de Fuentes. Año 1843, f. 134.