LO ÚLTIMO

La historia de LOS CHINOS que le dieron nombre al famoso agromercado holguinero

9 de mayo de 2017

EXCLUSIVA. Entrevista al Comandante guerrillero Delio Gómez Ochoa


(Tomado de "La Contraofensiva estratégica". Autor: Fidel Castro)
Sobre la creación del Cuarto Frente bajo el mando del comandante Delio Gómez Ochoa, escribí a Lalo Sardiñas a comienzos de noviembre, además de participarle nuevas misiones y alertarlo sobre la posibilidad de que un golpe de Estado tuviera lugar en La Habana. Le advertí que el derrumbamiento de la tiranía comenzaría por Oriente, y que, en ese caso, lo que debía hacer era cerrar la salida de la provincia.
Sierra Maestra
Nov. 1, 58
Querido Lalo [Eduardo Sardiñas]:
Recibí el informe tuyo que ayer mismo se leyó por Radio-Rebelde, quitándole solo algunos detalles de lugares que omití. Lo encontré todo muy interesante, así como la carta de [Manuel, Piti] Fajardo y las de los militares.
Los planes siguen exactamente como los trazamos aquí. Ya mandé a Néstor [Labrada] con 25 hombres más. También mandé una patrulla de muchachos de Puerto Padre que me parecen muy buenos, para que operaran bajo tus órdenes; llevan 13 armas.
Delio Gómez Ochoa y Fidel Castro en la Sierra Maestra
Te comunico también que he decidido nombrar un jefe superior en todo el territorio donde operan las columnas 12 y 14, es decir: Victoria de las Tunas, Puerto Padre, Gibara, Holguín y parte de Bayamo. La falta de un mando superior en todo el territorio de esos municipios puede ser muy perjudicial. Siendo la zona tuya la más importante, en un momento dado podría ser necesario llevar refuerzos de la zona de Holguín y Gibara. Existiendo un jefe superior, este puede dar las órdenes inmediatas para el envío de dichos refuerzos. Para dicho cargo he designado a [Delio Gómez] Ochoa que ya salió con una columna. Yo le he dicho a Ochoa que el grueso de las tropas deben concentrarse en la zona tuya; así que todo sigue exactamente igual en cuanto al territorio tuyo y a la jurisdicción de tu columna; tu misión sigue siendo también la misma. Lo que me ha decidido precisamente a crear un mando superior es asegurar el éxito del objetivo estratégico que a tu columna corresponde; yo estoy seguro de que tu parte marchará perfectamente, pero no tengo la misma seguridad en cuanto a la parte que está detrás de ti, es decir en Holguín y Gibara, pues entre la gente de Cristino [Naranjo] y la de [Orlando] Lara no hay mucha simpatía, por otro lado la tropa de [Eddy] Suñol está creciendo notablemente y habrá que convertirla en una columna. Si esas fuerzas que están detrás de ti, no funcionan bien, los planes pueden fracasar. Para quitarme esas preocupaciones, decidí juntar los cuatro municipios en un solo frente, que se llamará Nº 4, designando a Ochoa Comandante del mismo.
No te quise dar esa tarea a ti porque me parece imposible que puedas atender al mismo tiempo tu línea de batalla y además todos los problemas que plantean cuatro municipios que ocupan una gran extensión. Así, Ochoa se encargará preferentemente de la coordinación de las fuerzas y tú de la línea de combate que mira hacia Camagüey. Hacia esa línea seguiré mandando refuerzos cada vez que pueda pues la considero la más importante de toda la Provincia.
Otra cosa quiero señalarte de mucho interés. [En] cualquier momento puede ocurrir un golpe de Estado en La Habana o un derrumbamiento de la Tiranía. Si tú observas que está pasando algo de esto, cierra inmediatamente la salida de la Provincia para evitar que se vaya una sola tropa de las que están operando en Oriente. Pase lo que pase todos los fusiles y armas en general que hay en esta provincia son para nosotros. De aquí no dejamos salir absolutamente nada. Te explico esto, porque como la Dictadura está tan débil, [en] cualquier momento los mismos militares le pueden acabar de dar el golpe; pero si eso ocurre no se puede decir que la revolución haya triunfado todavía. Los militares siempre hacen eso cuando ven que el régimen que han estado defendiendo se encuentra perdido, pero tratan ellos de conservar sus prerrogativas y no constituyen ninguna garantía para la revolución; la garantía única de la misma somos nosotros, los hombres que hemos surgido del pueblo y hemos convertido en el verdadero Ejército de la Revolución a gente humilde del pueblo que hoy son sus oficiales y soldados. Si Batista se cae, por un golpe de Estado Militar, antes de que nosotros hayamos acabado nuestra obra, no podemos dejar salir de Oriente una sola arma, y tenemos que proceder a exigir inmediatamente la entrega de las mismas a los rebeldes.
También es posible que el derrumbe comience por Oriente si algunas unidades se pasan a nosotros; en ese caso tan pronto recibas noticia confirmada que una compañía de la Dictadura se haya pasado a nuestras filas, cierra la Provincia porque viene el derrumbe.
Si nada de eso ocurre, entonces nuestros planes continuarán desarrollándose en la forma que tú conoces.
Ochoa estará cerca de ti dentro de diez o doce días. Cuando te entrevistes con él muéstrale esta carta.
A tu hermano lo van a operar estos días. Aquí nos ocupamos de cualquier asunto de tu familia enseguida y a los familiares de los demás muchachos, les hemos estado mandando lo ofrecido. Hoy voy a chequear con el dentista, encargado de esa ayuda, los que faltan.
Mandé mil balas de M-1, para esa columna con una gente de Lara que bajó hace días.
Deseándoles muchos éxitos, les envío a todos un fuerte abrazo,
Fidel Castro Ruz [firma]

 
 
Fidel abraza al Comandante Delio Gómez Ochoa en Holguín a su paso por esa ciudad de la caravana que lo llevó a La Habana (3 de enero de 1959)
 
En los siguientes enlaces puede escuchar una entrevista exclusiva del Comandante Delio Gómez Ochoa a La Aldea en la que narra su vida desde que nació hasta que se sumó a la lucha guerrillera: