ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

24 de diciembre de 2015

Holanda

Por Julio César Urbina

De Holanda nada más fue a trabajar con la United Fruit Sugar Co. un solo ciudadano. Fue ese Manuel Grootestan, nacido el 10 de enero de 1881. Llegó proveniente de la Base Naval de Guantánamo y se asentó el Guaro, Mayarí, el 12 de enero de 1936. Trabajó como carpintero y cuando todavía no se cumplía un año de su llegada, solicitó a la Compañía que lo retornaran a la Base Naval. No dejó descendientes en la zona pero sí queda y con buena conservación, una butaca que confeccionó.

Según los carpinteros que trabajaron con él, era una persona muy respetuosa y al trabajar la madera cuidada de todos los detalles de forma casi enfermiza. Sentía predilección por confeccionar juegos de comedor y de sala. Hablaba algo de español y muy bien el inglés.