LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

30 de abril de 2014

La bahía de Nipe, vía de tránsito.

Síntesis hecha por César Hidalgo Torres con datos tomados de La Virgen Cubana en Nipe y Barajagua
Autores: Angela C. Peña Obregón
             Roberto Valcárcel Rojas
             Miguel Angel Urbina Herrán


Para los años 1600 tres eran las rutas oficiales españolas para hacer tránsitos desde Santiago hasta La Habana y viceversa.  

1ro. De Santiago a La Habana o en dirección contraria, dando la vuelta por el Cabo de San Antonio y recorriendo 220 leguas de camino por mar a todo lo largo del Sur de Cuba. 
2do. Rodeando el oriente de la Isla por el Paso de los Vientos, a una distancia de 190 leguas. Pero, dicen las viejas cartas de navegación, entre ambas partes hay varias puntas y cabos que doblar donde, además que la navegación es larga y peligrosa y por tanto es menester diferentes vientos, suelen de ordinario aparecer navíos de corsarios.
3ro. Que se sugería por ser la más segura, salir desde La Habana hasta la Bahía de Nipe y allí desembarcar para seguir por tierra las 18 leguas que hay hasta Santiago y al contrario cuando el trayecto es desde Santiago hasta La Habana.     
                                                     

El resguardo que ofrecía la bahía, por lo oculto de su boca de entrada, junto al área boscosa que allí crecía, la hizo ser la vía más segura de los tres caminos oficiales trazados por el gobierno español.

En fechas muy tempranas del siglo XVII el administrador del Real de Minas le escribe al Rey y le explica esa, que era ya la Ruta del Cobre, buscando, como buscaban siempre, obviar el Paso de los Vientos, para proteger las mercancías de un posible naufragio o un ataque de ladrones del mar.

Para demostrar que era ese el camino que comúnmente se hacía, Leví Marrero cita el testimonio que da el maestro arquitecto sobre un viaje que hizo en 1608 desde La Habana hasta Santiago de Cuba en tránsito para Cartagena con un cargamento de esclavos, dice: "el capitán de artilleria que asiste en las minas de cobre, que están en Santiago de Cuba, me ha avisado que fue por este camino, porque era el mejor… De esta ciudad (se refiere a La Habana) al puerto de Nipe hay 180 leguas y de Nipe a las minas hay 18 por tierra. El navío para ir al puerto de Santiago de Cuba ha de rodear más de 73 leguas, e irá mejor vacío y no se arriesgará nada". (Marrero, 1976:267)

Que se hiciera el trayecto cotidianamente desde El Cobre hasta Nipe permite asegurar que había caminos y certifica que iban y venían muchos por allí. Entonces no es de extrañar que dos indios monteros y un negrito esclavo hayan seguido la ruta y hayan llegado a Nipe a buscar sal.