LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

4 de agosto de 2009

Un fakir en Holguín

Lic. Lizue Martínez Rodríguez
Esp. Sala de Fondos Raros y Valiosos
Colaboradora: :
Oleinis Desdín González
Estudiante de Téc.Medio en BCI
La cultura, la educación, la política, y las costumbres de toda nación siempre están presentes en sus publicaciones más actualizadas, los periódicos. La prensa escrita ha sido crucial en difundir el crecimiento de la cultura, la educación y la conciencia social y laboral de todo pueblo. En sus páginas podemos encontrar diferentes posturas públicas, artículos literarios, consejos a sus lectores, tiras cómicas, chistes y curiosidades que son el reflejo vivo de nuestras tradiciones.
Tal es el caso del periódico Norte que se publicaba en el territorio de Holguín entre los años 1952 y 1960 aproximadamente. Como resultado de búsquedas realizadas recientemente se encontró el siguiente suceso curioso dentro de la vida de los holguineros que fue calificado, en esta publicación seriada, como sensacional.
En el mes de noviembre de 1952, la ciudad de Holguín fue visitada por un singular personaje que sorprendió a sus pobladores con sus inusuales habilidades. Este visitante fue el Fakir* Urbano, un célebre ayunador brasileño que causó asombro en otros lugares de Cuba y el mundo entero.
Ante los curiosos espectadores y los miembros de las Fuerzas Armadas, la radio y la prensa, el Fakir Urbano se impuso en una urna de cristal con los labios completamente cosidos, en el Parque Calixto García donde todos los holguineros tendrían la oportunidad de verlo, a cualquier hora del día o de la noche. Y en esas condiciones se mantuvo sin comer o tomar ningún tipo de líquido por espacio de un mes. Durante todo el ayuno el periódico Norte realizó el seguimiento de tan singular demostración.
Luego de concluido el periodo de abstinencia, apareció en el Norte del 25 de noviembre en la página 6 la siguiente noticia:
“El gran Fakir Urbano acaba de terminar un ayuno de 30 días completos ganándose las simpatías de toda nuestra sociedad. Se habrá de despedir de nuestro público con un acto sensacional que habrá de verificarse en el Club Atlético en la noche del 17 de enero de 1953. Urbano habrá de enterrarse vivo permaneciendo por 3 horas bajo tierra.”
Además de la hazaña del Fakir, se organizó para esa noche un torneo deportivo que se desarrollaría luego del enterramiento para entretener al público durante las tres horas de espera y ansiedad. En este punto el lector seguro se pregunta si realmente enterraron a Urbano y si sobrevivió a semejante prueba. Pues no existen respuestas a estas interrogantes ya que el Norte no publicó el desenlace de tan pintoresco suceso.
Bibliografía:
Periódico Norte del 21 de noviembre de 1952, p'7.
Periódico Norte del 25 de noviembre de 1952, p'6
* Debido a que en los artículos del periódico la palabra de origen árabe faquir aparece con K, se decidió respetar la escritura original de la fuente.