LO ÚLTIMO

Un grande de la música cubana agriamente olvidado

La aldea a la mano (Holguín, Cuba)

24 de mayo de 2018

Santiago García, el tío que mayor influencia ejerció en el General Calixto García





Nació en el año 1809 y formó parte del trío de hijos que siguiendo al padre inmigró hacia Cuba en los primeros años de la segunda década del siglo XIX.
Como el resto de su familia, integrada por su padre y los otros dos hermanos, Santiago se estableció en Holguín cuando nada más tenía 26 años.
La fecha más temprana de la que se poseen pruebas sobre sus actividades comerciales, es 1835. En ese año, según documentación que se conserva en el Archivo Provincial de Historia de Holguín, Santiago se inició en la compra-venta de esclavos. Dice uno de esos viejos papeles que entonces vendió cuatro negros por los que ganó 950.00 pesos.
Además, dicen las fuentes que en los primeros días de agosto de 1837 a don José Manuel Aramendiprestó 1543.00 pesos. Por concepto de la deuda y los intereses, Aramendi devolvió a Santiago 3271 pesos 4 reales, o sea, que la ganancia fue 1728.00 pesos.
En ese mismo año, como apoderado de su padre, Santaigocompró un esclavo en 200.00 pesos plata corriente; y el día 3 de noviembre solicitó licencia para viajar a la villa de Santiago de Cuba por asuntos personales, declaró, pero extrañamente iba acompañado de una caballería. Tres días después llegó a Santiago, sin que sepamos que fue a hacer allí con tan abultada compañía.
En 1838 Santiago se vio involucrado en una demanda que contra su persona presentó don Domingo Ayala. Para que resolviera el litigio dio poder amplio y bastante al Sr. Blas María Rodríguez. Y en ese mismo año dio poder a su hermano Ramón para que lo representara en otro conflicto, ahora con doña Francisca de Leyva que le reclama dineros que, decía ella, él le debía.
En el onceno día del mes de agosto de 1839 Santiago bautizó a un sobrino suyo que le había nacido siete días antes, hijo del hermano Ramón, y al que habían nombrado Calixto, como el abuelo, CALIXTO RAMON GARCÍA IÑIGUEZ.
En el mismo año se unió a su padre y a don Francisco Frexes y fundó la Sociedad Mercantil "García y Frexes". Santiago y Frexesaportaron un capital inicial de 13 190 pesos y 28 ¾ centavos. En 1842 don Calixto García de Luna Hernández Izquierdo hubo de retirarse de la Sociedad por problemas de salud, y porque la mitad del dinero se había ido en pérdidas, sin embargo Santiago y Frexes la continuaron por varios años más, convirtiéndose desde ese momento en una mina de oro, según dijo Frexes años después.
En el mes de marzo de 1842 Santiago aportó 400.00 pesos a una nueva Sociedad  Comercial, exactamente una tienda que estaba en el colgadizo de su asociado don Vicente Urisagorra.
Para el mes de diciembre del mismo año don Pedro Guillen debía y no pagaba a Santiago la suma de 1700.00. Intervino entonces José Agustín García, hermano de Santiagoy presentó el litigio que pocos meses después ganó.
Cuando en 1848 muere su padre, se encuentra a Santiago enfrascado en varias cuestiones documentarias para exigir la parte de herencia que le correspondía y son esos documentos los que prueban que había diferencias entre los dos, pues a lo largo de la existencia del viejo don Calixto su hijo Santiago lo demando y le hizo reclamaciones jurídicas por asuntos comerciales.
En julio de 1849 Santiago estuvo involucrado en un nuevo conflicto impuesto por el moreno libre Benito Tejada. Este acusaba a Santiago de haberle dado una “bofetada”. Para que lo defendiera en los tribunales, Santiago dio poder a don Juan José Herrera[1].
Sin haber podido constatar si contrajo matrimonio alguno, ha quedado claro que Santiago sostuvo relaciones con una joven llamada Isabel Ramírez, con la que tuvo tres hijos naturales: Quirino, Modesta y Rufino a los que el padre reconoció, alimentó, vistió y calzó desde su nacimiento, y asimismo se responsabilizó con su asistencia médica y educación. Lo anterior son palabras de la madre de los muchachos, quien además, aseguró que Santiago “los había gratificado”[2].
Para el año 1853 Santiago compró un establecimiento de ropas en Bayamo, donde se había asentado. Con él llevó a su sobrino y ahijado Calixto García Iñiguez, quien le servía de ayudante.
Se dice que Santiago García fue asesinado por causa desconocida el 17 de septiembre del año de 1854. La certificación de muerte dice que el fallecimiento se produjo debido a una herida hecha por un machetazo en la cabeza. Según ese mismo documento consta que después que lo atacaron él duró poco tiempo con vida, solo el que demoraron los curas en darle la extremaunción. El cadáver fue trasladado a la ciudad de Holguín, donde se le dio sepultura eclesiástica en el cementerio general con todos los honores y rango característico de las personas con posesión de bienes, nada más contaba al morir con 45 años.



[1]Archivo Provincial de Historia, Holguín. Actas Capitulares. Año 1849. Folio 74.
[2]Archivo Provincial de Historia, Holguín. Protocolos Notariales. Año 1837.

LO MAS POPULAR DE LA ALDEA