LO ÚLTIMO

Los canarios de Holguín, Cuba

La aldea a la mano (Holguín, Cuba)

12 de diciembre de 2017

El sueño holguinero de tener universidad se hizo realidad (pero no duró mucho, tal como se explicará)

Por: Ania Duharte

No había concluido el primer curso de la Universidad [privada] que funcionaba en Holguín desde enero de 1956 y, sabedores que el Senado de la República votaría una ley que proponía que el Centro Universitario fuera estatal, decenas de personas se comunicaron con la alta Asamblea cubana. Según el periódico holguinero “Norte”:
Representaciones de instituciones, clases vivas y sectores obreros, culturales y sociales cursaron aproximadamente mil telegramas desde la zona Norte, pidiendo al Congreso y en particular a los legisladores orientales gestiones a favor de la aprobación del Proyecto de Ley que crea la Universidad de Holguín. Entre las gestiones efectuadas son de destacar las llevadas a cabo por el Representante Díaz Balart y los Doctores Pedro Peñaranda Díaz y José Ceñal Cueto, Rector y Secretario respectivamente del Consejo Universitario de Holguín y el Decano de la Facultad de Pedagogía Dr. Miguel A Tamayo quienes no han descansado para llevar a vías de éxito lo que en sí es una necesidad para la Costa Norte de Oriente.
Finalmente llegó a la ciudad la noticia que en su primera plana del sábado 9 de junio de 1956 publicó “Norte”
APROBADA LA LEY QUE CREA LA UNIVERSIDAD. [ESTATAL]
  Junio 9 (De nuestra redacción. La Habana por teléfono) - En horas de la noche anterior con un quórum de 31 señores Senadores, la alta Cámara de la República aprobó el Proyecto de Ley procedente de la Cámara de Representantes por el cual se crea la Universidad de Holguín y que fue presentado al Congreso por el legislador Dr. Rafael Díaz Balart y otros.
  Varios Senadores, entre ellos el Presidente del Senado, una vez concluida la sesión, se comunicaron con los profesores del Centro Universitario que funciona en Holguín para felicitar efusivamente al profesorado y clase estudiantil de la costa Norte de Oriente, para la que significa un gigantesco paso de avance.
  La Universidad será oficial y autónoma
Abundando en detalles podemos decir que la Universidad creada para Holguín será oficial y autónoma, desapareciendo la que actualmente funciona en el local del Instituto de Segunda Enseñanza, convalidándosele sus estudios a todos los alumnos que lo son en la actualidad en ese plantel.
El 14 de junio “Norte” dio a conocer que el presidente Batista sancionó la Ley aprobada por el Senado:
SANCIONÓ EL PRESIDENTE BATISTA LA LEY QUE CREA LA UNIVERSIDAD DE HOLGUÍN
-Junio 14 (De nuestra redacción en La Habana por inalámbrica) – Conforme había aprobado el Consejo de Ministros en la noche anterior, ayer fue sancionado por el Presidente de la República Fulgencio Batista y Zaldívar el Proyecto de Ley procedente del Congreso por el cual se crea con carácter autónomo la Universidad de Holguín. Justo es destacar la batalla que han librado los representativos de nuestras Instituciones, clases vivas y demás sectores para la consecución de la Universidad de Holguín, que trae incalculables beneficios especialmente al estudiantado de la Costa Norte de Oriente particularmente los de Holguín donde tendrá su sede dicho centro educacional, que innegablemente marca pautas en el avanzado progreso de esta capital simbólica del Norte de Oriente.

Ley No.  5  de la República de Cuba.
Fulgencio Batista y Zaldívar; Presidente de la República de Cuba.
Hago saber: Que el Congreso de la República, ha votado, y yo he sancionado, la siguiente        
LEY
 ARTÍCULO PRIMERO: Se crea con carácter oficial y autónomo, una Universidad, con sede en la ciudad de Holguín, como ha sido propugnada por la Asociación de Estudios Superiores del Norte de Oriente y cuya organización, dirección y administración estará a cargo de esa Asociación, de acuerdo con lo que determina su Reglamento de 15 de marzo de 1956, inscripto en el Gobierno Provincial de Oriente.
ARTÍCULO SEGUNDO; Todas las disposiciones contenidas en la Ley- Decreto número 1572, de 4 de agosto de 1954, creadora de la Universidad “Ignacio Agramonte” de Camagüey con excepción de las transitorias, serán aplicables, en lo pertinente, a la Universidad del Norte de Oriente que por la presente Ley se crea.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS:
PRIMERA: La Universidad del Norte de Oriente normalizará sus funciones al iniciarse el próximo curso.
SEGUNDA: A los efectos de la presente Ley se convalidan todas las actuaciones del Consejo Directivo de la Asociación de Estudios Superiores del Norte de Oriente
DISPOSICIÓN FINAL:
Se derogan todas las leyes, decretos- leyes, decretos y demás disposiciones legales en lo que se opongan a lo establecido por la presente Ley, que comenzará regir desde la fecha de su publicación en la Gaceta Oficial de la República.
POR TANTO: Mando que se cumpla y ejecute la Ley en todas sus partes.
Dado en el Palacio de la Presidencia, en La Habana, a trece de junio de mil novecientos cincuenta y seis.
                                                        
                                                          Fulgencio Batista Zaldívar.
                                                          Presidente de la República de Cuba.

Jorge García Montes                        Zoila Mulet de F Conchedo
Primer Ministro.                                Ministro de Educación                     

Gaceta Oficial de Cuba 4712- 4753 18 de junio de 1956
Periódico Norte, Holguín, sábado 2 de junio de 1956.
Notas estudiantiles:
  La cámara de representantes acordó la creación de la Universidad de Holguín y subsidio para las [privadas] de Villanueva y José Martí, de La Habana, en una laboriosa sesión extraordinaria que se promulgó hasta la madrugada. Después de un movido debate en el que intervinieron Rafael Díaz Balart, José A Bernal, Urquiaga, Mórate y otros, la Cámara aprobó por 87 votos contra dos, la Ley que crea la Universidad de Holguín. También se aprobaron en ley aparte, las enmiendas que conceden una subvención anual de $ 250 000 a la Universidad Católica de Villanueva y la Universidad Nacional José Martí. Igualmente se concede al Centro Universitario de Cienfuegos, anexo a la Universidad Nacional José Martí $ 150 000.
A la vez que ocurren los sucesos antes narrados, otros iguales de trascendentes suceden en el norte de Oriente; el Ejército asesinó a 23 jóvenes de la oposición. (Ese hecho pasó a la historia del país como las Pascuas Sangrientas por haber ocurrido en 25 de diciembre de 1956).
Es perceptible la preocupación del Consejo Universitario por preservar su posición  academicista  y pacificadora, pero ante el hecho sangriento, se manifestó ante la opinión pública a través de la prensa:  
Periódico Norte, primera plana                                        
 Holguín, 6 de enero de 1957
A La Opinión Pública.
    El Consejo de la Universidad del Norte de Oriente, reunido en sesión extraordinaria, adoptó el acuerdo de sumarse al clamor de la ciudadanía sensata y de las instituciones más serias y respetables del País, que ajenas a todo sectarismo político, pero hondamente preocupadas ante los graves y conturbadores hechos que conmueve los cimientos más nobles del estado de civilización, reclaman cordura y avenencia decorosa entre los cubanos en discordia, así como el imperio de la Ley y su indiscriminado acatamiento.
    Entiende el Consejo de la Universidad del Norte de Oriente, que ninguna voz es débil ni ninguna gestión es baldía, cuando se recaban soluciones de digna convivencia, si están igualmente presididas por el supremo interés patrio. En tal sentido, aplaude y caloriza cualquier propósito elevado que persiga la solución eficiente y duradera a la desorbitación irresponsable que padece el País.
                                                               Holguín, enero 5 de 1957.
                              Consejo de la Universidad del Norte de Oriente.
Oficial y autónoma por Ley sancionada por el presidente, el Ayuntamiento de Holguín se interesa por conocer el Consejo Universitario que desde entonces debería cobrar salario.
      Abril 6, de 1957.
Sr. Cándido S Grave de Peralta,
Alcalde Municipal, p. s. r,
Ciudad.
Señor:
    Tengo sumo gusto en acusar recibo de su comunicación de fecha 29 de marzo pasado, salida 930, folio 413, con la que solicita la relación de los componentes del Consejo Rector de la Universidad del Norte de Oriente, a los efectos de cumplimentar el Acuerdo No. 3, adoptado por el Ayuntamiento de Holguín en su Sesión Extraordinaria del día 11 del propio mes de marzo; así mismo acuso recibo de la copia certificada del referido acuerdo que mucho nos honra sin tanto merecimiento.
   Y complaciendo sus deseos, tengo el gusto de adjuntarle la relación de los miembros que integran, desde su origen, el Consejo Universitario del Norte de Oriente.
   De usted con la mayor consideración quedo muy atentamente,
   Dr. Pedro Peñaranda Díaz
   Rector.
Señores miembros del Consejo Universitario y de la Asociación de Estudios Superiores del Norte de Oriente.
-----------------------------------------
1.  Dr. Pedro Peñaranda Díaz, Presidente, Garayalde 93, Teléfono 329.
2.  Dr. José Ceñal Cueto, Secretario, Reparto Fernández, Teléfono 6313 y 7771.
3.  Ing. José Grave de Peralta Gómez, Reparto Peralta o Pepe Torres 118, Telefono 6334.
4.  Ing. Juan J Treto Sobrado, Libertad 189, Teléfono 6186.
5.  Dr. Oscar Tamayo Ruiz, Narciso López 154, Teléfono 225 y 379.
6.  Dr. José Fernández Llanes, Libertad 40, altos, Teléfono396 y 6381.
7.  Dra.  Matilde Camayd Camayd, Fomento 141, Teléfono 953.
8.  Dr. Augusto Castaigne Carballo, Aguilera 95, Teléfono505.
9.  Dra. Rosario Vivar Montero, Mártires 14 altos.
10.Dra.  Carmen Villar Ruiz, Céspedes y Peralta, Gibara (Apdo 32).
11.Dr. Carlos Dominicis Santiesteban, Aricochea 85, Teléfono232 y 249.
12.Dr. Carlos Catasús Bertot, Ave de Castro 8, Bayamo, Teléfono 87.
13.Dr. Dagoberto Toll y de Hoyos, Martí 112, Teléfono306 ó 433.
14.Dra. Rosa Blanca Ortiz Amengual, Agramonte 100, Teléfono 8691 y 467.
15.Dra. Matilde Anceau Beaufrend, Aricochea 49, Teléfono 352.
16.Sr. Nestor Gálvez Varela, Agramonte 86, Teléfono 486.
17.Sr. Andrés García Fernández, Arias y Mártires, Teléfono  8541.
18.Sr. Fernando Vecino Pérez, Banco Continental, Santiago de Cuba.
19.Sr. Guillermo Ezpeleta Heredia, Calle Heredia No.113 % L y M, Dpto. 6.
20.Sr. Arturo de Góngora Masón, Prolongación de Cardet, Teléfono 984.
21. Sr. Eduardo Ochoa Nápoles, Mártires 29, Teléfono 534 y 461.
22.Sr. Benjamin Leon Cardona, Martí 95, Teléfono 7431 y 8702.
23.Sr. Manuel Guerra Vega, Narciso López 59 altos, Teléfono 429.
24.Sr. Rafael Masferrer Landa, Prolongación de Coliseo.
25.Arq. Luis Felipe Rodríguez Columbié, Rpto El Llano, Teléfono 7022
26.Dra. Elsa Fernández Pérez, Calle A, Rpto El Llano, Teléfono 6153.
27.Dra. Irene Piedad Sánchez Alonso, Plácido 15, Manzanillo.

Fondo: Gobierno Municipal de Holguín. Ayuntamiento Neocolonia en Instrucción Pública, Legajo 94, Expediente 5087.
A pesar de las buenas intenciones de los profesores de incrementar el desarrollo cultural y económico de la zona y de su desprendimiento y entrega, hubo obstáculos para el mejor desempeño de la institución, uno de ellos, gigantesco, llevó al Rector a renunciar y exiliarse del país.
Irenaldo García Báez
La propia particularidad en la convocatoria de permitir el ingreso de  estudiantes continuantes de otras universidades, facilitó a un grupo de personeros del régimen batistiano graduarse sin rendir exámenes; entre ellos los archiconocidos coroneles Irenaldo García Báez, segundo jefe del Servicio de Inteligencia Militar, quien había venido a la ciudad a investigar el ajusticiamiento del Coronel Fermín Cowley Gallegos y cometido una lista larga de crímenes, Alfredo Luis Rams Fuentes, Juan Antonio Santamarina, y los civiles Plácido Díaz Paz y Wilfredo Perera Janjaque. (Estos personajes, en un único curso justificaron en la Secretaría General de la Universidad del Norte de Oriente, con documentos expedidos por la Universidad Nacional “José Martí Pérez”,  el aprobado de 46 asignaturas, por lo que solamente le quedaban dos para alcanzar título de doctores en Ciencias Políticas y Sociales. Normalmente, en la época, esas carreras se cursaban en ocho cursos académicos).
Ante una  pretensión tan absurda los funcionarios de la Universidad del Norte de Holguín durante tres meses agotaron todos los medios disponibles para hacerlos desistir de su empeño ilegal, pero los sicarios respondieron con amenazas y coacciones, llegando incluso a fijar términos para que se cumplieran sus aspiraciones. Para atenuar la peligrosidad de esta situación en la vida de muchas personas, el Rector de la Universidad tomó la decisión de denunciar ante la opinión pública la amenaza que pesaba sobre el centro y sus funcionarios, no firmó los títulos, renunció al cargo (determinación con la que no estuvieron de acuerdo sus compañeros del Consejo, que le otorgaron licencia indeterminada), y salió al exilio con su familia. Por este motivo las clases quedaron suspendidas desde el 13 de enero de 1957.
Renuncia del Rector de la Universidad del Norte de  Oriente Dr. Peñaranda.
Prensa Libre.
Ni con unos ni con otros: con la República.
La Habana, sábado, marzo 5 de 1958.
Rechazan aprobados en la Universidad José Martí.
El Dr. Pedro Peñaranda Díaz, Rector de la Universidad del Norte de  Oriente (Holguín) nos remite copia de la carta que ha elevado a los señores componentes del Consejo de Gobierno de ese plantel, presentando la renuncia de su cargo y anunciando su salida del país por las razones que a continuación expone:
La Habana, febrero 26 de 1958.
A los señores Componentes del Consejo de la Universidad del Norte de  Oriente, Holguín.
 Queridos compañeros:
  Próximo a salir para el extranjero en una determinación que he madurado largo tiempo en incesante consulta a mi sola conciencia, es mi deber dirigirme a ustedes, con quienes he compartido en acción recíproca todas mis responsabilidades universitarias, para dejar fijada mi conducta, que ahora es de mi sola responsabilidad, y para que la sorpresa que seguramente ha de producirles mi salida inopinada del país, tenga una explicación y una justificación.
  Es de ustedes sobradamente conocido, por ciencia propia, que la política que siempre nos propusimos como funcionarios de la universidad, de mantener una actuación responsable, honesta y trascendente al frente de los destinos de la Universidad del Norte de Oriente, se ha visto amenazada en muchas ocasiones, por apetencias desorbitadas de muchos que creyeron hallar la fuente de una patente de corso a través del ejercicio de coacción, real o amistosa, o del servicio de la Universidad, bien cobrado; no importa la jerarquía de que estaban investidos, la responsabilidad que debe suponérseles, o la representación que dicen ostentar.
  Siempre fue posible restablecer las cosas a su lugar y grado, y resolver satisfactoriamente, en función de los principios sustentados por el Consejo Universitario, la situación de turno. Siempre, hasta que señores vinculados a figuras prominentes de Gobierno, haciendo derroche de jactancia de poder, se propusieron, en condiciones adversas para las buenas causas, detentar un título de la Universidad del Norte de  Oriente.
  Durante más de tres meses he procurado por todos los medios que la razón y la sensatez aconsejan, hacer desistir a esos señores de su pretensión, logrando sólo acentuar en ellos el propósito.
  Ahora han venido a consumar sus fines, y no tengo la menor duda de la amenaza cierta que se cierne sobre la Universidad y sobre muchos de sus dirigentes.
  Nuestro caballeroso, talentoso y digno compañero, el Dr. Osvaldo Tamayo Ruiz, Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, ha informado en sentido favorable, para que se abonen estudios y se extienda títulos de doctor en Derecho, a los susodichos señores.
  El Dr. Tamayo Ruiz, me ha negado reiteradamente que haya sido objeto de coacción física o moral por parte de esos pretendientes o de otras personas que intervinieron en una entrevista al respecto con él, pero me resulta imposible armonizar el hecho que el Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de nuestra Universidad, cuya solvencia moral es además, intachable, haya sido tratado con las cortesías debidas a sus méritos y a su rango y que haya recomendado aceptar certificaciones de una universidad, la “José Martí”, que a su experiencia y la mía, constituyen un fraude burdo a que nunca nos hemos atemperado. Baste saber que esas personas que disponen de muy poco tiempo libre, han cursado y aprobado en la universidad mencionada, según consta de las certificaciones extendidas por su Secretario General Dr. Francisco Gómez Hernández y su Rector Ingeniero Ramiro O., un total de cuarenta y seis asignaturas en un solo curso, 1956- 1957.
  Ante situación de tal naturaleza, no encontrando otro medio adecuado y seguro para proteger los mejores bienes de mis compañeros, y el prestigio de la Universidad, tomé la decisión, para ganar tiempo, de ordenar al Secretario General que con vista al informe favorable del Decano de Derecho, extendiera los títulos solicitados, y se me elevaran para su firma.
  Ciertamente no he firmado esos títulos. Ni creo que al denunciar los hechos a la Opinión Pública, reproduciendo esta exposición por medio de la Prensa, puedan en definitiva ostentar en modo alguno, la condición de graduados de la Universidad del Norte de  Oriente, personas que a juicio del Claustro y del Consejo no reúnan las condiciones formales y de fondo, mis compañeros del Consejo sin excepción, que no renuncien, que se mantengan firme en sus puestos, plenamente responsabilizados en sus funciones, como hasta ahora y que confíen, porque únicamente así podrá ser grande, respetada y prestigiosa la Universidad del Norte de  Oriente. Y que prueben además, que en los profesores que comparten la responsabilidad de la función universitaria en Holguín, hay buena madera y que de ellos puede esperarse lo mejor a medida que vayan ganando en experiencia y en dedicación.
  Al poner a la disposición del Consejo la renuncia de mis cargos, que para honra mía he ostentado de inicio, a nombre de las instituciones holguineras, y luego, por elección de ustedes, deseo dejar constancia de mi perenne gratitud, y recordarles que es principio fundamental de nuestra Universidad, no proyectarse en función sectaria, ni ahora ni luego.

 Respetuosamente,
Dr. Pedro Peñaranda Díaz.
Universidad del Norte de  Oriente
Diario Las Américas.
(Los subrayados son nuestros)
La Asociación de Estudiantes de Segunda Enseñanza de Holguín hace pública su oposición a la renuncia del Rector:
Reloj: Revista del acontecer cubano.
Pensamiento: “Es mi sueño que todo cubano sea enteramente libre”. José Martí.
    En relación con el escrito renuncia del Rector de la Universidad de Holguín, Dr. Pedro Peñaranda, hemos recibido la siguiente carta:
   Sr. René Viera,
Reloj
    Le ruego a  usted, dé cabida en su muy leída sección a la carta que a continuación le dirijo al Dr. Pedro Peñaranda Díaz.
                                                         Gracias.
Dr. Pedro Peñaranda Díaz.
Estimado Sr. Rector:
    Le hago estas líneas después de haber leído la carta que usted le hizo a sus compañeros de Holguín y que fue publicada en este país por Diario Las Américas.
    En esta carta veo que usted ha renunciado al cargo tan responsable que ostentaba y que con tanto acierto supo desempeñar. Es admirable la decisión por usted tomada, su conducta no pudo ser mejor, ya que era la única manera de salvar su moral y el prestigio de la Universidad del Norte de  Oriente.
    Es un bochorno para nosotros los holguineros, que en nuestra joven Universidad traten de graduarse a la fuerza hombres de la calaña de los que integran la policía política de la tiranía que desagrada a nuestra Patria.
    Una vez más prueba esto que todo lo quieren resolver por la violencia, y esto sólo los conducirá a lo que toda Cuba espera ansiosa: el derrocamiento del Tirano.
    Dr. es un orgullo para todos y en particular para nosotros los estudiantes haber tenido en nuestra Universidad un Rector como usted que no entra ni participa en pactos sucios con la Tiranía y que no calla la verdad.
    Quiero felicitarle en nombre de la Asociación de Alumnos de Holguín y en mi propio nombre.
       De usted atentamente,
                  Delfín Leyva.                
Miembro de la Asociación de Estudiantes de Segunda Enseñanza de Holguín.
Actitud de los profesores de la Universidad del Norte de Oriente después de la denuncia hecha por el rector y su renuncia al cargo:
Periódico Norte
Holguín, domingo, 9 de mayo de 1958.
Acuerdos de la Universidad del Norte de  Oriente.
    “Oídas las palabras del Sr. Rector p. s. r., Ingeniero Juan J. Treto Sobrado, informando al Consejo sobre la recepción de la carta que a dicho organismo ha dirigido con fecha 26 de febrero el Sr. Rector Dr. Pedro Peñaranda Díaz, el Consejo Universitario, después de una amplia deliberación, ha tomado los siguientes acuerdos:
1.    Condenar públicamente los actos coactivos a que se refiere el Dr. Pedro Peñaranda Díaz en su carta de febrero 26, profusamente divulgada por la Prensa radial y escrita, por constituir un nefasto atentado al libre ejercicio de la función docente y porque tergiversan la conducta de funcionarios intachables.
2.    No aceptar la renuncia presentada por el Dr. Pedro Peñaranda Díaz de sus cargos en esta Universidad, otorgándole licencia por todo el tiempo que dure su alejamiento de los mismo.
3.    Que el señor Vice- Rector Ingeniero Juan J. Treto Sobrado pase a ocupar, mientras dure la ausencia del Dr. Pedro Peñaranda Díaz, como le corresponde por los Estatutos Universitarios, el cargo de Rector, y se designe, para cubrir la vacante provisional del cargo de Vice- Rector como determinan los propios Estatutos, al Dr. Carlos Dominicis Santiesteban, primer vocal del Consejo.
4.    Ratificar el acuerdo de este Consejo de fecha enero 13 del presente año aplazando las actividades docentes de esta Universidad mientras persistan las razones que determinaron, dicho acuerdo.
5.    Ratificar el amplio voto de confianza que este Consejo ha tenido el honor  de otorgar en todo momento a sus Ejecutivos, a los Decanos de las distintas Facultades y a todos los profesores, por haber mantenido siempre el más alto nivel moral que pueda corresponder a instituciones como la nuestra, proyectada sin sectarismo y con la exclusiva preocupación de servir mejor a la juventud y a la Patria.
6.    Comunicar nuestra profunda gratitud a las instituciones holguineras que han suscrito el manifiesto a la opinión pública de fecha febrero 25, en donde además de adherirse a los pronunciamientos de las instituciones responsables de la República en este momento trascendental de Cuba manifiestan “el total apoyo a su Universidad, la Universidad del Norte de Oriente, a despecho de la indiferencia estatal ha cumplido cabalmente su cometido, para beneplácito de todos”. Las instituciones en cuestión son: Patronato “Mil Amigos de Holguín”, Cámara de Comercio; Club Rotario; Colonia China; Cruz roja Cubana; Club de Leones; Colonia Española; Sociedad Filarmónica; Club Odfélico; Colegio Farmacéutico; Colegio Médico; Sociedad Tennis Club; Sociedad  Unión Holguinera; Respetable Logia Holguín; Logia Guabasiabo Nro. 56; Centro de Detallistas; Colegio de Abogados, Pía Unión de San José; Jueves Eucarísticos; Juventud Femenina de acción Católica; Caballeros de Colón; Consejo 2827 “Nuestra Señora de los Dolores”; Mujeres de Acción Católica; Archicofradía de la Pasión; Caballeros Católicos de Cuba; Unión Nro. 85; Asociación  Hijos de Veteranos; Colegio Estomatológico; Juventud Católica de Holguín y el Club de Mujeres Profesionales y de Negocios.
7.    Comunicar al venerable Episcopado cubano nuestra adhesión y reconocimiento más sincero, por su acertada intervención en el doloroso conflicto de la Patria y la feliz iniciativa de un gobierno de Unidad Nacional que supere la crisis que vive la República.
Firmado:  
Ing. Juan J. Treto Sobrado, Rector p. s. r.;
Dr. José Ceñal Cueto, Secretario General;
Don Néstor Gálvez Varela, Tesorero;
Don Andrés García Fernández, Vice- Tesorero;
Dr. Carlos Dominicis Santiesteban;
Dra. Matilde Anceau Beaufrend;
Dra. Rosa Blanca Ortiz Amengual;
Ing. José Grave de Peralta Gómez;
Dra. Carmen Villar Ruiz;
Sr. Rafael Masferrer Landa;
Sr. Arturo de Góngora Masón;
Sr. Eduardo  Ochoa Nápoles;
Sr. Manuel Guerra Vega.
Pero no bastaron las denuncias a través de la prensa hechas por el Dr. Peñaranda desde el exilio al Gobierno y al Ministro de Educación, que no derogó las certificaciones fraudulentas de una Universidad (la Masónica José Martí), que se encontraba bajo su jurisdicción. Contra los profesores y directivos de la Universidad de Holguín continuó la presión, coacción, secuestros  y  posteriormente, la detención  al Decano de la Facultad de Derecho a quien le exigieron en la Policía Nacional el dictamen favorable para la admisión de las certificaciones y finalmente el otorgamiento de títulos apócrifos antes mencionados, o de lo contrario, le aseguraron, continuarían con las detenciones de los restantes miembros del Consejo.
Diario Las Américas.
Domingo 18 de mayo de 1958.
DENUNCIAN NUEVA COACCIÓN OFICIAL SOBRE PROFESORADO DE LA UNIVERSIDAD DE HOLGUÍN.
Miami, 17 de mayo.- El Dr. Pedro Peñaranda, Rector de la Universidad de Holguín, Cuba, actualmente exiliado en los Estados Unidos, envió al Presidente Batista un telegrama en el curso del cual denuncia que se están empleando métodos de fuerza sobre el profesorado de la referida institución docente, para obligarle a conceder títulos académicos por medios contrarios  a la Ley. Dice así el telegrama del Dr. Peñaranda:
Presidente Fulgencio Batista.
Palacio Presidencial
Habana
Cuba.
    Denuncio una vez más ante las instituciones y hombres civilizados del mundo, y ante usted, la situación de fuerza que se ejerce en estos momentos sobre los funcionarios de la Universidad del Norte de Oriente, Holguín, por las mismas personas de su gobierno empeñadas, como cuando me vi precisado a abandonar el país hace más de dos meses, en obtener títulos universitarios con violación además de elementales principios que regulan el nivel terciario, los Estatutos y los acuerdos del consejo de la Universidad.
 Dr. Pedro Peñaranda Díaz.
       Rector en el exilio.
Bajo dichas irregularidades, el Consejo Universitario, en sesión extraordinaria de 13 de enero de 1958, acordó aplazar las actividades docentes mientras persistieran las razones que determinaron dicho acuerdo, y asimismo, la pausa en las clases, dijeron, la usarían para completar y preparar el claustro para la apertura simultánea de varias carreras. No obstante, antes del cierre otorgaron los títulos que se les exigía.
Desde el exilio el Dr. Peñaranda dio su versión de por qué se habían firmado los títulos que él se negó a otorgar:
Reloj.
Revista del acontecer cubano
(Exclusivo para Diario Las Américas)
Versión del Dr. Peñaranda (junio 11/ 58)
    Damos a conocer a nuestros lectores la versión que nos ofrece por teléfono, desde la factoría donde trabaja, el Dr. Pedro Peñaranda Díaz, Rector en el exilio de la Universidad del Norte de Oriente, Holguín,  en relación con los títulos expedidos por funcionarios de ese centro docente el ex jefe del SIM Coronel Irenaldo García Báez, al jefe de los Ayudantes del Presidente Batista, Coronel Alfredo Rams Puerte, al Comandante Juan Antonio Santamaría, Ayudante del Jefe de la Policía Nacional, y a otros, según informamos en la edición del domingo.
    “Las noticias que tengo, dice el Dr. Peñaranda,  no son directas de Holguín, como desearía, me han ido llegando a través de amistades que se desenvuelven en los medios oficiales de La Habana. Pero no tengo la menor duda de que el hecho se ha producido”.
    “¿Cómo, y en qué forma? Carezco de información detallada; pero cualquier persona imparcial, honesta y avisada puede contestarse fácilmente esas preguntas, y estremecerse”.
    “Conozco perfectamente la entereza moral de los funcionarios de la Universidad del Norte de Oriente, todas personas bien queridas y mejor orientadas, representativas de las más dignas e ilustres instituciones del lugar que contribuyó con catorce generales a las luchas independentistas de Cuba, Holguín. Si, como doy por cierto, han extendido esos títulos, su conducta tiene que ver con su integridad física, no con la moral. De haber estado con ellos yo hubiera  firmado igualmente bajo el imperio de las mismas circunstancias”.
    El Consejo de la Universidad de Holguín acordó en enero, por razones obvias; suspender indefinidamente todas sus actividades y la convalidación de estudios de Universidades Privadas, posteriormente,  en consonancia  con las declaraciones públicas del Dr. Peñaranda, acordó solidarizarse con su conducta y protestar del estado de coacciones que se venía ejerciendo sobre todos sus miembros. A los señores que ahora consumaron sus propósitos de obtener títulos en Holguín, debe suponérseles una capacidad extraordinaria: el haber acumulado estudios, según la certificación extendida por la Universidad Privada José Martí, en el solo curso 1956- 57 equivalentes a ocho cursos normales).

LO MAS POPULAR DE LA ALDEA