LO ÚLTIMO

Un grande de la música cubana agriamente olvidado

La aldea a la mano (Holguín, Cuba)

12 de diciembre de 2017

El sueño holguinero de tener universidad y de cuando casi lo logran

Propaganda de la época que aparecía en la prensa a favor de crear la 7ma provincia de Cuba
Por: Ania Duharte

En la segunda mitad de la década del 1940 y principios de 1950 la pequeña y mediana burguesía de los municipios orientales de Victoria de Las Tunas, Puerto Padre, Gibara, Banes, Antilla, Mayarí, Sagua de Tánamo y Holguín encabezaron las pretensiones de separarse de la vieja provincia y conformar una nueva, con capital en Holguín, la provincia del Norte de Oriente.
Para conseguirlo ya habían conseguido establecer en el territorio algunas estructuras judiciales, militares, económicas y educacionales; entre ellas el Noveno Distrito Militar, el Distrito Norte de Obras Públicas, el Distrito Judicial, el Instituto de Segunda Enseñanza, la Escuela Profesional de Comercio,  la Politécnica Nacional,  las escuelas Incorporadas del Hogar y Normal, el Hogar Provincial de Veteranos,  un Frigorífico y la Prisión, ambos de carácter provincial.
Rafael Masferrer Landa
A la vez dos importantes figuras de la sociedad holguinera, Rafael Masferrer Landa y el Dr. Rafael Delgado de la Cruz, éste último profesor del Instituto de Segunda Enseñanza, pensaron que era sumamente necesaria la creación de un Centro Tecnológico y de alta cultura [Universidad], que respondiera a los intereses de la zona. El principal sostén de la idea fueron las capas medias, carentes de recursos suficientes para sufragar los gastos para costear los estudios superiores de sus hijos en la capital del país o en Santiago de Cuba.
Certifica lo anterior el censo de 1953; ese arrojó que había en el extenso territorio una población escolar de 705 060 habitantes, de los cuales 6 672 aspiraban a cursar estudios en algún centro superior en años venideros.
Asimismo en el área había 14 centrales azucareros necesitados de técnicos y profesionales y una pujante producción niquelífera en plena expansión, igualmente ávida de personal altamente capacitado.  
COMUNICACIÓN DE PEDRO PEÑARANDA
Holguín, junio 19 de 1955.
Al Conjunto de las Instituciones Locales:
Patronato “Mil Amigos de Holguín”.
Apartado 248, Teléfono 401.
Cámara de Comercio, Mártires 63.
Señores:
    Acabo de leer la comunicación de fecha 17 del corriente que tengo el honor de elevar a ustedes (original y copia), por la que la “Universidad Nacional “José Martí”, me hace la distinción (gracias al afecto generoso de un amigo), de invitarme a aceptar su representación en el empeño de analizar las posibilidades de establecer en esta ciudad un Centro Universitario extensión de aquel.
    Aún considero que la oportunidad de echar los cimientos de una institución de tanta envergadura y de tanto provecho para el inminente desarrollo de la extensa, rica y poblada región del Norte de Oriente debe ser siempre Ahora, por lo que es mi deber dirigirme a ese Patronato Mil Amigos de Holguín, que tantas batallas tiene dadas a favor de la comunidad, y que cuenta en su Directiva, por derecho propio, a los presidentes de todas las instituciones locales, a fin de conocer cuál es su punto de vista en relación con la iniciativa contenida en la carta de referencia y hasta qué grado debo tener el asentimiento y respaldo de las instituciones en el caso de que me decida aceptar la invitación que se me hace por el Rector de la “Universidad Nacional José Martí”;  pues entiendo que sin ese asentimiento y sin ese respaldo total de las instituciones locales no debo asumir la responsabilidad de tal propósito que conlleva para todos, ustedes y nosotros, la difícil misión de proteger la naciente institución de cultura, (de ser  viable), de todos los acosos camineros (propios y ajenos), y mantenerla marginada de los vaivenes e intereses de la política al uso.
    Al tanto de sus noticias, aprovecho la oportunidad para reiterarles una vez más mis respetos.
                        Muy atentamente,
                        Pedro Peñaranda Díaz.
La institución local “Patronato Mil Amigos de Holguín” en representación  de las demás instituciones autorizó y respaldó las gestiones para establecer el Centro Anexo Universitario contando con la colaboración necesaria para establecer la futura universidad, para ello formaron un Consejo integrado por los presidentes de los colegios profesionales, los centros de enseñanza secundarios y otros técnicos y profesionales, los hombres de negocios e instituciones como El Liceo, el Colegio Médico y la Cámara de Comercio.
Estos, dispuestos a colaborar, y con la ayuda del Dr. Oñate, Rector de la universidad masónica José Martí, igual que lo había hecho en Cienfuegos, (pretendiendo obtener un 30 % de las entradas brutas para perpetuar el tutelaje), y apoyados también por el legislador Rafael Díaz Balart, que desde el Congreso se convirtió en un ferviente promotor del proyecto, al que veía como un negocio provechoso para su carrera política, trabajaron intensamente.
DEL PATRONATO “MIL AMIGOS DE HOLGUIN”, A PEDRO PEÑARANDA
Junio 21 de 1955.
Sr. Dr. Pedro Peñaranda Díaz.
Ciudad.
Señor:

   Tengo el gusto de informarle que en la Sesión Ordinaria de este Patronato Mil Amigos e Holguín, celebrada en la noche de ayer, se dio cuenta con su carta de fecha 19 del presente mes, a la que adjuntaba un original y una copia de la comunicación que hubo de dirigirle a usted el Rector de la “Universidad Nacional José Martí”, fechada el día 17 de los corrientes, y que en relación con las mismas acuerdo:
  Primero: Felicitar al Dr. Pedro Peñaranda Díaz, miembro distinguido de este Patronato Mil Amigos; por el certero enfoque de la responsabilidad que entraña tanto para las instituciones como para él, la aceptación de la oferta que se le hace por el rector de la “Universidad  Nacional José Martí”, de que lo represente en la labor de estudiar las posibilidades de establecer, en esta ciudad un Centro Anexo a esa Universidad. Al mismo tiempo, por unanimidad, se le autoriza plenamente para que concurra a nombre de las instituciones holguineras y con todo su respaldo, a la gestión y encauzamiento del Centro Universitario, que es una necesidad sentida en esta zona y que cuente con toda la cooperación que sea menester mientras esté responsabilizado con esa obra, debiendo procurar echar las raíces definitivas para la futura Universidad de Holguín, oficial y autónoma.  
 Lo que me complazco en comunicarle a todos sus efectos.                                            
 Muy atentamente,                                                                          
Presidente p. s. p.
Después del anterior intercambio de correspondencia, el 17 de Julio de 1955 el más importante periódico de la localidad publicó en su primera plana la comunicación siguiente:
FUNCIONARÁ EN OCTUBRE LA UNIVERSIDAD DE HOLGUÍN.
LA UNIVERSIDAD DE HOLGUÍN COMENZARÁ A FUNCIONAR EN EL INSTITUTO ESTE PRÓXIMO CURSO.

Importante reunión esta noche con la presencia  del  Dr. José T. Oñate.
  Dirigida al Director de este periódico Roberto López Rojas recibimos una atenta invitación del Dr. Pedro Peñaranda Díaz,  Coordinador del Comité Pro- Creación  de la Universidad de Holguín, la que por considerar de público interés damos a la publicidad textualmente:
  Tengo el gusto de invitarlo al acto que ha de celebrarse el próximo viernes, día 15 a las 8: 30 a. m. en el Salón de Conferencias del Colegio Médico de Holguín, situado en la calle Agramonte No. 110, en el que el Rector de la Universidad Nacional “José Martí”, Dr. José T. Oñate expondrá las proyecciones de la extensión universitaria que comenzará a llenar sus funciones en el Edificio de Segunda Enseñanza de esta ciudad  al iniciarse el nuevo curso en octubre.
  No es necesario destacar la trascendencia que tiene para Holguín y para toda la zona Norte de Oriente el establecimiento de un Centro Universitario, así como el valioso aporte que usted prestará al propósito con su asistencia.
  La Universidad Nacional José Martí desenvolverá sus labores docentes en el edificio del Instituto de Segunda Enseñanza de esta ciudad en sesiones nocturnas mientras sea compatible con la naturaleza de los estudios.
  Existe el propósito de comenzar el próximo curso con los siguientes estudios:
-      Ingeniería Agronómica.
-      Ingeniería  de Minas.
-      Ingeniería Mecánica.
-      Veterinaria.
-      Ciencias Comerciales.
-      Pedagogía.
-      Idiomas Modernos.
-      Optometría.
Nota: Para cualquier informe diríjase a la Cámara de Comercio Industria y Agricultura de Holguín, en Mártires No. 63.
El 9 de octubre de 1955, por fin,  la sociedad holguinera celebró con júbilo un acontecimiento histórico: la apertura del Centro Universitario de Holguín, adscrito a la Universidad Nacional Masónica “José Martí Pérez”, dándose de ese modo los primeros pasos para la fundación  de la primera Universidad de la región.
El acto ciertamente celebrado en el patio central del Instituto de Segunda Enseñanza fue  presidido, como se anunció, por el Rector de la Universidad Nacional  Masónica “José Martí Pérez”, Dr. José Tomás Oñate y Gómez, y contó con la presencia de los rectores de los Centros Universitarios de Holguín y de Cienfuegos, los doctores Pedro Peñaranda Díaz y Remigio Álvarez, respectivamente; el Coronel Aquilino Guerra González, el Teniente Coronel Díaz Díaz, los doctores Francisco Pérez Zorrilla y José Ceñal Cueto, y otras  personalidades de la localidad.
Propaganda de la época que publicaba la prensa local para favorecer la creación de la 7ma provincia de Cuba
El 19 de octubre “Norte” publicó una nota que seguidamente insertamos:
Periódico: Norte  Holguín, martes 19 de julio de 1955. Página 2.
UNIVERSIDAD DE HOLGUÍN
(Extensión Universitaria de la Nacional “José Martí”.)
AVISO
  Como es conocido por el público, la UNIVERSIDAD DE HOLGUÍN comenzará normalmente sus cursos en el mes de enero, en el Edificio del Instituto de Segunda Enseñanza de Holguín, en las horas comprendidas entre siete y once de la noche.
  Hasta ahora, las carreras que han sido aprobadas por el consejo Universitario, para ser impartidas en la Extensión Universitaria de Holguín son las siguientes: INGENIERÍA DE MINAS, INGENIERIA MECÁNICA, INGENIERIA AGRONÓMICA, CIENCIAS COMERCIALES Y PEDAGOGÍA.
  Se está considerando la posibilidad de implantar así mismo los estudios de IDIOMA MODERNO, VETERINARIO, OPTOMETRÍA y CARRERA ADMINISTRATIVA. Su implantación definitiva será determinada por el número de aspirantes, a ingresar como alumnos.
  Otras carreras pueden ser objeto de consideración inmediata por el Consejo Universitario, si se demuestra el interés de un mínimo de aspirantes a cursarlas.
  La extensión Universitaria de Holguín iniciará en SEPTIEMBRE cursillos para ingresar a algunas de las carreras en los casos previstos para sus planes de estudios.
  A fin de ofrecer una información detallada y recibir adhesiones de presuntos alumnos a las distintas carreras la Extensión Universitaria de Holguín, mantiene una OFICINA DE INFORMACIÓN, abierta de lunes a viernes de ocho a nueve y media de la noche en el Edificio del Instituto de Segunda Enseñanza de Holguín.
Pedro Peñaranda Díaz
Abogado
Edificio de la Cámara de Comercio
Apartado 246. Teléfono 401
Holguín Oriente   
Los siguientes pasos dados por el Dr. Pedro Peñaranda Díaz fueron: comenzar un proceso por lograr el reconocimiento oficial  de gobierno y la autonomía  como universidad. Y a la vez, durante los meses restantes de ese año, se dedicó a  la preparación de los futuros estudiantes.
En septiembre de 1956 se convocó a seminarios acerca de los planes de estudios en algunas de las carreras de los cursos previstos y ofertaron otros estudios, que fueron Cursos de Verano y Conferencias de especialistas; añadiéndole a éstos variadas actividades culturales: conferencias, teatro, conciertos, cine y exposiciones, que completaban el vasto empeño inicial.
Periódico Norte
Holguín, jueves 13 de octubre de 1955.
UN GRAN ACONTECIMIENTO HISTÓRICO:
  En la noche del pasado domingo se llevó a efecto la apertura del curso del Centro Universitario de Holguín, [Universidad privada] en el patio central del Instituto de Segunda Enseñanza, asistiendo a tan inolvidable acto una nutrida y selecta concurrencia.
  Presidieron el Rector de la Universidad Nacional José Martí Dr. José T. Oñate, el Rector del Centro Universitario de Holguín, Dr. Pedro Peñaranda Díaz, el Rector del Centro Universitario de Cienfuegos, Dr. Remigio Álvarez y el profesor de la escuela de Derecho del Centro Universitario de Holguín Dr. Antonio Díaz Fernández.
  Ocuparon además los estrados, entre otras personas, el Coronel Aquilino Guerra González, el Dr. Francisco Pérez Zorrilla, el Teniente Coronel Diez Díaz, el Dr. José Salazar Mir, Director del Instituto de Segunda Enseñanza; Dr. José Ceñal Cueto, tesorero y Profesor del Centro Universitario de Holguín, el Sr. Néstor Gálvez Varela, Presidente del Club Rotario; el Sr. Guillermo Ezpeleta, Presidente del Club de Leones, el Sr. Juan Hauke, Presidente de la Colonia China, el Ingeniero Jesús María Valdés Roig, el Dr. Francisco Trest; el Sr. Rafael Masferrer Landa, el Sr. Juan Vecino, el Sr. Andrés García Fernández, el profesor Eduardo Ochoa, el Dr. Manuel Caballero Fuentes, el Ingeniero Julio Mariano L., el Dr. González Machado y el Dr. Raúl Freyre Muñiz.
  Dio comienzo el solemne acto con las notas de nuestro Himno Nacional ejecutado por la Banda del Regimiento Calixto García, bajo la experta dirección del Tte. Valle.
   A continuación, el Rector del Centro Universitario de Holguín, Dr. Peñaranda Díaz usó de la palabra haciendo un breve resumen de la labor realizada en dos meses y días logrando una matrícula de más de 500 alumnos con la cooperación de estudiantes, profesores e instituciones.
  El profesor de la escuela de Derecho Dr. Antonio Díaz Fernández, tuvo a su cargo pronunciar la Oración Martiana que estaba encomendada al Dr. Rafael Díaz Balart, de modo excepcional por haber sido el propulsor de una Universidad para Holguín, y quien no pudo asistir al acto por haberse indispuesto. Brillantes fueron las palabras del Dr. Díaz Fernández demostrando el dominio que tiene de la palabra y de la tribuna, pues al producirse un corto circuito que dejó a oscuras el local durante algunos minutos, sin que por ello interrumpiera su brillante Oración Martiana.
  Por último, luego de unas palabras de saludos y de aliento, pronunciadas por el Dr. Luis Torres, Secretario del Centro Universitario de Cienfuegos, hizo uso de la palabra para dejar formalmente abierto el Curso 1955- 56, el Rector de la Universidad Nacional José Martí, Dr. José T. Oñate quien se refirió a la trascendencia de las Universidades privadas y a la importancia de la enseñanza técnica.
  Este acto someramente reseñado, fue verdaderamente de grandes proporciones y dejó demostrado que la Universidad de Holguín ha quedado definitivamente consolidada para el bien de Cuba.
La estructuración del Consejo de la Universidad del Norte de Oriente quedó integrada por 26 profesionales, todos, prestigiosas figuras de la sociedad holguinera.
Desde el primer día quedó acordado que solamente el Rector Dr. Peñaranda y el Secretario General, Dr. José Ceñal Cueto, eran los únicos que contaban con plazas remuneradas. El resto del Consejo Universitario (un vicerrector, un tesorero, un vicetesorero y tres decanos de las facultades de Pedagogía, Derecho y Filosofía y Letras) y el claustro de profesores, seleccionados de  las diferentes instituciones educacionales, empresas privadas o asociaciones profesionales, ofrecieron sus servicios voluntarios,.
 Quienes a continuación relacionamos son algunos de los profesores y otros integrantes voluntarios entre los que iniciaron la Universidad del Norte de Oriente:
·     Ingeniero Juan J. Treto Sobrado, profesor del Instituto Tecnológico, pionero de la Universidad “Martha Abreu” de Las Villas, técnico de un central azucarero en la zona. Vice- Rector  de la  Universidad.
·     Sr. Néstor Gálvez Varela, presidente de varias instituciones locales, apoderado del Banco Núñez. Tesorero de la Universidad.
·     Sr. Andrés García Fernández, funcionario de las principales instituciones bancarias cubanas y extranjeras asentadas en la ciudad. Vice- tesorero de la Universidad.
·     Dr. Oscar Tamayo Ruiz, decano del Colegio de Abogados de Holguín. Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad.
·     Dra. Matilde Anceau Beaufrend, vice-directora de la Escuela Normal para Maestros de Holguín. Decana de la Facultad de Pedagogía.
·     Dra. Rosa Blanca Ortiz Amengual, profesora en el colegio Los Amigos, de Holguín. Decana de la Facultad de Filosofía y Letras.
Una definición exacta de la misión concebida para aquella institución resulta difícil, por ello reproducimos fragmentos del texto del Dr. Peñaranda titulado: “La Universidad del Norte de Oriente: su historia, su justificación”.
Como primer principio se estipulaba que “ese centro rindiera una labor acorde con los factores típicos de la región”, por lo que se desprende que su labor esencial estaría acorde a las aspiraciones de los sectores sociales que propugnaron su surgimiento, acorde con su imbricación en la vida económica y social del territorio. Por lo anterior, se ampliaba que “(…) se orientará en mayor grado la preparación de técnicos que en días no lejanos cumplirán a cabalidad la tarea de estudiar en detalle las riquezas inagotables del Norte de Oriente, la de proyectar su mayor explotación y movilización y en definitiva, la explotación misma de esas riquezas, elevando de esa manera el nivel de vida de miles y miles de familias que viven miserables  sobre suelos ubérrimos”.
O lo que es lo mismo, que los objetivos fundamentales que se persiguieron  con la creación de la Universidad fueron: incrementar el desarrollo cultural de la región y buscar perfiles afines al desarrollo económico de la misma, “porque, [dejó por escrito el Dr. Peñaranda] no es suficiente intentar el logro de una mayor capacidad adquisitiva de la población, si no se prevé que se puedan satisfacer todas las necesidades posibles, incluso las del espíritu”.
Por lo anterior, además de las carreras que primeramente se aprobaron, fue necesario y conveniente implantar otras del gusto popular para sufragar los gastos que requerían el equipamiento técnico y los textos a utilizar por las primeras; entre esas, Filosofía y Letras, Idiomas Modernos, Educación Física, Deportes, Veterinaria, Optometría, Carreras Administrativas, Medicina y Derecho.
La Universidad comenzó a funcionar en enero de 1956 con una matrícula muy reducida, (disfrutando muchos de los beneficios de la dispensa del pago en razón de su pobreza), lo que hace evidente que la tarea fue ambiciosa y difícil. Y para que todo fuera peor, no contó con locales propios. Utilizaron como oficinas para la  Secretaría, las del Instituto de Segunda Enseñanza,  y como aulas, las de ese Centro y las del Colegio “Los Amigos”.
No tener aulas propias, la naturaleza de sus alumnos, que en gran parte eran trabajadores y las características del claustro, obligó que las labores docentes se realizaran en sesiones nocturnas, desde las siete a las once.
Por su parte las actividades extracurriculares de contenido cultural se desenvolvieron en los salones del Colegio Médico y en la sociedad El Liceo. Sin embargo esos inconvenientes no fueron suficientes para impedir que se desarrollaran los programas teórico- prácticos previstos con la calidad y responsabilidad requerida. Reseñadas por el Rector Peñaranda como muy comentadas y aplaudidas, fueron las conferencias de los doctores y hermanos  Rosa Blanca y César Ortiz Amengual, las del profesor de la Universidad de Kansas, Dr. Domingo Ricardo y el jesuita Padre Alberto de Castro.
La Universidad tuvo biblioteca propia con libros donados por personalidades e instituciones locales.

LO MAS POPULAR DE LA ALDEA